arriba Ir arriba

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado a retirar el apoyo al comunicado final de la cumbre del G7. Lo ha hecho como respuesta a las declaraciones del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien afirmaba en rueda de prensa que los aranceles estadounidenses al aluminio y al acero eran un insulto a los canadienses y que mantenía el plan para tomar represalias comerciales a partir del 1 de julio.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado a retirar el apoyo al comunicado final de la cumbre del G7 como respuesta a las declaraciones del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien dijo en rueda de prensa que los aranceles estadounidenses al aluminio y al acero eran un insulto a los canadienses y que mantenía el plan para tomar medidas de represalia a partir del 1 de julio.

Trump, a través de Twitter, llamó a Trudeau "deshonesto y débil". "Basándome en las declaraciones falsas de Justin durante su rueda de prensa y en el hecho de que Canadá está aplicando aranceles enormes a los granjeros, trabajadores y empresas estadounidenses, he dado instrucciones a nuestros representantes para que no suscriban el comunicado", señaló el presidente de Estados Unidos.

Además, Trump ha añadido que su Gobierno analizará los aranceles a los automóviles extranjeros que llegan al mercado de EE.UU., una medida que puede hacer mucho daño, entre otros, a la Unión Europea y, dentro de ella, a Alemania.

En Canadá, continúan las reuniones de los líderes del G7. En el primer encuentro de trabajo el tono ha sido cordial y no se han tratado en profundidad los temas más espinosos, como los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y el aluminio. Pese a todo, las diferencias son patentes y se teme que no haya una declaración conjunta al final de la cumbre.

La petición de Donald Trump de volver a incluir a Rusia en el grupo ha sido rechazada por el resto de miembros, salvo Italia. "Estamos de acuerdo en que un regreso de Rusia al G7 no es posible a no ser que se hagan progresos sustanciales en relación al problema de Ucrania. Es la posición común", ha aseverado Angela Merkel.

En el tema más espinoso, la guerra de aranceles iniciada por Trump, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, se ha ofrecido como mediador ante el líder estadounidense.

La cumbre del G7 que arranca este viernes en Canadá se anuncia como una de las más tensas entre los socios del club de los países más desarrollados, después de que los miembros europeos y los canadienses hayan hecho frente común contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la imposición de aranceles y este haya respondido a ese aislamiento dejando caer que Rusia debería volver a incorporarse al grupo.

Al menos diez personas han muerto y 15 han resultado heridas en Toronto (Canadá) cuando un hombre al volante de una furgoneta ha atropellado este lunes a la multitud en una calle principal. Cuatro de los heridos se encuentran en estado crítico.

Las autoridades han confirmado que el ataque fue deliberado y han identificado al sospechoso como Alek Minassian, canadiense de 25 años, sin antecedentes. Minassian fue detenido por un agente de Policía, sin disparar un solo disparo, a un kilómetro del lugar del atropello.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha descartado que el atropello sea un acto terrorista. "La investigación continúa pero es bastante claro que no hay conexión con la seguridad nacional", ha afirmado Trudeau durante una rueda de prensa en Ottawa.

La similitud de lo ocurrido con atentados terroristas sufridos en los últimos meses y la coincidencia con la cumbre de ministros de Asuntos Exteriores y Seguridad del G7 que se celebra en Toronto hizo temer inmediatamente esta posibilidad, pero se ha descartado.

El primer ministro canadiense ha añadido que "llevará tiempo" entender las razones por las que el supuesto autor, Alek Minassian, sin antecedentes ni vínculos conocidos con ninguna organización, ha decidido cometer este acto homicida.

El suceso comenzó poco antes de las 13:30 horas, cuando la calle Yonge, una de las principales arterias de Toronto, se encontraba llena de gente para la hora del almuerzo.

El sospechoso aceleró su furgoneta, un vehículo de alquiler, la subió a la acera y circuló a toda velocidad durante kilómetro y medio arrollando a todo el que encontraba a su paso.

"Lo ha hecho intencionadamente, iba matando a todo el mundo", ha declarado a la CNN Ali, testigo de los hechos. "El seguía y seguía, golpeando gente, uno tras otro".

Estados Unidos, Canadá y 16 países de la Unión Europea, entre ellos Francia, España, Alemania e Italia, han anunciado este lunes la expulsión de diplomáticos rusos de sus respectivos territorios en una acción coordinada de respuesta al envenenamiento en Reino Unido del expía Sergei Skripal y su hija, que las autoridades británicas y sus aliados occidentales atribuyen a Rusia.