Anterior Amin Maalouf Siguiente El Comisario aspira a convertirse en el rey de las Españas Arriba Ir arriba
En Portada - Yo vivo en Molenbeek

En Portada: 'Yo vivo en Molenbeek'

  • El programa visita el barrio donde residían dos de los autores de los atentados de París del pasado noviembre

  • Molenbeek es uno de los barrios más poblados de Europa y de los más pobres de Bélgica

  • Jueves, 28 de enero, a partir de las 23:25 en La 2 de TVE

|

El equipo de En Portada llega a Molenbeek en medio de una resaca informativa que tiene muy disgustado al vecindario. Sienten los vecinos de Molenbeek que todo el barrio ha sido declarado culpable de una tragedia, que a ellos también les duele como suya: los atentados terroristas en París el pasado mes de noviembre.

En el barrio habían residido dos de los autores de estos atentados, pero su nombre, ya había aparecido antes, en los titulares de las noticias, relacionado con otros ataques terroristas sufridos recientemente en Europa.

Uno de sus vecinos, Johan Leman, presidente de la asociación Le Foyer, advirtió a los servicios de inteligencia belgas, a finales de los 90, de la llegada al barrio de un clérigo francés de origen sirio, a quien señala como responsable de los primeros síntomas en el barrio de yihadismo y achaca a la falta de coordinación e información en Europa el que no se tomaran medidas para prevenir lo que ha sucedido después.

A Molenbeek se llega en menos de una hora andando desde el centro de Bruselas. Pero hay belgas que no lo conocen. El canal forma una especie de frontera entre el barrio y el centro de la ciudad. Es un lugar de emigrantes: españoles, turcos y a partir de los setenta, una mayoría de magrebíes, que ha ido transformando el barrio con sus típicos comercios. Durante mucho tiempo, las autoridades no se han ocupado de los problemas de estos vecinos y a pesar de que no se le puede considerar un gueto, para los de fuera del barrio, es algo similar.

Un barrio repleto de color y de los que menos duerme de Bruselas, donde la vida se hace en la calle. Se le retrató como peligroso, pero los delitos más frecuentes no van más allá de los que suelen sufrir otros barrios de cualquier otra ciudad.

Molenbeek ha sido también señalado como uno de los lugares de donde han partido algunos de los belgas que se han ido a combatir a Siria, la mayoría con el Daesh. Véronique Loute lo ha sufrido en su propia carne: su hijo, un día, cogió el fusil y le dejó la peor pesadilla.
Ismael Saidi aborda este problema en su obra titulada Yihad, el espectáculo, con actores de Molenbeek y otros barrios próximos, que realizan una crítica a la sociedad belga y también a la comunidad musulmana.

Algunos de los vecinos de este barrio son ya hijos o nietos de esos primeros emigrantes, pero otros son recién llegados, algunos de ellos de familias marroquíes que emigraron a España y ahora se trasladan a Bélgica escapando de la crisis económica sufrida en nuestro país.

Molenbeek es uno de los barrios más poblados de Europa, de los más pobres de Bélgica y el más joven por población. Un lugar que va retomando, poco a poco, su vida cotidiana, porque la mayoría de sus habitantes lo único que quiere es que le dejen vivir en paz.