Enlaces accesibilidad
Río 2016

El valor de los diplomas en los Juegos Olímpicos

  • Desde Londres 1948 se reconocen a los que se quedan a las puertas de podio
  • Para Río 2016 se produjeron 37.347 diplomas olímpicos
  • Ander Elosegui ha conseguido tres de ellos consecutivos

Por
Ander Elosegui en la bajada de las semifinales de C1 en aguas bravas disputada en Río 2016. Se clasificó a la final y acabó octavo en el torneo olímpico.
Ander Elosegui en la bajada de las semifinales de C1 en aguas bravas disputada en Río 2016. Se clasificó a la final y acabó octavo en el torneo olímpico. EFE ab MOA

Poco o nada se habla en estos Juegos de Río de los diplomas olímpicos y el reconocimiento que ello supone. Un segundo o un metro puede separar un tercer puesto de un cuarto; es decir, una medalla de un diploma.

Al conseguir un diploma se deja de lado contar el trabajo que se ha realizado para llegar hasta ahí, como si fuese un auténtico fracaso. Hacerse con ese documento también tiene su sacrificio, un sacrificio de cuatro años. Cuatro años preparándose para la cita olímpica, para el mayor evento deportivo de todos los tiempos.

Tras cuatro años de preparación, a la hora de la verdad, muchas circunstancias pueden influir y/o privar de conseguir la ansiada presea. La suerte juega su papel y por ello merecen todo el respeto los que consiguen el diploma. La medalla siempre es un sueño a conseguir pero hacerse con un diploma en tres Juegos consecutivos también tiene su mérito.

Que se lo digan a Ander Elosegui, el piragüista que ha terminado entre los ocho primeros clasificados en las últimos tres citas olímpicas. Tres participaciones y tres diplomas con sello verde. Terminó como cuarto en Pekín 2008 y Londres 2012, y en Río de Janeiro finalizó en el octavo puesto. “No está tan mal”, afirmó a ETB el palista tras terminar la final de C1 en aguas bravas, pero que está triste por los dos errores que cometió y que le privaron de medalla.

Tres diplomas que difícilmente superan una medalla pero que sirven para reconocer el recorrido regular del irundarra, y lo complicado que resulta terminar entre los ocho mejores en tres Juegos consecutivos. Acumula más insignias olímpicas que los tres piragüistas que se subieron al podio en su modalidad (Denis Gargaud, Matej Benus y Takuya Haneda).

¿Desde cuándo?

El diploma olímpico es una distinción que se entrega desde los Juegos Olímpicos de Londres 1948, aunque desde siempre se ha entregado a los tres primeros que también consiguen la ansiada medalla. Sin embargo, desde la cita en la capital británica empezaron a valorar los deportistas que lograban puntuar en las pruebas; es decir, el cuarto, el quinto y el sexto puesto. Desde Atlanta ’84 también reciben ese galardón el séptimo y el octavo puesto.

Una treintena de deportistas o equipos españoles han conseguido puntuar en sus respectivas pruebas. Una treintena de deportistas que han finalizado los Juegos Olímpicos entre el cuarto y el octavo puesto de entre todos los participantes.

Para Río 2016, se dice que se produjeron 37.347 diplomas hechos en la Casa de la Moneda de BrasilEl documento tiene sellado los cinco anillos olímpicos y el logotipo de Río 2016. Además de ello, lleva impreso el nombre del deportista y el lugar que ocupó en su modalidad. Y según el puesto, el sello será de color oro, plata, bronce o verde (del cuarto al octavo). El diploma va firmado por el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, y del presidente del comité organizador de los Juegos de Río de Janeiro, Carlos Arthur Nuzman.

Deportes

anterior siguiente