arriba Ir arriba

Los 629 migrantes a bordo del Aquarius comienzan a desesperarse ante la falta de noticias y la inmovilización del barco. Este lunes, aunque España se ha ofrecido a acoger al barco de la ONG SOS Méditerranée, los refugiados comenzaban a ansiarse en un buque que está a su máxima capacidad y donde escasean los alimentos, a pesar del envío de provisiones desde Malta. La tripulación del barco trata de animarlos con cantos y les han explicado la situación, pero algunos se preocupan por miedo a que se cumpla su mayor temor: ser devueltos a Libia.

Las organizaciones humanitarias en Siria denuncian que los bombardeos se han reanudado esta domingo por la mañana en Guta Oriental, a pesar de la tregua aprobada por unanimidad el sábado en la ONU. El efecto del alto el fuego -cuya fecha de inicio se desconoce-, en la zona está en cuestión por el escepticismo de Rusia e Irán. Esta semana han muerto más de 500 personas por los ataques aéreos en el feudo rebelde en las afueras de Damasco.