Enlaces accesibilidad

Triplete ruso en tenis femenino

  • Elena Dementieva, campeona tras derrotar a Safina por 3-6, 7-5 y 5-3.
  • El podio integramente ruso lo completa Zvonareva, que venció a la China Na Li en el partido por el bronce

Por
La rusa Elena Dementieva, que fue bronce en Sydney 2000, se proclamó campeona olímpica en Pekín 2008 tras imponerse en la final individual femenina del torneo olímpico de tenis a su compatriota Dinara Safina por 3-6, 7-5 y 5-3.

La moscovita, séptima jugadora del circuito, tardó una hora y 40 minutos en doblegar a su compatriota, que ofreció una fuerte resistencia y que se adelantó en el marcador tras adjudicarse el primer set. Dementieva aplacó el ímpetu con el que inició el choque Safina, que desperdició un puñado de ocasiones para encarrilar el segundo set y cerrar el encuentro.

En el desempate, la vencedora adquirió una clara ventaja aunque su rival equilibró. La rotura en el séptimo juego fue ya insalvable para Safina, que no pudo evitar el triunfo de Dementieva.

El título olímpico es el décimo que logra Dementieva y que añade al obtenido este año en Dubai y que completan el palmarés que resumen los éxitos en Estambul, Moscú, Tokio, Los Ángeles, Hasset, Amelia Island, Bali y Shangai.

Hasta los Juegos de Pekín, el tenis femenino ruso había sumando una única medalla olímpica, la plata conquistada en Sydney 2000 por Dementieva.

Zvonareva completa el triplete

Vera Zvonareva se impusó en el partido por el bronce a la china Na Li, por 6-0, 7-5 en una hora y diez minutos. Zvonareva, novena cabeza de serie del cuadro, se adjudicó sin problemas la primera manga, ante la desesperación del numeroso público que había acudido al centro de tenis de Pekín para ver una medalla local.
En la segunda Li opuso más resistencia, comenzó rompiendo el saque de la rusa y pareció que podía forzar una tercera manga. Pero Zvonareva no quería dejar solas a sus compatriotas en el podium y reaccionó para terminar por adjudicarse la manga.

Deportes

anterior siguiente