arriba Ir arriba

Pablo Blesa Aledo, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Murcia, ha considerado como muy improbable que estalle una guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte. "Si un día hubiese una guerra entre EE.UU. y Corea del Norte la tendríamos que llamar la guerra de la testosterona y sería una de las guerras más tontas de la historia porque América ya ha conseguido por medios diplomáticos a través de la ONU, con el apoyo de China y Rusia, sus objetivos al endurecer las sanciones contra el régimen de Corea del Norte, lo que significa que este año Corea del Norte va a perder 1.000 millones de dólares en exportaciones de materias primas y marisco principalmente".

La arqueóloga Natalia Moragas, profesora de la Universidad de Barcelona y codirectora de un proyecto de investigación en la isla de Guam, ha relatado en una entrevista a RNE sus impresiones sobre cómo viven en Guam la actual crisis con Corea del Norte. Ha dicho que los habitantes de la isla siguen con "inquietud" el desarrollo de los acontecimientos pero con confianza en que se resuelva la crisis actual.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, han acordado que Pyongyang "debe detener su comportamiento provocativo y su escalada de tensión", de acuerdo con un comunicado divulgado por la Casa Blanca. Trump y Xi han conversado por teléfono para abordar la crisis con Corea del Norte. Según la Casa Blanca, ambos líderes han reiterado "su compromiso mutuo para desnuclearizar la península de Corea".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ceja en su escalada verbal contra Corea del Norte y este viernes ha tuiteado que su país está "listo para el combate", pese a las peticiones de diversos actores de la comunidad internacional para rebajar la tensión y evitar un estallido. Desde Pyongyang le culpan de alimentar la tensión y de llevar "la situación en la península de Corea al borde de una guerra nuclear".

Corea del Norte ha endurecido este jueves aún más su amenaza contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, y las bases estadounidenses en Guam al ofrecer detalles de un hipotético plan para atacar con misiles balísticos el entorno de la isla, según el cual lanzarían cuatro misiles Hwasong-12 de rango medio-largo que sobrevolarán "las prefecturas japonesas de Shimane, Hiroshima y Kochi (occidente del archipiélago nipón) y recorrerán 3.356,7 kilómetros durante 1.065 segundos (casi 18 minutos) antes de golpear las aguas a unos 30 o 40 kilómetros de Guam".

  • El proyectil cayó en aguas japonesas sin causar daños
  • Pyongyang lo califica de éxito y dice que es un aviso para EE.UU.
  • Trump lo condena y adelanta que tomará medidas para proteger a su país
  • Corea del Sur pide colaboración a EE.UU. para duplicar la carga de sus misiles
  • China exige respeto a las resoluciones de la ONU y muestra su preocupación