Enlaces accesibilidad

Comer fruta y verdura ayuda a perder un 6% de peso, según un estudio

  • Su ingesta ayuda, además, a combatir la diabetes, dolencias cardiovasculares y el cáncer
  • El estudio señala que cada persona reacciona de modo diferente ante una dieta convencional
  • Las técnicas que combinan genética y nutrición tienen más éxito, según la experta
  • La tesis ha recibido el premio ABBOTT  por su aportación a la lucha contra la obesidad

Por
Los alimentos ricos en antioxidantes, como la fruta y las legumbres, ayudan a perder más de un 6 por ciento de peso cuando se incluyen en dietas hipocalóricas para el tratamiento de la obesidad, según un estudio de la Universidad de Navarra.

Esta información ha sido expuesta en la premiada tesis doctoral de Ana Belén Crujeiras, investigadora del departamento de Ciencias de la Alimentación, Fisiología y Toxicología del centro académico, que ha obtenido el Premio ABBOTT, convocado por la Fundación de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

Según destaca Crujeiras, la fruta y las legumbres tienen otras ventajas, y es que protegen contra el estrés "oxidativo", relacionado con enfermedades como la diabetes, dolencias cardiovasculares y el cáncer.

Esto se debe a la fibra que tienen estos productos, que mejora los niveles de colesterol y, a la disminución de la grasa corporal, según ha destacado la científica. Además, Crujeiras considera que esta investigación puede revertir positivamente en el desarrollo de estrategias terapéuticas individualizadas para tratar la obesidad.

Para la investigadora, cada persona puede reaccionar de un modo diferente a una dieta convencional, por lo que las intervenciones que combinan genética y nutrición tienen "más éxito". En este sentido, destaca que "aquellos genes que modifiquen su expresión según los nutrientes o alimentos ingeridos porían utilizarse  como posibles dianas terapéuticas para establecer recomendaciones dietéticas personalizadas en función de cada paciente".

Concretamente, Crujeiras ha señalado que los resultados del estudio manifiestan que los leucocitos, los glóbulos blancos,  podrían constituir una herramienta "útil y fácilmente disponible" para estudiar la expresión génica y poder así clasificar enfermedades e investigar los efectos de su tratamiento farmacológico y nutricional.

Noticias

anterior siguiente