Enlaces accesibilidad

Venecia resucita a Mickey Rourke

  • Su papel es fundamental en la película ganadora del León de Oro
  • Las reglas del festival impiden que los protagonistas de la cinta puedan ser galardonados

Enlaces relacionados

Por
El director estadounidense Darren Aronofsky, fotografiado con Mickey Rourke tras recibir el León de Oro en la 65 edición de la Mostra de Venecia. REUTERS DB/SAP
Tras 11 días de alfombra roja, 21 películas en competición e incontables entrevistas, sesiones de fotos y fiestas, el Festival de cine de Venecia se resume finalmente en un solo nombre: Mickey Rourke. La Mostra, que manera no oficial suele marcar el inicio de la temporada de premios que finaliza en los Oscar, será recordada por el papel que el actor interpreta en 'The Wrestler', la cinta de Darren Aronofsky galardonada con el León de Oro en la que Rourke interpreta su mejor papel.

'El rugido de Rourke', titula en su edición de este domingo el italiano 'Corriere della Sera'. La película sobre un luchador al final de su carrera profesional, cuando se sube a cuadriláteros de tercera categoría y su salud empieza a pasar la factura de los años de peleas, no por amañadas, menos brutales.

El premio a la película -que no al actor- sella la vuelta de Rourke tras una larga travesía por el desierto de Hollywood y los comentarios acerca de que está listo para deshacerse de esa imagen de mal chico y colaborar con los directores sugiere que lo mejor está por venir.

Para el bien de la película y de la interpretación ha servido la vida de Rourke, atípico actor que se dedicó durante años al boxeo profesional tras su gran lanzamiento cinematográfico en la erótica "Nueve semanas y media" (1986) con Kim Basinger.

Rourke ha reconocido que "desafortunadamente" tenía "muchos paralelismos" con el personaje, porque "hace quince años tiró a la basura" su carrera.

"Un hombre como yo es difícil de cambiar y yo no quería cambiar, pero tuve que hacerlo", ha declarado Rourke, en cuyo rostro permanecen las huellas de su paso por los cuadriláteros.

"Es el momento de mi vida para jugar al balón y convertirme en miembro de un equipo", añadía en una entrevista con la agencia de noticias Reuters.

El triunfo de Rourke y la unimidad entre público, crítica y jurado sobre la película de Aronofsky han conseguido salvar un festival sin mucho brillo. Sin embargo, la mayoría de los críticos han subrayado la mala calidad de la mayoría de las películas en competición y se han preguntado si podía achacarse a la huelga de guionistas de Hollywood, a algunos errores de casting o simplemente a la mala suerte.

Los diarios italianos señalan que la elección de 'The Wrestler' como mejor película puede convertir a Venecia en señuelo para películas estadounidenses y hacer que sus estrellas permitan que la Mostra pueda competir en el futuro con festivales como el de Toronto.

En la ceremonia de clausura, el presidente del jurado Wim Wenders sembró la polémica al criticar las reglas del festival, que impiden que la película ganadora del León de Oro consiga además los galardones a los mejores actores, sugiriendo así que Rourke merecía el título de mejor actor.

Noticias

anterior siguiente