Enlaces accesibilidad

Londres 2012 | Lucha

Maider Unda, bronce en lucha: "No sé si creérmelo, pero ya es mía, ya ha llegado"

  • "Hay mucha diferencia entre contar una medalla olímpica y un quinto puesto"
  • "No sé si voy a seguir. Eso sí, son mis últimos Juegos", reconoce Maider Unda
  • "Que se pare el mundo que hemos hecho historia", dice su técnico Luis Crespo

Por
Maider Unda celebra la medalla de bronce conseguida en Londres con sus entrenadores.
Maider Unda celebra la medalla de bronce conseguida en Londres con sus entrenadores. REUTERS REUTERS

En Atenas no pudo ser por culpa de una inoportuna lesión y en Pekín se tuvo que conformar con un quinto puesto, pero en Londres la luchadora española Maider Unda no dejó escapar su sueño y se colgó su primera medalla olímpica. Unda ha logrado la medalla de bronce.

"Ya la tengo. Es mía. No sé si me lo creo o no me lo creo. Ya ha llegado y ahora toca disfrutarla", fue lo primero que dijo la vitoriana, de 35 años, mirando con orgullo e incredulidad la medalla de bronce que lucía en el pecho.

Un éxito de una deportista que se ha abierto camino casi sola en una disciplina con poca tradición en España y ha conseguido el primer podio olímpico del país en lucha y el décimo en los Juegos Olímpicos de la capital británica.

"No sé cómo lo vive la gente que no está en este deporte, pero es muy duro. Hay una gran diferencia entre contar con una medalla olímpica y un quinto puesto; hay una gran diferencia", aseguró Unda.

Se saca la espina de Pekín

Con la cara roja aún por el esfuerzo realizado, pero una sonrisa radiante en el rostro, esta alavesa, que tras el quinto puesto en Pekín y una lesión importante el año pasado, parecía despedirse definitivamente de su sueño, consiguió la medalla de bronce al ganar a la bielorrusa Vasilisa Marzalyuk en dos asaltos.

"El último combate fue muy importante psicológicamente. Sabía que tenía que estar encima de ella porque ella debía estar más cansada que yo, y tenía que cansarla más. En el primer asalto he entrado muy fuerte y me he crecido. El segundo me ha costado bastante", explicó.

A pesar de la dureza, Maider Unda reconoció que prefería antes a la bielorrusa como rival que a la sueca Jenny Fransson y la camerunesa Annabel Laure Ali, las otras dos posibles oponentes que cayeron ante Marzalyuk.

La luchadora alavesa explicó que la medalla es el premio a un esfuerzo labrado durante muchos años, a veces con más sinsabores que alegrías y sobre todo con mucho sacrificio.

"El año pasado (en el que sufrió una lesión de menisco y ligamentos de rodilla) fue muy complicado. Sobre todo llegar al Mundial y no clasificar. Sabía que este año iba a ser muy duro desde el principio pero ha merecido la pena", señaló Unda.

Sus últimos Juegos Olímpicos

Con la medalla colgada del cuello y su sueño cumplido, la vitoriana admite que este éxito pone el punto y final a su carrera olímpica, aunque deja una puerta abierta a la deportiva. "No sé si voy a seguir. Eso sí, son mis últimos Juegos. Pensar que voy a sufrir tanto para otra clasificación... ¡Uf!", exclama expresivamente la vasca.

Además, destaca lo difícil que ha sido imponerse a otras competidoras de potencias en este deporte como Japón o Kazajistán y no solo por los recursos. "Nuestra mentalidad no tiene nada que ver con la mentalidad oriental. Su mentalidad es sufrir, sufrir, sufrir, y a nosotros nos cuesta mucho sufrir", destacó.

"Este es un buen ejemplo de lo que hay que sufrir en la vida. La capacidad de superación que te da esto hace que la vida se haga mucho mas fácil", añadió Unda, la primera luchadora española en conseguir un podio olímpico, éxito que espera que ayude a impulsar este deporte en la sociedad.

"Que se pare el mundo", dice su técnico

Luis Crespo, entrenador de Maider Unda, flamante medalla de bronce en lucha en los Juegos Olímpicos de Londres, ha reconocido que han "hecho historia" tras lograr el primer metal de este deporte en unos Juegos Olímpicos y dedicó el éxito de su pupila "a toda la gente" que les apoyó en su trabajo.

"Que se pare el mundo. Hemos hecho historia y es el momento de acordarnos de toda la gente que ha estado con nosotros y creer en el modelo con el que hemos estado trabajando", manifestó Crespo tras la conquista del bronce.

El técnico, electricista de profesión y su entrenador de toda la vida, recordó las dificultades que han tenido que pasar para llegar a los Juegos en óptimas condiciones. "Entrenamos en Vitoria. Este año ha sido muy complicado porque Maider venía de una lesión bastante grave y llegó justa al primer clasificatorio para el Mundial", dijo.

Electricista y entrenador de Maider Unda

Crespo compagina su trabajo en 'Instalaciones y Montajes Eléctricos Delvalle Aguayo' con la preparación de Maider Unda, quien ha dedicado muchas horas al día para llegar a tono. "Hace 12-13 sesiones semanales. Todos los días menos el domingo. Perfecto es poco. Es gente especial, no está al alcance de cualquiera", indicó.

"Esto es el trabajo de muchos años. Tiene el mejor currículum de la historia de España hasta ahora y con esto aún mas. Es la primera medalla de la lucha olímpica", recordó un pletórico Crespo.

"¿Decís que se retira? Esto seguro que le da alas, pero no lo hemos hablado todavía", sentenció el entrenador Luis Crespo, quien desde hace tres años "tiene una reducción de jornada" para dedicarse a la preparación de Unda.

El seleccionador, pletórico

El seleccionador nacional de lucha, Francisco Barcia, se mostró exultante por el bronce logrado este jueves por la luchadora española Maider Unda, el primero de la historia para España de este deporte en unos Juegos, tras derrotar a la bielorrusa Vasilisa Marzalyuk en el combate por el tercer puesto de Londres 2012, disputado en el pabellón EXCEL, un complejo ferial al este de la capital británica.

"Teniendo dos combates tan seguidos no te da tiempo a recuperar. Por eso, le decíamos que llevara la iniciativa porque era la única forma de poder meterle presión para que se equivocara la bielorrusa. Así ha sido un poco, que no ha podido defender las entradas que ha hecho Maider", explicó Francisco Barcia sobre la táctica contra su rival.

Barcia dijo que el objetivo de la delegación española era "luchar por las medallas y conseguirla". "Estoy supercontento. Es la primera vez que la lucha consigue una medalla olímpica. Hemos traído a una deportista, y una medalla. Más no se puede pedir", subrayó.

Deportes

anterior siguiente