Enlaces accesibilidad

Mariano Rajoy niega el desencuentro con Aznar: "No sé por qué ni quién dice eso"

       
  • El presidente de honor del PP llega una hora y media tarde y paraliza la inauguración
  •    
  • Aznar se ha mostrado frío con el que él mismo señaló como su sucesor en 2003
  •    
  • Después, se han encontrado en la Sala de Autoridades
  •    
  • Rajoy ha negado cualquier tipo de desencuentro: "no se quién ni por qué dice eso"
  •    
  • Todo sobre el Congreso del PP en nuestro especial

Por
Frío saludo de Aznar y Rajoy en el Congreso del PP en Valencia en 2008

Los gestos, suelen decir a menudo, dicen más que las palabras. Y en un congreso donde parece que todos han cerrado filas en torno a la figura de Rajoy silenciando las críticas de los últimos meses, los abrazos y los saludos se analizan al milímetro.

Eso es lo que ha pasado con la llegada del presidente de honor del Partido Popular, José María Aznar, que ha paralizado la actividad del Congreso con su llegada hora y media después de que comenzara la sesión plenaria de inauguración.

Todos los presentes se han levantado y han ovacionado al ex presidente del Gobierno, uno de los más aplaudidos de las tres primeras horas de cónclave popular.

Aznar ha ocupado su asiento tras saludar uno a uno a varios dirigentes populares, como Esperanza Aguirre o Soraya Sáenz de Santamaría. Después, tras saludar de pasada a Fraga, se ha abrazado a Ángel Acebes y ha estrechado fríamente la mano a Rajoy sin hablarse.

Sin embargo, Rajoy ha negado a los periodistas la polémica y ha querido quitar tierra al asunto: "No sé por qué dicen eso ni quién lo dice".

Después Rajoy y Aznar se han encontrado en la Sala de Autoridades. Primero ha llegado José María Aznar y después ha entrado Rajoy, según ha podido comprobar María Carou, la enviada de Radio Nacional al Congreso, aunque desde el PP niegan que se haya mantenido una reunión entre los dos. Una media hora después de que comenzara esta encuentro se incorporaba a la misma Javier Arenas.

El distanciamiento entre Aznar y Mariano Rajoy, que afirmó el pasado miércoles en Radio Nacional que su relación "es muy buena, pero no intensa", se ha hecho patente con la crisis interna que ha vivido el PP en las últimas semanas.

El frío saludo de este viernesconstata la distancia que mantienen ambos dirigentes desde hace tiempo, especialmente desde la marcha de San Gil y Ortega Lara.

Aznar rompió su silencio en la crisis interna del partido tras la marcha de la presidenta del PP vasco, María San Gil, para decirle a Rajoy que "siempre hay que contar con los mejores". Más tarde cuando se confirmó también la marcha de Ortega Lara, Aznar hizo saber, a través de un portavoz, que estaba "profundamente disgustado".

El último encontronazo ha sido la decisión de que José María Aznar y Manuel Fraga no intervengan el domingo en la clausura con Rajoy, sino el sábado.
Las razones que ha dado el PP para que Aznar hable mañana han sido de organización aunque la decisión ha sido interpretada como un intento de que el ex presidente del Gobierno no le haga sombra a Mariano Rajoy.

Ovación a Cospedal

Pero el acto de inauguración del XVI Congreso del PP, bajo el lema 'Crecemos Juntos' ha estado también lleno de otros gestos como la ovación que le han dado los compromisarios a María Dolores de Cospedal, la futura secretaria general del partido propuesta por Mariano Rajoy como su número dos.

Los compromisarios han avalado así la decisión del líder popular, después de que los líderes populares lo hicieran ayer con declaraciones a los medios de comunicación tras conocerse la noticia.

Cospedal ha sido recibida con una cerrada ovación del plenario en el que ha entrado pasadas las cuatro de la tarde abrazando a muchos de los presentes.

El más aplaudido, Ángel Acebes

Pero uno de los más aplaudidos esta tarde ha sido el todavía secretario general del PP, Ángel Acebes, que se ha despedido este viernes de su cargo para ser un "simple militante".

Acebes, que ha tenido palabras de agradecimiento para Rajoy, "por confiar en él cuatro años", para su equipo, "que muchos quisieran" y para su familia "por el apoyo de estos años", ha recibido el aplauso cerrado de todos los compromisarios tras acabar su discurso en el que ha reconocido que "ha podido cometer errores, pero que siempre ha dado la cara".

El aplauso ha sido tan largo que, como los actores de teatro cuando el patio de butacas sigue batiendo palmas, ha tenido que levantarse de su asiento. En primera fila, su esposa, que no ha podido reprimir las lágrimas, y sus dos hijos, han contemplado emocionados el apoyo del partido a Acebes.

El que dejará su testigo a María Dolores de Cospedal, de la que ha dicho que seguro que será "más constante, más justa y más valiente que yo", ha repartido también abrazos.

Aznar califica de "buenísimo" el discurso de Acebes

Los dos más efusivos han sido el que le ha dado a José María Aznar, que ha calificado el discurso de Acebes de "buenísimo", y al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que le ha dado hasta tres palmadas en la espalda.

También ha abrazado a Rajoy, a Mayor Oreja, con el que también se ha detenido más, y a Javier Arenas y Ana Pastor. También ha habido abrazo para María Dolores de Cospedal, la que será su sucesora. A Fraga, sin embargo, solo le ha estrechado la mano.

Noticias

anterior siguiente