Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El crucero noruego que sufrió este sábado una avería en medio de fuertes vientos y oleaje ha llegado al puerto de Molde para desembarcar a su pasaje, tras el rescate por aire de 463 del total de 1.373 personas que iban a bordo. El Viking Sky envió este sábado hacia las 14.00 hora local una señal de socorro por problemas en sus motores, cuando se encontraba a unos cinco kilómetros de la costa de Hustadvika. Se trata de una zona compleja para la navegación, ya que son frecuentes los vientos y corrientes marinas y además su litoral está salpicado de numerosas islas y fiordos.

El crucero averiado el sábado por un fallo mecánico en la costa oeste de Noruega será remolcado a tierra tras lograr arrancar tres de sus cuatro motores. Mientras continuará la evacuación de las 1.373 personas a bordo, de las cuales 397 ya están en tierra, según han informado los servicios de rescate. Diecisiete personas han sido hospitalizadas, según revelaron en una rueda de prensa las autoridades del municipio de Fræna, donde se ha habilitado provisionalmente un centro de acogida para acoger a los rescatados.