Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Alerta en Luisiana, en Estados Unidos, por la tormenta tropical Barry, que podría convertirse en el primer huracán de la temporada. Unos 10 millones de personas pueden verse afectadas por sus efectos, sobre todo inundaciones.. 14 años después de la devastación causada por el Katrina, en Nueva Orleans confían en que esta vez los diques resistan.

Luisiana (EE.UU.) recibe ya los fuertes vientos de la tormenta tropical Barry, que se fortaleció un poco y está apunto de convertirse en el primer huracán de la cuenca atlántica este año y de tocar tierra cerca de la ciudad de Morgan City, informó este sábado el Centro Nacional de Huracanes (NHC). El sureste de Luisiana, que enfrenta ya apagones en decenas de miles de hogares, teme especialmente las inundaciones por la marejada ciclónica y las lluvias, principalmente la ciudad de Nueva Orleans, que recuerda por estos días el paso del huracán Katrina en 2005 y la devastación que dejaron las aguas.13/07/19
 

Nueva Orleans se prepara para la llegada de Barry, el primer huracán de la temporada. Por ahora es una tormenta tropical que avanza por el Atlántico y que se convertirá en huracán de categoría uno al tocar tierra este sábado. El presidente, Donald Trump, ha declarado el Estado de Emergencia y también el gobernador de Louisiana ha advertido de las consecuencias de las lluvias torrenciales. Los ciudadanos ya hacen acopio de víveres, sobre todo agua, comida y ropa para mantenerla seca. El mayor temor es que los diques no aguanten como sucedió en 2005 con el Katrina, que inundó el 80% de la ciudad y dejó 1.800 muertos.

La reina Letizia viaja este domingo a Mozambique, para conocer los proyectos de la cooperación española y visitar también al personal médico desplazado para atender a víctimas del reciente huracán "Idai". El país acaba de recibir un nuevo huracán, 'Kenneth' pero su impacto principal es en el norte del país, mientras que la delegación española viajará a Maputo y a Beira, en el sur. 27/04/19

Las costas del norte de Mozambique y del sur de Tanzania se preparan para la llegada del ciclón Kenneth, el segundo en menos de dos meses. Podría alcanzar también la categoría 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. A su paso por las islas Mayotte con vientos de hasta 140 km/h, el ciclón ha dejado al menos tres muertos. Tanzania y Mozambique aún no se han recuperado del paso de Idai, que dejó más de un millar de muertos hace un mes. La reina Letizia tiene previsto, el domingo, un viaje a Mozambique, si el frente se lo permite. Sería su cuarto viaje de apoyo a la cooperación española.

Día y medio después del paso del tornado, algunas zonas del este de La Habana parecen un territorio en guerra. Casas reducidas a escombros, árboles arrancados de cuajo y hasta coches doblados por la mitad. Y es que no se tienen registros de un tornado así en las últimas ocho décadas y pocos en la zona podían imaginar lo que ocurrió.

El tornado, de categoría 4 en una escala de 5, ha provocado más de 750 derrumbes, entre totales y parciales, según datos oficiales. Decenas de operarios de la capital, apoyados por otros de provincias vecinas, trabajan ya para restaurar los servicios de electricidad y agua, seriamente dañados.

El último balance cifra en cuatro los muertos y más de 190 heridos. Pero esa cifra podría aumentar, ya que nadie desacarta que puedan aparezcer nuevos cadáveres debajo de los escombros.

El ciclón Leslie atraviesa la península y deja mares embravecidos en el norte y lluvias en el interior. Las fiestas del Pilar en Zaragoza han acabado pasadas por agua. Intensas lluvias de hasta 100 litros por metro cuadrado en zonas de Huesca , lo mismo en áreas de Tarragona. Aragón ha activado el plan de protección civil, también Cataluña que ha restringido el acceso a la mayoría de playas de Barcelona y Tarragona.

La tormenta tropical Leslie ha provocado 28 heridos leves, 61 desalojados y más de 300.000 personas sin suministro eléctrico en Portugal. Durante la noche, Protección Civil ha registrado casi 1.900 incidencias -especialmente en el centro y norte-, la mayoría de ellas por caídas de árboles, lo que ha provocado accidentes de tráfico y cortes de varias carreteras, entre ellas la A1, que conecta Lisboa y Oporto. Además, cerca de medio centenar de vuelos han sido cancelados.