arriba Ir arriba

Al menos 94 personas han muerto, casi 300 han resultado heridas y varios edificios se han hundido en la región indonesia de Aceh a causa de un terremoto de magnitud 6,5 en la escala abierta de Richter. Fuentes militares elevan la cifra a los 97 fallecidos. El distrito de Pidie Jaya es la zona más afectada de esta región del norte de la isla de Sumatra. De momento no se ha decretado ninguna alerta de tsunami.

El balance provisional de muertos, facilitado por la Agencia Nacional de Gestión de Catástrofes de Indonesia, podría aumentar ya que aún hay personas atrapadas entre las ruinas. "Nos estamos centrando en buscar a las víctimas y posibles supervivientes", ha declarado Sutopo Nugroho, director de la Agencia. En las labores de rescate participan más de 1.000 personas, incluyendo militares y voluntarios.

"2016 es el año en el que la guerra ha hecho más daño a la infancia". Así lo ha asegurado en una entrevista en el Canal 24 Horas de TVE David del Campo, director de Cooperación Internacional de la ONG Save The Children España

Más de ocho millones de niños sufren violencia, desplazamientos forzados y escasez de recursos básicos en el Día Universal del Niño, que se celebra este 20 de noviembre.

Del Campo ha criticado duramente a los países de la Unión Europea que no registran ni garantizan el asilo a los menores refugiados, pese a que les obliga la legislación internacional. "Cuando los estados no cumplen las leyes o se inventan otras, tenemos un problema muy grave", ha advertido.

Sobre España, Del Campo ha señalado que "la pobreza infantil está cerca de nuestros barrios y comunidades". "Lo importante es que el Gbierno mire esos datos de pobreza infantil e igual que hace cosas para que la economía vaya mejor, diga qué va a hacer para que la situación cambie". "Si hay un Pacto de Toledo por las pensiones, si cuidamos de los mayores, ¿por qué no lo hay por los niños?", ha añadido.

Las últimas cifras provisionales divulgadas por Protección Civil de Haití indican que Matthew causó 473 muertos y 75 desaparecidos, dejó 339 heridos y obligó el desplazamiento de 175.000 personas, alojadas en 224 refugios. 100.000 niños están sin escuela.

Sin embargo, fuentes de organismos de socorro y autoridades locales aseguraban el viernes pasado que el número de víctimas mortales llegaba al millar.

Tras la devastación causada por el huracán MatthewHaití se enfrenta ahora a un rebrote de la epidemica de cólera, presente en el país desde 2010. Al menos 20 personas han muerto por esta enfermedad en la región sur y suroeste, según el Ministerio de Salud Pública.

La ONU ha hecho un llamamiento para recoger 120 millones de dólares (casi 109 millones de euros) para ayuda humanitaria, y países como EE.UU., Francia y España ya han enviado material.

Javier Martos, director de Unicef España, cree que la comunidad internacional debe ayudar a "nuestros hermanos haitianos" tras el paso del huracán Matthew, que ha dejado oficialmente más de 300 muertos (un millar, según fuentes no oficiales) y a 100.000 niños sin escuela. Así lo ha explicado en una entrevista en Los desayunos de TVE.

Unicef ha hecho un llamamiento para reunir 5 millones de euros mientras la comunidad internacional cuantifica en 120 millones la ayuda inmediata para asistir al sur del país, la zona más afectada. No obstante, Martos ha pedido un "compromiso sólido" para que la ayuda sea "estructural".

La prioridad de las autoridades de Haití es llegar hasta las localidades más golpeadas y dar respuesta a los miles de afectados de la catástrofe, para evitar un eventual brote de cólera, como el que afectó al país tras el terremoto de 2010, lo que agravaría aún más la crisis humanitaria.

Haití tiene uno de los niveles de incidencia de cólera más altos del mundo y se estima que uno de cada tres afectados es niño. La amenaza de otras enfermedades que se transmiten a través del agua también es muy alta.

El último balance de fallecidos asciende a más de 1.000, según fuentes locales citadas por la agencia británica de noticias Reuters. Las autoridades haitianas solo han confirmado hasta la fecha la muerte de 336 personas.

Haití necesita ayuda. El devastador huracán Matthew ha matado a cerca de 900 personas y un millón y medio de haitianos se han visto afectados. Muchos se han quedado en la calle. Según datos de naciones Unidas unas 350.000 personas están pendientes de recibir ayuda con urgencia y eso en un país que aún no se había recuperado del terremoto de 2010. Varias organizaciones se han puesto ya a trabajar para recaudar fondos.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha urgido este martes a elegir un "mejor modelo de cooperación" e integración entre los países frente a un "mundo profundamente dividido", en el inicio de su último discurso ante la Asamblea General anual de la ONU. "Debemos ir hacia delante, no hacia atrás", ha dicho Obama.

En un contexto internacional muy marcado por las guerras en Oriente Medio, sobre todo la de Siria y el fracaso de la última tregua, así como la crisis de los refugiados consecuente, Obama ha hecho un llamamiento a la solidaridad. "Muchos países podrían hacer más para ayudar a los refugiados, particularmente los más ricos", ha dicho. El mandatario estadounidense ha apuntado que el mundo "será más seguro" si los refugiados reciben ayuda y ha anotado que algunos países están haciendo lo correcto, pero otros no.

Obama ha afirmado que, ante los desafíos actuales, entre los que mencionó la no proliferación nuclear, el combate a enfermedades como el zika o la crisis de los refugiados, todos los países tienen que "hacer más". El rechazo de "cualquier forma de fundamentalismo y racismo", y la defensa de la "democracia real" frente a los modelos autoritarios guiados por "hombres fuertes", han sido otros de los argumentos que el inquilino saliente de la Casa Blanca ha subrayado ante la Asamblea de la ONU.

Helicópteros del régimen han lanzado cuatro bombas de barril sobre un convoy de ACNUR y la organización hermana de Cruz Roja, según denuncian testigos y traslada el director la Defensa Civil en esta región, Ammar Alsalmo. En el ataque han muerto 21 personas, incluidos varios cascos blancos y el coordinador local de la Media Luna Roja. Desde que Damasco proclamó el fin de la tregua, sus fuerzas y la aviación rusa han bombardeado 35 veces las zonas rebeldes. El ataque ha afectado a la carga del convoy, consistente en ayuda para 78.000 personas.

Cruz Roja continúa de momento con sus actividades aunque el presidente de su Comité Internacional, Peter Maurer, ha advertido que el ataque puede ralentizarlas. "El ataque fue una flagrante violación de la legislación humanitaria internacional y es inaceptable. La falta de protección de los trabajadores y las estructuras humanitarias puede tener serias repercusiones en el trabajo humanitario en el país", ha declarado Maurer en Ginebra.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) ha anunciado este martes que todas las operaciones humanitarias en Siria "quedan suspendidas" tras este ataque contra un convoy humanitario. "Por ahora no tenemos una visión global de lo que pasó, pero se ha tomado la decisión de que todas las operaciones humanitarias de convoyes sobre el terreno quedan suspendidas por el momento", ha declarado en rueda de prensa el portavoz de la OCHA, Jens Laerke, según recoge Efe. Tanto las Fuerzas Armadas sirias como el Ministerio de Defensa ruso han negado cualquier implicación de sus aviones en el bombardeo y ha asegurado que sólo las milicias rebeldes tenían toda la información sobre el recorrido del convoy.

En guerras como la de Siria o en situaciones de emergencia, siempre hay miles de trabajadores humanitarios que intentan ayudar a víctimas como el pequeño Omran: personal sanitario, bomberos, pero también otros muchos profesionales que en principio, no esperas ver sobre el terreno; nos acercamos a ellos en el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria.

Se celebra en Estambul la I Cumbre Humanitaria de la ONU. El objetivo es transformar la ayuda internacional y encontrar los protocolos adecuados para que sea realmente efectiva. Se reúnen representantes de hasta 177 de los 193 estados miembros de Naciones Unidas, entre ellos 65 jefes de Gobierno. Es la primera vez que se organiza una cita mundial a un nivel tan alto en el que las organizaciones humanitarias tienen un papel protagonista. Este hecho, de por sí, ya es visto por muchos como un gran paso adelante. Pero hay una organización que ha declinado la invitación, tras meditarlo mucho, alegando que no confía en que dé resultados. Se trata de Médicos Sin Fronteras, una de las organizaciones más prestigiosas e influyentes a nivel internacional. Hablamos con Joan Tubau, director general de MSF.