Enlaces accesibilidad

Las otras Semenya

  • En el atletismo han sido numerosos los casos de mujeres con exceso de testosterona

Por
El caso de la sudafricana Caster Semenya no es el primero en el que la sexualidad del o la atleta ha sido puesta en duda. La historia olímpica está llena de ejemplos, especialmente de mujeres que tienen una testosterona muy superior a la media.

  • Posiblemente el caso que más se recuerde es el de la alemana Heidi Krieger, que años más tarde se convertiría en Andreas Krieger.  Los médicos de la antigua República Democrática Alemana le suministraron una gran cantidad de hormonas masculinas desde los 16 años que le causaron tanto daño a su organismo que terminaron convirtiéndola en un hombre.

  • El caso de su compatriota Yvonne Buschbaum, considerada una de las mejores atletas en salto con pértiga de su tiempo, nada tuvo que ver con hormonas ni otras sustancias prohibidas. Decidió cambiar de sexo porque según explicó "desde hace mucho tiempo me siento en un cuerpo ajeno y los que me conocen lo ven tan claro como yo. Soy un hombre en un cuerpo de mujer".

  • La atleta india Santhi Soundarajan tuvo que devolver su medalla de plata en los 800 metros de los Juegos Asiáticos en diciembre de 2006, después de que la organización determinara que no tenía las características de una mujer (presentaba un número más elevado del permitido de cromosomas Y) y la prohibiera competir en el deporte profesional. A partir de ese momento la india pasó un clavario, hasta que meses después intentara suicidarse sin éxito. Santhi resultó ser un caso falso de hermafroditismo, ya que posee algunos genes maculinos y su cuerpo produce testosterona, pero su cuerpo tiene los atributos y condición física de una mujer.

  • María Amparo Torre-Madé nació en Barcelona en 1923 y fue mujer hasta los 19 años. Brilló en atletismo y cosechó varias medallas, sin embargo sus padres la llevaron al médico porque ella decía sentirse atraída por las mujeres, cosa que no era bien vista en aquella época. Los médicos determinaron que era un hombre, ya que no le había llegado el periodo ni había desarrollado los pechos. Después de la operación, se hizo llamar Jordi.

  • Pocos son los casos de cambio de sexo de hombre a mujer, como el Robert Millar, uno de los mejores cilcistas escoceses de todos los tiempos, quien hace seis años reapareció como Philippa York. En 1992 fue protagonista de un caso de dopaje y fue descalificado por un exceso de testosterona. En 2003 apareció como mujer y llamándose Philippa York.

  • El primer caso documentado de sexualidad ambigua en el deporte fue el de la atleta polaca Stanislawa Walasiewics. Fue campeona olímpica y batió varios récords mundiales. Sin embargo su condición se conoció cuando le fue practicada una autopsia tras haber muerto, cuando tenía 64 años. Según los médicos la polaca tenía órganos sexuales masculinos y femeninos.

Deportes

anterior siguiente