Enlaces accesibilidad

La justicia suiza revierte su decisión y Semenya no podrá defender su título en el Mundial de Doha

  • El tribunal al que recurrió la atleta tiene pendiente pronunciarse sobre el fondo del caso: las normas de la IAAF sobre testosterona
  • La sudrafricana denuncia discriminación porque no podrá competir en la categoría fememina de su prueba si no se medica

Por
Semenya, en una carrera del año pasado EFE

La sudaficana Caster Semenya no podrá defender su título de campeona de los 800 metros en Mundial que se celebrará en Doha después de que un tribunal federal suizo haya revocado su fallo por el que supendía cauterlamente las regulaciones de testosterona que la federación internacional de atletismo (IAAF) le impuso, y que la obligan a medicarse para poder competir en categoría femenina, según informan agencias de prensa citando fuentes jurídicas.

Semenya recurrió a la justicia ordinaria tras el fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que respaldó las regulaciones de la IAAF, que dicen que las atletas con diferencias en el desarrollo sexual pueden competir en distancias de 400 metros a una milla solo si toman medicamentos para alcanzar un nivel reducido de testosterona.

El pasado 1 de mayo, el TAS, con sede en Suiza, desestimó la apelación presentada por la atleta contra esa norma por considerarla discriminatoria contra las mujeres como ella que presentan rasgos hiperandrogénicos.

La IAAF dice que la norma es necesaria para preservar la "integridad" de la competición, es decir, para proteger a otras mujeres que no tienen ese físico que considera una ventaja competitiva.

La sentencia del TAS generó una oleada de críticas, desde organizaciones de defensa de los derechos humanos a la Organización Médica Mundial, e incluso de alguna de sus rivales.

De acuerdo a las reglas de la IAAF de nuevo en vigor, Semenya necesitaría mantener unos niveles de testosterona inferiores a 5 nanomoles por litro de sangre seis meses antes de una competición, hecho que solo podría lograr medicándose. Como el Mundial de atletismo próximo se celebrará entre septiembre y octubre, no podrá defender en las pruebas de mediofondo donde ha logrado tres títulos en esos campeonatos y dos en los Juegos, victorias abrumadoras en muchos casos.

Semenya, de 28 años y muy querida en su país, se ha mostrado contrariada tras la decisión. "Estoy muy decepcionada porque se me impide defender un título duramente conquistado, pero esto no me va a impedir continuar mi lucha por los derechos humanos de todas las atletas femeninas afectadas", señaló la atleta sudafricana, según una nota difundida por sus abogados en la que han dado a conocer el fallo de un juez del Tribunal Federal Supremo de Suiza, informa Efe.

Los letrados aclaran el proceso de apelación en sí sigue adelante. Semenya dice que no se la puede obligar a medicarse para alterar la producción natural de hormonas de su cuerpo.

Deportes

anterior siguiente