Enlaces accesibilidad

Centenares de personas se manifiestan en Madrid pidiendo el fin de la "masacre" en Gaza

  • La marcha de Madrid no estaba autorizada pero ha discurrido por las calles de Madrid
  • Han pedido el fin de la violencia y se han quemado banderas de Israel
  • Han detenido a un hombre que se ha encarado a la Policía y ha intentado agredirles
  • Intelectuales y artistas piden al Gobierno que llame a consultas al embajador israelí
  • En Melilla se han manifestado 3.000 personas y ha habido incidentes ante la Delegación

Por
Las protestas contra el ataque a Gaza se extienden
Mientras Israel continúa con su ataque sobre Gaza, que ya ha matado a más de 450 personas, las manifestaciones se repiten. En Madrid varios centenares de personas han participado en una marcha no autorizada en la que una persona han sido detenida. Se han producido además manifestaciones varios países. La marcha de Londres con más de 10.000 participantes ha sido una de las más numerosas.

La manifestación de Madrid ha seguido a una concentración ante el Ministerio de Asuntos Exteriores organizada por "Paz Ahora" y por el Partido Comunista y a la que han asistido, según los convocantes, 2.000 personas. Entre los presentes estaban Cayo Lara, nuevo coordinador general de IU, así como Francisco Frutos y Ángel Pérez.

En la marcha no autorizada que ha seguido a la concentración han participado palestinos, pero también personas de otros países, y en ella se ha gritado contra los ataques de Israel en la franja de Gaza y contra Estados Unidos.

Cuando la concentración superó la hora de duración, los convocantes comenzaron a pedir a los asistentes que poco a poco se fueran marchando, ya que el tiempo concedido por la Delegación del Gobierno había concluido. No obstante, varios cientos de ciudadanos palestinos decidieron continuar la marcha, así que se desplazaron hasta la Puerta del Sol.

Una vez en Sol, y siempre de modo improvisado, los manifestantes cortaron el tráfico y avanzaron por la Carrera de San Jerónimo, incluso se situaron en las mismas puertas del Congreso de los Diputados, donde cuatro furgones policiales cercaban el Palacio. No ha sido necesaria la intervención policial en ningún momento, pues los manifestantes simplemente hicieron una breve sentada para luego llegar al Paseo de la Castellana y avanzar hacia la estación de Atocha.

Marcha hacia las embajadas

Los manifestantes han llegado ante la Embajada israelí que estaba muy protegida por las fuerzas de seguridad que no tuvieron que actuar en ningún momento, ya que los manifestantes únicamente gritaron contra Israel y a favor de Palestina.

Se exhibieron pancartas, pañuelos y banderas palestinas y algunos se despojaron de sus zapatos, que para muchos árabes, desde que un periodista iraquí se los arrojara a Bush, se han convertido en símbolos de resistencia.

Las alusiones -"asesinos"- al presidente saliente norteamericano George W. Bush o al todavía primer ministro israelí, Ehud Olmert, se han mezclado con las voces enérgicas que denunciaban "el terrorismo sionista" y que reivindicaban la Intifada y la lucha del pueblo palestino.

Un detenido

La Policía Nacional detuvo a un ciudadano que previamente se había encarado con un agente, al que además intentó agredir, por lo que los antidisturbios tuvieron que reducirle y trasladarle a dependencias policiales.

También hubo quema de banderas israelíes, pero sin que la situación llegara a mayores.  Tras media hora y una oración, los manifestantes se dispersaron.

3.000 personas en Melilla

Más de 3.000 personas -unas 20.000 según la organización- se han manifestado esta tarde en Melilla al grito de "Israel asesino", en protesta por la ofensiva del Gobierno israelí en la franja de Gaza, en una marcha que ha concluido con incidentes protagonizados por grupos de jóvenes.

La manifestación, en la que han participado partidos políticos como PSOE o Coalición por Melilla y sindicatos como SATE, UGT y CCOO, se ha desarrollado por el centro de la ciudad autónoma bajo una lluvia que no ha evitado que se congregaran miles de personas de todas las confesiones religiosas, aunque principalmente musulmanes.

Incidentes y quema de banderas

La marcha estaba encabezada por un grupo de niños que portaban una bandera de Palestina y ha comenzado de manera pacífica, pero finalmente se ha saldado con una serie de incidentes, protagonizados por un grupo de jóvenes.

Estas personas, muchas de las cuales iban encapuchadas, se han puesto al frente de la manifestación y se han dirigido hasta la Delegación del Gobierno, donde algunos se han encaramado a la verja, custodiada por un importante despliegue policial.

El grupo de jóvenes ha quemado también una pancarta que simulaba la bandera de Israel y en la que podía leerse la frase "Muerte a los hebreos". Asimismo, se ha prendido fuego a otra tela con los colores de la bandera de Estados Unidos, mientras decenas de manifestantes gritaban "Bush asesino".

Al llegar a las inmediaciones de la Delegación del Gobierno y ante los incidentes que se estaban produciendo por parte de este grupo de personas, un portavoz de la organización ha recordado que la manifestación tenía unos fines pacifistas, por lo que ha pedido tranquilidad a los asistentes.

Tras el llamamiento a la calma, se ha procedido a la lectura de un manifiesto en el que la plataforma de organizaciones melillenses en defensa de Palestina han mostrado su repulsa por los ataques israelíes y ha pedido a la comunidad internacional que intervenga.

A lo largo del recorrido han podido leerse pancartas con frases como "Palestina somos todos", "Nazismo = Sionismo" o "Nosotros amamos la muerte como vosotros amáis la vida".

10.000 personas en Londres

Las manifestaciones al igual que los días pasados, se han repetido este sábado en varios países. En la que ha recorrido el centro de Londres han participado más de 10.000 personas, según ha informado la policía a AFP. Según los organizadores los participantes han sido 60.000 .

La marcha estaba convocada por la organización pacifista "Stop the War" y ha sido la más numerosa de este tipo desde las que se produjeron contra la guerra de Irak. Entre los manifestantes había personas muy conocidas como la cantante Annie Lennox, el ex alcalde Ken Livingstone y el diputado George Galloway.

Algunos manifestantes han lanzado zapatos contra la reja de entrada de la residencia del Primer Ministro, Gordon Brown, como protesta por la actitud del Gobierno ante la situación en Gaza.

"100 kamikazes" por cada muerto

La cantante Annie Lennox ha asegurado que la única salida a esta situaciónes un alto el fuego. "Para cada persona que muere en Gaza se han creado 100 kamikazes. Nos e trata solamente de Gaza, esto nos importa a todos", ha dicho la cantante a la cadena BBC.

Nadim Dimechkie, un escritor palestino-británico de 31 años, ha dicho a AFP que "la respuesta israelí es desproporcionada y provoca una gran cólera entre los jóvenes palestinos porque no se puede obligar a la gente a vivir en una prisión".

No sólo en Londres, también ha habido manifestaciones en Manchester, Edimburgo y Glasgow.

Manifestaciones en Oriente y Occidente

También ha habido marchas de protesta en países como Grecia o Francia y otros como Turquía.

Llamar a consultas al embajador

Intelectuales y artistas españoles han firmado un comunicado urgente para solicitar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que llame a consultas al embajador de España en Israel hasta que "se detenga la ofensiva criminal hacia Palestina".

Según informa Paz Ahora, los firmantes demandan además a la comunidad internacional que envíe fuerzas de interposición y obligue a negociar para que se logre una "paz justa" en la zona con la creación de dos estados y el derribo del muro por parte de Israel.

Cantantes y actores

Entre los cien artistas e intelectuales que suscriben el comunicado figuran el grupo Amaral, Javier Bardem, Pilar Bardem, Rosa María Sardá, Verónica Forqué, Fernando Colomo, Iciar Bollaín, Juan Diego Botto, Carmen París, Javier Corcuera, Mercedes Lezcano, Pilar Ordoñez y Rosa Regás, así como otros.

Declaran los firmantes su "indignación por la imagen falsa y distorsionada" que se está dando del conflicto palestino-israelí y aseguran que el detonante de la violencia es la ocupación israelí, que sigue avanzando e invadiendo territorios de los palestinos en lugar de replegarse a las fronteras del 67.

Los firmantes acusan a Israel de "humillar, detener, herir y matar" a personas todos los días en Cisjordania y de derribar casas y de negar a los palestinos el agua, la luz y el paso a los hospitales "mientras la comunidad internacional lo permite".

Así, "en nombre de la ética y la moral", exigen al Gobierno española que llame a consultas a su embajador en Israel como "prueba contundente" del rechazo a las acciones "desmesuradas" del ataque israelí, además de pedirle que negocie la entrada de informadores internacionales en toda la zona.

Noticias

anterior siguiente