Anterior Tienes que verlo: Viajes virtuales, medio millón de vídeos históricos y el impacto científico en un gráfico Siguiente Los chicos de Brilla Bombilla aparcan su Food Truck de la competición de 'Cocineros al Volante' Arriba
Crónicas - Especial historia de ETA - Capítulo 2: ETA contra la democracia

Crónicas - Especial historia de ETA - Capítulo 2: ETA CONTRA LA DEMOCRACIA

  • ETA llega a la Transición dividida en ETA militar y ETA político-militar

  • La rama militar luchó frontalmente desde el inicio contra el proceso democrático

  • ETA político-militar se autodisolvió en 1982

|

Crónicas ha elaborado un especial de cuatro capítulos sobre la historia de ETA. Este segundo capítulo nos sumerge en los años de la Transición.

La organización terrorista entra en esta nueva etapa dividida en dos ramas: ETA político militar y ETA militar. Los poli-milis acabaron subordinando las armas a la política y se autodisolvieron en 1982. ETA militar ha llegado hasta hoy. 

ETA después de Franco: otra tiranía

La muerte de Franco hizo albergar la esperanza de que, enterrada la dictadura, también podría desaparecer la violencia terrorista. Quienes pensaban así, se equivocaron. Superadas las amenazas de inmovilismo, ETA se convirtió en el principal problema de la incipiente democracia española.

El objetivo independentista no iba a tener cabida en la nueva Constitución, y las ideas podrían defenderse libremente en el Parlamento. La democracia quitaba legitimidad al terrorismo. Por eso, ETA la convierte en su principal enemigo.

Florencio Domingez: ETA y la llegada de la democracia

La foto del empresario Ángel Berazadi, encañonado por un terrorista en el zulo donde le mantuvieron secuestrado, es una de esas imágenes que conmocionó a la sociedad española en el año 1976. Era el anuncio de lo que unos días después fue inevitable: su asesinato a manos de un comando de ETA político militar.

En ese momento, su líder más carismático, Eduardo Moreno Bergareche, "Pertur" , estaba sentando las bases para supeditar la lucha armada a la actividad política. España se preparaba para celebrar elecciones generales en 1977, las primeras en libertad desde la Guerra Civil.

Lourdes Auzmendi recuerda a "Pertur"

El sector más radical de los poli-milis, no perdonó a “Pertur”. En el verano de 1976 desapareció. Las sospechas recayeron en sus propios compañeros de militancia. Pero sus ideas triunfaron. ETA político militar creó un partido político, EIA, y se presentó a las elecciones integrado en la coalición Euskadiko Ezkerra.

Elecciones generales: entran en acción los Servicios Secretos

La fotografía está tomada en un hotel de Ginebra. El entonces jefe de los Servicios Secretos en el País Vasco, Ángel Ugarte, conversa con Javier Garayalde, “Erreka”, colaborador y mano derecha de “Pertur” hasta su desaparición. Hablan de un posible acuerdo para llegar a las elecciones generales en el clima más pacífico posible. La habitación del hotel estaba repleta de cámaras fotográficas y micrófonos secretos.

Ángel Ugarte: la entrada en escena de los servicios secretos

ETA militar no cree en la democracia

Gurutz Jaúregui: ETA en la Transición; la negación de la realidad

En 1978 comienzan los años más sangrientos de la historia de ETA. Los llamados "años de plomo" coinciden con dos grandes conquistas democráticas: la Constitución y Estatuto de Autonomía para Euskadi.  La organización terrorista trata de imponer a la democracia sus objetivos independentistas asesinando a un número cada vez mayor de militares. Es una “guerra” de desgaste contra el Ejército que causó decenas de víctimas y un dolor que no se puede cuantificar. Con cada funeral, y cada entierro, crecía la tensión en los cuarteles. Años después, llegaría el golpe de estado del 23F.

La soledad de las víctimas

Se les enterraba a horas intempestivas, para que nadie lo viera

Manuela Orantos tenía dos hijos muy pequeños cuando ETA asesinó a su marido. Avelino Palma era guardia civil en el País Vasco; un joven más, un emigrante que salió de su tierra, Extremadura, para sacar adelante a su familia.

Nos cuenta que "caían como números", sin que su nombre pasara a la historia. Se les enterraba a horas intempestivas, para que nadie lo viera y las viudas, después, quedaban en el desamparo más absoluto. Manuela fue una de las primeras personas que se incorporó, en 1981, a la recién nacida Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Adiós a las armas

La mejor noticia llegó en el verano de 1982. ETA político militar, VII Asamblea, anunciaba su autodisolución en una rueda de prensa que sus dirigentes celebraron a cara descubierta, y con sus verdaderos nombres. En la pared, una gran foto de Eduardo Moreno Bergareche” Pertur”, el dirigente que hizo posible este final.