arriba Ir arriba

Israel ha emprendido una ofensiva diplomática tras la resolución del consejo de seguridad de la ONU que condena los asentamientos en territorios ocupados. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, no acepta los términos de esa votación y acusa de estar detrás a la administración de Obama. Por primera vez, Estados Unidos se abstuvo y la resolución salió adelante. El Gobierno israelí llamó este domingo, día de Navidad, a los embajadores de diez de los 14 países que votaron a favor de la resolución de la ONU, entre ellos España. Según fuentes diplomáticas españolas, en el encuentro el gobierno israelí expresó su "decepción" porque España votara a favor. La delegación española cree que que la resolución es equilibrada: condena los actos de violencia y también los asentamientos colonos. En ningún momento se anunció represalias contra España, según esas mismas fuentes.

Este martes Mariano Rajoy oficializa la despedida de la presidencia rotatoria que ostenta nuestro país en el Consejo de Seguridad de la ONU hasta el 31 de diciembre. Lo hace en un debate abierto sobre la trata de seres humanos en países en conflicto cometida por grupos terroristas como Daesh o Boko Haram. Además, Rajoy condecorará por su labor en la organización al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon (20/12/16).

El Consejo de Seguridad de la ONU va a votar un proyecto de resolución que exige el despliegue de observadores internacionales en la ciudad de Alepo. Sobre el terreno, se confirma un nuevo acuerdo para evacuar a los civiles sitiados en ambos bandos. Pero de Alepo no ha salido nadie, y hay noticia de nuevos incidentes que complican la evacuación.
 

Hoy es el Día Internacional del Migrante. El último caso dramático llega desde Croacia. La policía ha encontrado a 62 personas dentro de una furgoneta, en un estado de salud muy deteriorado. Trataban de llegar al norte de Europa burlando el cierre de las fronteras.

Las guerras, el hambre, la degradación medioambiental hacen que 244 millones de personas vivan fuera de sus países, muchas veces en condiciones infrahumanas.