Enlaces accesibilidad

Pasaban: "Ahí arriba se siente el cariño de la gente"

Por
Al filo - Edurne Pasaban, emocionada llegada a España
Edurne Pasaban por fin está en casa. Después de la coronación de su duodécimo ochomil, el Kanchenjunga, seguida de un dramático descenso, la alpinista española comienza a vislumbrar el fin de una expedición con sabor agridulce, que a punto ha estado de convertirse en tragedia.

"Muchas gracias a todos", ha dicho emocionada a su llegada al aeropuerto de Barajas (Madrid), donde ha sido recibida con ramos de flores y entre una gran expectación. Con ella iba su compañero Álex Chicón, con el que ha puesto rumbo a Zaragoza en ambulancia para ser tratados de las congelaciones por el doctor Kiko Arregui.

"Desde ahí arriba he sentido el cariño de toda España", ha afirmado Pasaban, que ha dedicado la mayoría de sus emotivas palabras a los agradecimientos, dirigidos a sus amigos, a sus compañeros de viaje, a sus patrocinadores y, como no quería olvidarse de nadie, le ha dicho "gracias" a todo el país porque "las personas", ha dicho, "son lo más importante".

La alpinista ha recordado los buenos y, sobre todo, los malos momentos que ha pasado en el Kanchenjunga. En un emocionado discurso, Pasaban ha reconocido haber vivido "los momentos más difíciles" de su vida en un complicado descenso. Incluso, ha reconocido que llegó a decir "basta" y esperó resignada a no regresar viva de la montaña.

Chicón: "Fue más valiente que yo"

Pero ahí estaba su equipo, el que la rodea en todas sus aventuras y que ha demostrado que siempre estará ahí. "Cuando Edurne dijo que quería quedarse allí, nos volcamos con ella, porque tenía fuerza", ha afirmado Álex Chicón, que ha relatado cómo se echó a Edurne al hombro durante 200 metros arriesgando su propia vida.

No obstante, Chicón se ha restado importancia y ha elogiado a Pasaban. "Fue más valiente que yo", ha afirmado, tras explicar que la proeza es de todos, del equipo de 'Al filo de lo imposible', que ha conseguido superar un nuevo reto.

Una vez en la ambulancia, Pasaban ha pedido tiempo para situarse y recuperarse antes de pensar en continuar con su proeza. "Anoche estaba durmiendo en el campo base y hoy estoy aquí", ha dicho todavia extasiada por la experiencia y sorprendida por el intenso calor que hoy azotaba a Madrid.

Entre aplausos, Pasaban se ha despedido emocionada tras su primer contacto con la realidad después de una de las experiencias más impactantes de su vida, la que le ha llevado a alcanzar la tercera cima del mundo, un paso más para conseguir su objetivo, coronar los catorce 'ochomiles'.

Deportes

anterior siguiente