Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Actualmente, alrededor de 600 venezolanos entran diariamente a territorio brasileño, cruzando la frontera y llegando a la ciudad de Pacaraima.

Roraima ha establecido 13 refugios oficiales que operan en su máxima capacidad. Estos albergan a unas 6.000 personas y la mitad de ellos son menores, ya que la mayoría de los venezolanos que vinieron a Brasil lo hicieron con sus familias. Pero un número mucho mayor de personas vive fuera de los refugios, en edificios precarios o abandonados, o simplemente en las calles. En Boa Vista, la capital de Roraima, alrededor de 23.000 venezolanos viven actualmente en edificios muy dañados y más de 3.000 se quedan en la calle.

Las dificultades que enfrentan los migrantes y solicitantes de asilo que no están alojados en refugios tienen un impacto directo en su salud.

Roraima es la principal puerta de entrada a Brasil para los venezolanos que huyen de la actual crisis económica, política y social en el país. La afluencia de migrantes y solicitantes de asilo que llegan a Brasil ha aumentado desde 2017. Actualmente, alrededor de 600 venezolanos entran diariamente a territorio brasileño, cruzando la frontera y llegando a la ciudad de Pacaraima.

Según cifras oficiales, alrededor de 40.000 migrantes y solicitantes de asilo viven ahora en la capital de Boa Vista. Estimaciones extraoficiales sitúan que alrededor de 100.000 venezolanos viven en Roraima, lo que representa alrededor de una quinta parte de los 500.000 habitantes de Roraima. El estado tiene la economía menos desarrollada del país y cuenta con un sistema de salud ya precario, debido a la escasez de personal médico y suministros. La infraestructura del estado está luchando para hacer frente a esta gran afluencia migratoria de venezolanos.

Roraima ha establecido 13 refugios oficiales que operan en su máxima capacidad. Estos albergan a unas 6.000 personas y la mitad de ellos son menores, ya que la mayoría de los venezolanos que vinieron a Brasil lo hicieron con sus familias.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF), que opera junto con SOS Mediterráneo el barco humanitario Ocean Viking, alertó este sábado de que necesita un puerto seguro para desembarcar a las 85 personas rescatadas el viernes frente a las costas libias. En declaraciones facilitadas a la prensa por su organización, Wallace añadió que el buque permanecerá "unos días más" en la zona de búsqueda y rescate para ayudar a cualquier otra embarcación que se encuentre en peligro.El Ocean Viking, que reemplaza al Aquarius, zarpó de Marsella el pasado domingo y alcanzó este jueves la zona del Mediterráneo Central en la que se concentran las operaciones de salvamento. 10/08/19

 

El fundador de la ONG española Open Arms, Óscar Camps, aseguró hoy en la isla italiana de Lampedusa (sur) que seguirá salvando vidas en el mar hasta que la Unión Europea (UE) ofrezca vías seguras para los migrantes que huyen de sus países y pidió un puerto seguro para desembarcar a las 160 personas que están a bordo de su barco. El barco de Open Arms lleva ya nueve días en aguas internacionales, frente a Lampedusa, a la espera de que les permitan llevar a tierra a los migrantes socorridos en los últimos días en el mar, cuando navegaban en situación de dificultad. En total son 160 migrantes, entre los que hay al menos cuatro menores y tres mujeres embarazadas. 10/08/19
 

La capitana del barco de la organización alemana Sea-Watch, Carola Rackete, ya está en libertad, pero las autoridades italianas la mantienen en un "lugar secreto y seguro" porque dicen que ha recibido amenazas. Muchos la esperaban a la puerta de la casa de Agrigento donde ha estado en arresto domiciliario pero a Carola Rackete no hemos vuelto a verla desde que anoche la jueza de esta ciudad de Sicilia rechazara punto por punto las acusaciones al considerar que "actuó para cumplir con su deber de poner a salvo a los inmigantes". Es más, la jueza considera que la prohibición de entrar en aguas territoriales, impuesta por el reciente decreto Salvini, no se puede aplicar a los actos de rescate. Este miércoles, la ONG alemana ha explicado que han trasladado a Rackete a un lugar secreto y seguro ante las amenazas que estaba recibiendo. Tono muy duro también del ministro del interior italiano Matteo Salvini enfurecido por la decisión judicial que califica de política y vergonzosa. Si algún juez quiere hacer politica de izquierdas que deje la toga y se presente a las elecciones---dice Salvini. Unas palabras criticadas por el ministro de justicia de su propio gobierno y por la asociación nacional de magistrados en el que ha sido quizá el primer gran revés legal al puño de hierro de Salvini contra la inmigración desde que es ministro del interior.

Se trata de un primer cargamento, gestionado por el Comité Internacional de Cruz Roja y que habría llegado a Caracas en un avión que ha aterrizado en el aeropuerto de Maiquetía, cercano a la capital. Aunque, de momento, no se han conocido más detalles acerca del contenido del paquete humanitario, algunos diputados aseguran que se trataría de medicamentos y material sanitario e, incluso generadores eléctricos.

Esta llegada pone en práctica lo acordado la semana pasada entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el responsable de Cruz Roja para ingresar ayuda en el país. De acuerdo con Naciones Unidas, hay 7 millones de personas en Venezuela que necesitan ayuda humanitaria.

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Fundación La Caixa cumple diez años, en ese tiempo ha atendido a 154.000 pacientes y 211.000 familiares de toda España. En Canarias, 10.000 personas a través de Cruz Roja y la Fundación Canaria de Investigación Sanitaria. El programa está avalado por la Organización Mundial de La Salud y cuenta con el reconocimiento del Consejo de Europa. Ahora mismo funciona en 128 hospitales de todo el país y tiene 133 equipos domiciliarios. Su labor se apoya en equipos de atención psicosocial, cuenta con 42 equipos con más de mil voluntarios y 200 profesionales. Su objetivo es "dar vida a los días".

Más de una semana después del ciclón Idai, Mozambique sigue sin recuperarse. Las labores de rescate continúan mientras las ONG empiezan a preocuparse por la crítica situación humanitaria en uno de los países más pobres del mundo. Según Unicef, hay 250.000 niños en riesgo extremo por la falta de agua potable y los posibles brotes de enfermedades contagiosas. 

En el espacio "Vamos a cambiar el mundo", en colaboración con la plataforma social Change.org, hoy abordamos una petición para que el Gobierno de Pedro Sánchez permita a los buques de rescate de las ONG Proactiva Open Arms y Salvamento Marítimo Humanitario, zarpar de nuevo hacia el mar Mediterráneo. Carles Mesa charla con Íñigo Gutiérrez, vicepresidente de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario www.change.org/DejadnosZarpar.

Cuando se cumplen ocho años de la guerra en Siria, cinco millones de refugiados siguen desamparados, buscando un lugar seguro donde vivir. La mayoría están en campos de refugiados en países limítrofres como Turquía, Líbano y Jordania. Otros seis millones de sirios han tenido que desplazarse dentro del país huyendo de la guerra. El Comité Español de Ayuda al Refugiado denuncia que la Unión Europea ha incumplido reiteradamente sus compromisos de asistencia, así como el acuerdo firmado con Turquía en 2016 por el que se frenó la llegada de migrantes a las costas griegas. Ahora la ruta de entrada a Europa se ha trasladado al Mediterráneo central y a las costas españolas.

La ayuda humanitaria para Venezuela que no fue quemada la pasada semana, aún aguarda en las fornteras, generando angustia y ansiedad en la población. Según distintos estudios universitarios, el 80% de los venezolanos padece inseguridad alimenticia. En los hospitales, la falta de medicamentos y material sanitario está poniendo en riesgo la vida de miles de personas.

Dos días después del intento frustrado de entrega de la ayuda humanitaria en Venezuelanadie cruza el puente bloqueado por los camiones quemados durante los altercados. Voluntarios colombianos ofrecen auxilio a los venezolanos que llegaron a Cúcuta el sábado y que ahora tienen miedo a regresar por las posibles represalias de grupos armados afines al chavismo. "Cómo no vamos a sentir el temor de cruzar esa frontera con ese montón de malandros que van a exterminarnos", ha asegurado un ciudadano a TVE. 

En España han tenido lugar este sábado manifestaciones en varias ciudades para pedir que se permita el paso de ayuda humanitaria a Venezuela. Las más numerosas en Madrid y Barcelona, para recoger ayuda, especialmente medicamentos, que quieren enviar allí. Y piden a Maduro que abandone el poder y permita una transición pacífica.

"El llamado es muy claro a las fuerzas armadas: bienvenidos al lado correcto de la historia. La amnistía es un hecho para todos esos militares que estén dispuestos hoy a ayudar al pueblo veneolano y rescatar nuestra constitución", ha dicho Juan Guaidó desde el centro de acopio de ayuda del puente Tienditas que conecta la ciudad colombiana de Cúcuta con la localidad venezolana de Ureña.

En Venezuela, Nicolás Maduro ha retado a Juan Guaidó a convocar elecciones presidenciales: "¿Por qué no convoca elecciones para darle una revolcada con votos del pueblo? ¡Convoque elecciones, señor autoproclamado, señor payaso! ¡Convoque elecciones míster payaso!"

La Asamblea Nacional, presidida por Guaidó, acordó ayer reformar en el menor plazo posible el Consejo Nacional Electoral, controlado por el chavismo, para garantizar -entre otros asuntos- el voto de los venezolanos que viven en el extranjero.

Tres aviones C-17 de la Fuerza Aérea estadounidense han aterrizado en la ciudad colombiana de Cúcuta con toneladas de ayuda humanitaria para Venezuela. En la pista del aeropuerto internacional Camilo Daza de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, los esperaban el director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Mark Green; el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, y Lester Toledo, representante para la asistencia humanitaria del presidente del Parlamento e interino de Venezuela, Juan Guaidó.