Enlaces accesibilidad

Jadon Sancho y otros jugadores con los que sus exequipos hicieron una buena 'caja'

  • Varios futbolistas lograron aportar una gran rentabilidad a sus clubes después de realizar buenas temporadas
  • Todo sobre el mercado de fichajes en RTVE.es

Por
Coutinho, De Bruyne y Van Dijk, tres fichajes por los que se desembolsaron grandes cantidades
Coutinho, De Bruyne y Van Dijk, tres fichajes por los que se desembolsaron grandes cantidades EFE

El fichaje de Jadon Sancho por el Manchester United es tan solo una más de las grandes ventas de jugadores que ha hecho el Borussia Dortmund. El conjunto bávaro es uno de esos clubes que durante estos últimos años ha llevado a cabo una excelente gestión económica sobre la base de unas buenas negociaciones. Sin embargo, el equipo germano no ha sido el único que ha sabido aprovechar el encarecimiento del mercado de fichajes para sacar una buena rentabilidad por sus futbolistas.

Estos son algunos de los ejemplos más significativos de traspasos que dejaron grandes beneficios para sus antiguos clubes:

Harry Maguire:

El británico dio sus primeros pasos como futbolista en las categorías inferiores del Sheffield United, ciudad de la cual es originario. En el verano de 2017, el Leicester se hacía con los servicios del defensa por algo más de 13 millones de euros después de su gran temporada en el Hull City, equipo con quien ascendió en esa misma edición a la Premier League. Maguire llegaba a un conjunto en construcción, que venía de ganar la máxima categoría del fútbol inglés por primera vez en su historia la temporada anterior.

El aterrizaje del zaguero en Leicester trajo consigo dos temporadas a un gran nivel, en las que disputó casi la totalidad de los partidos habidos por jugar, y donde se proyectaría como uno de los grandes defensores en la escena del fútbol europeo. En agosto de 2019, el Manchester United decidió incorporar al jugador a sus filas por una cantidad de 87 millones de euros, convirtiéndose en uno de los centrales más caros de la historia del deporte rey.

Philippe Coutinho:

El centrocampista carioca sacó a relucir su talento como jugador en el Vasco de Gama brasileño. En 2010, el Inter de Milán incorporaba al jugador a sus filas. En el club nerazurri disputó una primera temporada en la que anotó un gol y dio dos asistencias. Sin embargo, al año siguiente se iría cedido al Espanyol. Su participación en el conjunto dirigido en aquel entonces por Mauricio Pochettino no pasó desapercibida. Coutinho llegó a disputar 16 partidos, en los que anotó 5 goles y dio una asistencia.

En la temporada 2012-13 se reincorporó al club italiano, donde disputó su última temporada bajo las órdenes de Andrea Stramaccioni. Fue entonces cuando el Liverpool se hizo con los servicios del futbolista por una cantidad de 13 millones de euros. Tras más de cinco temporadas en el equipo inglés al máximo nivel, con unos números de estrella (54 goles y 45 asistencias), el F.C. Barcelona oficializó su fichaje en el invierno de 2018 por 120 millones de euros más 40 en variables. El carioca es actualmente el cuarto fichaje más caro de la historia del fútbol.

Van Dijk:

El futbolista neerlandés inició su andadura en la élite profesional en la Eredivisie, donde debutó con el Groningen en el año 2011. Tan solo dos temporadas después, en 2013, el Celtic de Glasgow decidió firmar al zaguero para reforzar su línea defensiva. De hecho, en los dos años que jugó, fue incluido entre los once mejores futbolistas de la liga profesional escocesa.

En 2015, el Southampton se hizo con los servicios del central neerlandés al desembolsar una cantidad de 15 millones de euros. En el conjunto británico, Van Dijk terminaría de proyectar su talento demostrando su carácter y su liderazgo en la escena del fútbol europeo. Después de una gran temporada, donde además recibió el premio a mejor jugador de su club, el Liverpool decidió fichar al jugador en diciembre de 2017 por la simbólica cifra de 85 millones de euros. Actualmente es el defensor más costoso de la historia.

Kevin de Bruyne:

El belga comenzó su camino profesional en las filas del Genk, donde llegó a ser campeón de la primera división de Bélgica en la temporada 2010-11. Más tarde recalaría en el Chelsea, aunque en el conjunto inglés no llegó a disputar apenas minutos. Su falta de juego en el club londinense lo hizo aterrizar en el Werder Bremen, equipo al cual llegó en calidad de cedido.

Finalmente, en 2014, el Wolfsburgo desembolsó 22 millones de euros a los ‘blues’ para hacerse con los servicios del centrocampista belga. Fue en el conjunto germano donde volvió a destacar de nuevo, proyectando su talento y despertando el interés de grandes conjuntos europeos. Un año después de su llegada al país bávaro, el Manchester City pagó al Wolfsburgo 76 millones de euros para hacerse con los servicios del jugador.

Nicolas Pepé:

El delantero marfileño dio sus primeros en las categorías inferiores del fútbol francés con el Poitiers F.C. Continuó desarrollando su carrera en clubes galos como el Angers o el Orleans, aunque no terminaría de desprender su mejor fútbol hasta fichar por el Lille O.S.C.

El actual campeón de la liga francesa fichó al delantero en el año 2017, tras un acuerdo con el Angers por una cifra de 18 millones de euros. Ya en su primer año con ‘les dogues’, el futbolista logró anotar 13 goles vitales para la permanencia de su equipo en la máxima categoría. Durante sus dos temporadas en el Lille, anotó bajo su firma un total de 37 goles, que le sirvieron para colocar su nombre en la esfera de varios equipos en el viejo continente.

En agosto de 2019, cuando se rumoreaba sobre su posible fichaje por el Napoli, fue el Arsenal el que depositó 80 millones al club galo para incorporar al atacante a sus filas.
 

Deportes

anterior siguiente
-->