Enlaces accesibilidad
Tenis | Master 1000 de Miami

David Ferrer cae con honores ante Murray en la final del Master 1000 de Miami

  • El escocés vence al español en el tie-break del tercer set [6-2, 4-6 y 6-6 (1-7)]
  • Los dos jugadores acaban exhaustos después de casi tres horas de partido
  • Es la segunda vez que Murray vence en la ciudad en la que reside

Por
Andy Murray vence a David Ferrer en la final de Miami

El tenista español David Ferrer no ha podido adjudicarse el segundo Master 1000 de su carrera y ha caído en la pista de Miami a manos de Andy Murray. La final ha tenido que decidirse en la muerte súbita del tercer y definitivo set después de casi tres horas de un enorme desgaste físico.

Ferrer, que se adelantó en el partido al ganar el primer set, dispuso de una bola de partido en el último juego pero el ojo de halcón privó al de Jávea de la victoria tras un mal calculo del alicantino.

El británico Andy Murray salvó un punto de partido y se hizo por segunda vez con título en el Masters 1000 de Miami al vencer hoy en la final al español David Ferrer por 2-6, 6-4 y 7-6 (1), victoria que le proporcionará aparecer mañana lunes como segundo del mundo. En un partido plagado de errores y con 15 roturas, siete de ellas en el tercer parcial, donde Ferrer tuvo que ser atendido tres veces por calambres, el británico conquistó el segundo título del año (Brisbane) y el 26 de su carrera.

Nada más arrancar el choque, el español tuvo que levantar dos bolas de break para apuntarse el primer juego. A este juego le siguió la primera rotura a favor del de Jávea que hacía que el primer set se encarrilara a su favor.

Esta primera manga iba camino de un escandaloso 6-0 pero en el sexto juego Murray tiró de orgullo para conseguir su primer juego al servicio. El set acabaría finalmente con el break de Ferrer en el octavo juego (6-2), el tercero que hacía, que le concedía empezar sacando en la segunda manga.

Ese primer saque fue difícil para el español. Tuvo que salvar una bola de break de Murray para ganar ese primer juego pero su juego ya no era tan fino. De hecho el escocés consiguió tres juegos seguidos a continuación que le pusieron por delante en el set (1-3).

La oportunidad de Ferrer llegó en el octavo juego. Se venía de un juego anterior en el que el español tuvo que sufrir para mantener su saque con espectaculares y su tesón le hizo romper el servicio del británico.

Se empataba la manga pero Murray acabó rápidamente con las dudas al devolver el break en el siguiente acto. Con su saque cerró la manga (4-6).

Carrusel de roturas en el tercer y definitivo set

Por impropio de una final de Master 1000 que pareciera, la tercera manga se caracterizó por la cantidad de juegos que se ganaron al resto, nada más y nada menos que ocho.

Hasta el séptimo juego todos los juegos se decidieron gracias a la rotura del servicio. Con 3-3 en el marcador, David Ferrer fue el primero en asegurar su saque para colocarse 4-3 en la manga.

Murray respondió asegurando igualmente su servicio y en el noveno juego llegó un momento clave. La derecha de Ferrar no funcionó y Murray aprovechó la primera bola de break del juego (era la decimoquinta del partido para el escocés) para colocarse 4-5 y optar a ganar la final con su saque.

Sin embargo Ferrer supo rehacerse para devolver el golpe de la rotura y aferrarse a la final con todas sus fuerzas, a pesar de que ya había pedido en dos ocasiones los servicios del masajista del torneo.

Una serie de buenos saques permitieron a Ferrer adjudicarse el undécimo juego para colocarse 6-5 arriba. Ahora la presión estaba en Murray y en su servicio, tanto que se llegó al deuce y a un match ball para Ferrer que tuvo que decidir el 'ojo de halcón'. En la tensión máxima que se vivía Murray se movió como pez en el agua y logró ganar el juego para mandar la final al tie-break (6-6).

En la muerte súbita no hubo enfrentamiento. Ferrer reventó físicamente y los calambres le abordaron. Fue así como el británico Andy Murray lograba imponerse y sumar su segundo Master 1000 de Miami.

Deportes

anterior siguiente