Enlaces accesibilidad

Los Seahawks detienen a Manning y ganan la Super Bowl

       
  • Los de Seattle han ganado 43- 8 para reclamar su primer título de Super Bowl
  •    
  • Malcolm Smith que se ha convertido en MVP del partido
  •    
  • Bruno Mars y la banda Red Hot Chili Peppers han amenizado el descanso

Por
Marshawn Lynch de los Seattle Seahawks corre una pelota durante la Super Bowl de 2014. Christian Petersen/Getty Images/AFP

La feroz defensa de los Seattle Seahawks ha cerrado el paso a los Broncos de Denver y su quarterback de record Peyton Manning en una derrota 43 a ocho para reclamar su primer título de Super Bowl. El cantante Bruno Mars y la banda Red Hot Chili Peppers han amenizado el descanso en el santuario de los Gets y los Giants en Nueva York.

Los de Seattle transformaron dos intercepciones en touchdowns en el segundo cuarto para despuntarse con una insalvable ventaja de 22-0 en el intermedio. La segunda de ellas fruto de una intercepción devuelta desde las 69 yardas por el linebacker Malcolm Smith que se ha convertido en MVP del partido. No en vano los Seahawks tienen la defensa mejor valorada de la Liga de Fútbol Nacional de Estados Unidos (NFL).

"Tenemos un equipo increíble", ha dicho el entrenador de los Seahawks, Pete Carroll, en la presentación del Trofeo Lombardi en el campo MetLife Stadium. "Estos chicos no podrían haber hecho otra cosa que ganar este partido".

Doce segundos para marcar la diferencia

La amplia victoria comenzó cuando el reloj solo contaba 12 segundos de competición dando al equipo una seguridad de dos puntos sobre los novatos de Denver que jugaban su primera final de liga.

Después de la patada de saque de los Broncos, Percy Harvin solo necesitó otros 12 segundos para anotar, corriendo 87 yardas hasta la zona final para confirmar la ventaja de su equipo con 29 puntos a cero.

Manning, rendido ante la orquesta de Wilson

El quarterback de segundo año Russell Wilson, que lidera al segundo equipo más joven en jugar en un Super Bowl, se convirtió en centro de todas las miradas completando 18 de 25 pases para las 206 yardas, dos touchdowns y terminando el partido sin intercepción alguna.

Por contra, la actuación de Wilson y su equipo ha dejado en evidencia al cinco veces Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL Peyton Manning, que ha establecidos récords de liga para la mayoría de los pases de touchdown y yardas por pase en una temporada. Manning fue estrangulado en el primer cuarto por la estrategia del Seattle que optó por cerrar la defensa contra los receptores de Denver y embestirles cuando atrapaban la pelota .

Los Broncos pierden apuntándose records

Cuando los de Denver quisieron darse cuenta e intensificaron sus pases a Manning, este se precipitó en intercepciones que ayudaron a los Seahawks a romper las líneas de los Broncos y abrir el juego .

Aun así, Manning logró establecer un récord de Super Bowl con 34 pases completos. Su compañero de equipo Demaryius Thomas estableció el récord para las recepciones con 13 bolas bien recogidas.

Bruno Mars calienta el descanso a ritmo de soul y rock

Con el partido casi firmado en el descanso llegó el momento del famoso intermedio de la Super Bowl. Un cuidado estilismo retro, una banda llena de energía y una particular mezcla de soul y rock sirvieron al cantante Bruno Mars, encargado de amenizar la velada en Nueva York, para cautivar a la millonaria audiencia del encuentro.

Tras una breve introducción a cargo de un coro de niños, un espectacular solo de batería sirvió para abrir el fuego y dar paso rápidamente al gran éxito "Locked Out of Heaven" que sin descanso condujo al segundo hit del cantante "Treasure". Pero lo mejor llegó cuando Mars demostró su capacidad para fusionar el soul, el pop y el rock integrando en su espectáculo a los Red Hot Chili Peppers.

La banda de Anthony Kiedis y Flea puso a saltar a todo el estadio Metlife con su clásico "Give it Away".

Antes del partido, la música corrió a cargo de Queen Latifah, que cantó la patriótica "America the Beautiful" y de la soprano Renée Fleming, que se ocupó del himno nacional.

4 millones de dólares por 30 segundos en pantalla

La publicidad, que es habitualmente junto a la música el gran atractivo de la retransmisión del Super Bowl más allá de lo deportivo, tampoco defraudó este año. Los más de 100 millones de personas que se sientan ante el televisor para disfrutar del encuentro son el objetivo de las empresas más potentes del mercado, que este año pagaron hasta 4 millones de dólares por 30 segundos en pantalla.

Muchos anunciantes optaron por rostros conocidos, desde Arnold Schwarzenegger en una peculiar partida de ping pong para una marca de cerveza, a la polémica intervención de Scarlett Johansson promocionando una marca de soda.

Nueva York se rinde a los encantos de la Super Bowl

Ya de por sí inmenso, el circo que rodea al Super Bowl fue aún mayor este año por disputarse en Nueva Jersey, a apenas unos minutos de Nueva York. La combinación entre el mayor espectáculo deportivo de Estados Unidos y la Gran Manzana atrajo a la ciudad a cientos de miles de aficionados y permitió un sinfín de actividades y fiestas paralelas.

El exfubtolista David Beckham, el cantante Paul McCartney o actores como John Travolta, Kevin Costner o Michael Douglas se dejaron ver en los palcos VIP del estadio MetLife en East Rutherford (Nueva Jersey), a un paso de la ciudad de los rascacielos.

Deportes

anterior siguiente