arriba

El 25 de enero de 2011 los egipcios tomaron la plaza tal y como antes habían hecho sus vecinos en Túnez para exigir "pan, trabajo y libertad". Se mantuvieron allí 18 días hasta que lograron derrocar al dictador Mubarak, que llevaba 30 años en el poder. Durante dos años y medio de transición, vivieron con la esperanza de poder elegir democráticamente su destino, hasta que el golpe de estado de 2013 devolvió a los militares al poder. En estos momentos, los protagonistas de la revolución están en la carcel o el exilio. Durante la jornada del quinto aniversario, la plaza permaneció tomada por la policía y vacía de manifestantes.  

Se cumplen cinco años de la revuelta popular en Egipto que acabó con el régimen de Hosni Mubarak. Salvo un paréntesis de dos años con un gobierno democrático, este lunes el poder está en manos de otro dictador, Abdel-Fatal Al-Sisi, que controla el país con mano de hierro tras un golpe de estado. El país vive sumido en una ola de violencia, y el lugar más emblemático de aquella revuelta enmarcada en lo que se conoció como Primavera Árabe, la plaza Tahrir, está blindada por las fuerzas de seguridad para evitar manifestaciones de protesta coincidiendo con este aniversario. Hablamos con Hani El Erian, profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Alicante.

La gran pirámide de Keops, una de las siete maravillas del mundo antiguo, sigue escondiendo secretos. Es lo que desprende de un escaneado que le han hecho y en el que se ha descubierto que en su interior hay diferentes temperaturas. La gran pirámide ha cumplido ya 4500 años, se construyó en dos década, según el historiador griego Herodoto, y sirvió como tumba para el faraón Keops. Un escáner ha detectado diferentes temperaturas en varias zonas de la cara este de la pirámide, lo que significa, según el ministro egipcio de Antiguedades, que hay algo y que podría ser nuevo. Esta técnica de termografía por infrarrojos no daña la pirámide y podría descubrir otros detalles sobre su construcción, o incluso nuevos espacios dentro de ella. Ahora se van a instalar cámaras durante un tiempo en algunos puntos de la pirámide y será el tiempo el que se encargue de hablar.