Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha decidido, por 8 votos a 7, apartar al juez José Ricardo de Prada del tribunal que juzgará el caso de los papeles de Bárcenas y la supuesta caja B del Partido Popular. La razón es que el magistrado ya participó en la sentencia que condenó al PP por su contabilidad paralela. La recusación de De Prada había sido solicitada por el Partido Popular y por el extesorero del partido, Luis Bárcenas.

El juicio por el borrado de los portátiles se ha reanudado este jueves en el Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, donde han declarado como testigos el extesorero del PP Luis Bárcenas y la ex secretaria general del mismo partido María Dolores de Cospedal.

Bárcenas ha asegurado que los discos duros que destruyó el PP eran suyos y que guardaban información de la supuesta caja B del partido, versión que contradice a la pronunciada por el partido, que ha declarado como acusado. En su declaración, Cospedal ha asegurado que ella no mandó borrar los ordenadores.

Versiones opuestas en el juicio por la destrucción de los ordenadores que el extesorero del PP Luis Bárcenas usaba en la sede de la formación. Bárcenas, que ha declarado este jueves como testigo, ha insistido en que los equipos eran suyos y que contenían información de la llamada caja B del partido, mientras que los acusados -entre ellos el propio PP como persona jurídica- han defendido que los equipos no eran del exdirigente 'popular', que no contenían "absolutamente nada" y que se cumplió con los protocolos legales para su borrado.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha asegurado en el juicio por la destrucción de sus ordenadores en la sede del PP que en uno de ellos había notas que acreditaban la continuidad de la caja B del partido. Además, ha indicado que los equipos eran suyos y no de la formación, como asegura el PP. Antes, los trabajadores del PP han explicado que borraron hasta 35 veces unos equipos vacíos porque seguían el procedimiento habitual. La única que se ha esvinculado de los mismos ha sido la extesorera Carmen Navarro, que ha afrimado que mientras ella ejerció su labor en el PP no hubo contabilidad opaca. Durante la tarde será el turno de declarar de la exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal declaran mañana como testigos en el juicio por el borrado de los ordenadores del extesorero, causa en la que están acusados el partido y tres de sus empleados.
Fue Cospedal quien dijo en 2013 en la Audiencia Nacional que los ordenadores en los que Bárcenas sostenía que guardaba información sobre la presunta contabilidad B del PP estaban custodiados en la sede de Génova, pero cuando el juez quiso examinar su contenido se comprobó que los discos duros habían sido destruidos.
 

El juicio por el borrado de los ordenadores que Luis Bárcenas usaba en la sede del Partido Popular se reanuda este jueves con las declaraciones de los cuatro acusados, a quienes seguirán los testigos, entre los que están citados el propio extesorero 'popular' y la que fuera 'número dos' del partido María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y María Dolores de Cospedal se vuelven a ver hoy en los tribunales. Están citados para declarar, en calidad de testigos, en la causa sobre el borrado de los ordenadores del extesorero del PP. Una investigación que se inició hace seis años pendientes de una incógnita: ¿contenían esos ordenadores información sobre la contabilidad B del Partido Popular?

Informa Araceli Sánchez

El titular del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, Eduardo Muñoz Baena, ha decidido este viernes mantener al PP como acusado por un delito de daños informáticos, en el juicio por la destrucción de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas, que ha arrancado este viernes, en el que también están acusados, por el mismo delito y por otro de encubrimiento, la extesorera del PP, Carmen Navarro, el abogado Alberto Durán y el informático José Manuel Moreno.

En octubre de 2016 arrancaba en la Audiencia Nacional el juicio por la primera parte del Caso Gürtel por el que se sentaban en el banquillo los considerados cabecillas de la trama... Francisco Correa, Pablo Crespo o Álvaro Pérez "el bigotes". La investigación se había iniciado nueve años antes. Se les acusaba de pagar comisiones a cambio de  adjudicaciones públicas. La red señalaba directamente al PP. De hecho, el propio Mariano Rajoy declaró como testigo y la formación fue condenada como persona jurídica. Del caso Gürtel parte otra pieza, la de la supuesta Contabilidad B del PP, que sacó a la luz su ex-tesorero, Luis Bárcenas.