arriba Ir arriba

El ciclón Leslie atraviesa la península y deja mares embravecidos en el norte y lluvias en el interior. Las fiestas del Pilar en Zaragoza han acabado pasadas por agua. Intensas lluvias de hasta 100 litros por metro cuadrado en zonas de Huesca , lo mismo en áreas de Tarragona. Aragón ha activado el plan de protección civil, también Cataluña que ha restringido el acceso a la mayoría de playas de Barcelona y Tarragona.

La tormenta tropical Leslie ha provocado 28 heridos leves, 61 desalojados y más de 300.000 personas sin suministro eléctrico en Portugal. Durante la noche, Protección Civil ha registrado casi 1.900 incidencias -especialmente en el centro y norte-, la mayoría de ellas por caídas de árboles, lo que ha provocado accidentes de tráfico y cortes de varias carreteras, entre ellas la A1, que conecta Lisboa y Oporto. Además, cerca de medio centenar de vuelos han sido cancelados.

El ciclón 'Leslie' cruzará este domingo la Península Ibérica de suroeste hacia noreste tras haber tocado tierra en Portugal. El huracán producirá precipitaciones y fuertes vientos a su paso por Extremadura y Castilla-León, aunque los expertos no pueden vaticinar su recorrido exacto y como evolucionará y recomiendan consultar las previsiones meteorológicas si en las próximas horas se va a viajar o se van a desarrollar actividades al aire.

El huracán Leslie, actualmente de categoría 1, podría alcanzar la península ibérica alrededor de la medianoche, según ha informado el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el Instituto Português do Mar e da Atmosfera (IPMA), que prevén que entre por el oeste, por las costas de Portugal.

El huracán Michael ha sido uno de los peores en décadas y ha dejado a su paso por el este de Estados Unidos un rastro de devastación. Una de las zonas más turísticas de Florida ha sufrido graves daños. Los equipos de rescate mientras siguen buscando desaparecidos. Ya convertido en tormenta, ha cruzado Alhabama, Georgia, Las Carolinas y Virginia. 

El huracán Michael ha dejado al menos 12 fallecidos tras tocar tierra en el estado de Florida el pasado miércoles con vientos de hasta 250 km/h. Dos días después, los equipos de rescate continúan la búsqueda de los desaparecidos, mientras los habitantes de las ciudades más afectadas, también enlos estados de Carolina del Norte y Virginia intentan recuperar sus vidas.

El huracán Michael, que tocó tierra en México Beach (Florida) el miércoles a las a mediodía (19:30 hora peninsular) con categoría 4 y vientos máximos de 250 km/h, se ha cobrado ya el primer muerto por la caída de un árbol en Greensboro, al noroeste de Tallahasse, si bien las autoridades no descartan que haya más muertos. Todo el estado de Florida está repleto de destrucción y hay más de 403.000 hogares sin suministro eléctrico en Florida, Georgia y Alabama. 

El huracán Michael, que tocó tierra en México Beach (Florida) el miércoles a las a mediodía (19:30 hora peninsular) con categoría 4 y vientos máximos de 250 km/h, se ha cobrado ya el primer muerto por la caída de un árbol en Greensboro, al noroeste de Tallahasse, si bien las autoridades no descartan que haya más muertos. Todo el estado de Florida está repleto de destrucción y hay más de 403.000 hogares sin suministro eléctrico en Florida, Georgia y Alabama. 

Siguiendo las previsiones, Michael ha ido perdiendo intensidad hasta convertirse en tormenta tropical diez horas a su paso por Georgia, con vientos máximos de 115 km/h a su paso por Florida. A su entrada en el Panhandle (el mango de Florida), los fuertes vientos del huracán más fuerte en los últimos 80 años en el estado, las lluvias torrenciales y las olas de hasta 2,3 metros de altura han derribado árboles, líneas del tendido eléctrico y edificios.

El huracán Florence, ya degradado a tormenta tropical, continúa provocando estragos, destrozos e inundaciones en Carolina del Norte. En el estado hay al menos 18 muertos, 15.000 personas han sido reubicadas en albergues y 900 han sido rescatadas de viviendas y coches, mientras más de 850.000 se han quedado sin electricidad. La localidad de Wilmington ha quedado completamente aislada del resto del estado norteamericano, mientras la tormenta avanza hacia Virginia dejando fuertes lluvias.

La tormenta tropical Florence no da tregua en la costa sureste de Estados Unidos y sus fuertes vientos y "épicas" lluvias han causado la muerte de al menos 11 personas, así como la notable crecida de unos ríos y lagos que comienzan a desbordarse en las carolinas.

Los trabajos para recuperar el fluido eléctrico prosiguen y se han reducido el número de personas afectadas por los cortes del suministro, mientras cerca de 800.000 clientes permanecen sin servicio eléctrico a la espera de que Florence acelere su desplazamiento y se lleve consigo las lluvias hacia el norte, a donde se desplazará en los próximos días.

Una vez que dejó atrás la condición de huracán y Florence se degradó a tormenta tropical, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, la preocupación de las autoridades son las incesantes precipitaciones.

Las lluvias "épicas", tal y como las ha calificado el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, han llevado a batir un récord de acumulación de agua, con más de 76 centímetros en la ciudad de Swansboro, mientras que hay otras cuatro más por encima de los 50 centímetros.