Enlaces accesibilidad
Vuelta 2020 | Etapa 5

La Vuelta arriba a Sabiñánigo y Sabiñánigo significa ciclismo

Por
Vuelta 2020 | Sabiñánigo es sinónimo de ciclismo

La localidad oscense es conocida como la cuna aragonesa del ciclismo y no es por casualidad.

Aquí nació hace casi 30 años la que hoy en día es considerada la marcha cicloturista más importante de la península ibérica, La (temida) Quebrantahuesos.

De los 358 valientes que se apuntaron en aquel 1991 se ha pasado a las casi 20.000 preinscripciones que se reciben ahora año tras año. Solo pueden participar alrededor de 8.000 corajudos pero eso significa que Sabiñánigo les acoge a ellos y a todos los familiares y amigos que les acompañan.

"La QH es hoy lo que es porque para un aficionado es la experiencia más parecida al profesionalismo que puede experimentar en España", explica Luis Ortega, integrante de Ciclored, la red social dedicada al cicloturismo con mayor seguimiento.

“Queríamos organizar una Marmotte en nuestro pueblo”

Todo nació de una visita de tres chavales del pueblo que decidieron participar en La Marmotte francesa durante los años 80.

"Legas allí y 6 mil o 7 mil corredores, un helicóptero que te filma… te quedas impresionado de verdad y ya empiezas a darle vueltas a la cabeza", confiesa Luis García Landa, uno de esos tres sabiñanenses que se inspiraron en la prueba alpina para tratar de crear algo parecido en el pirineo aragonés.

"Cuando ya teníamos todo diseñado, hasta el nombre en homenaje a un ave de la zona, enviamos más de 3.700 cartas de invitación a todos los clubes y peñas ciclistas que conocíamos de España y de Francia. Participaron finalmente 368 pero sabíamos que la gente había quedado satisfecha", añade.

"Al año siguiente vinieron el doble, y al siguiente el triple. El crecimiento fue exponencial y eso era lo que buscábamos para aportar nuestro granito de arena en una zona castigada por la crisis del cierre de fábricas y la despoblación", analiza.

Una muestra del éxito de aquella aventura de unos jóvenes es que ahora su pueblo está representado en la Vuelta a España gracias al corredor del Movistar Jorge Arcas.

"Antes cuando te preguntaban de dónde eras teníamos que decir que de al lado de Jaca para que situaran Sabiñánigo. Ahora ya no hace falta", concluye García Landa desde su tienda de bicis y taller de la Plaza de la Constitución donde este sábado viven él y su mujer (otra de las partícipes de aquella QH del 88) una jornada similar al de los días de fiesta.

Deportes

anterior siguiente