Crónicas La 2

Crónicas

Cada dos miércoles a las 23.30 horas

Dirigido por: Teresa Martín

Programas de reportajes monográficos sobre temas de actualidad en el ambito de España, que se centran en cuestiones que no son tratadas habitualmente en los programas informativos diarios.

Muchos de los reportajes de Crónicas han nacido del contacto o el encuentro con la gente: vecinos de pueblos arrasados por el fuego, familias a las que la crisis ha expulsado de sus trabajos y de sus casas, padres con hijos difíciles, violencia de género, niños robados, etc. manteniendo el carácter de servicio público Hemos mirado a nuestra historia para entendernos mejor como sociedad y recoger testimonios que dentro de muy poco serán irrecuperables. Cada programa de la serie "Crónicas" cuenta con un equipo técnico.  

Contacto

Escriba al programa Crónicas: cronicas.tve@rtve.es

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5935487
Para todos los públicos Crónicas - Destino Tokio - Ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué tal? -Muy bien.

-¿Vamos para allá o qué?

-Vamos para allá, hombre.

-Mira, parece que la previsión es buenísima para hoy, dan todo sol.

Sol y fresquito, quizá un poco.

-Bueno, 16 grados de máxima buena temperatura.

-Eso es perfecto.

-Bueno, ¿qué? ¿Te has entrenado esta semana?

-Esta semana he estado en el rocódromo dos días, sí.

-Y ahora en Cuenca, ¿a qué le vamos a dar?

-Pues podríamos ir al sector piscinas,

que hace mucho que no vamos.

-Pues sector piscinas, vaya murazo.

-Pues podríamos probar las vías nos dejamos ahí pendientes

hace año y pico.

-¿Qué pasa? -Menos mal.

¡Cuánto tiempo!

-¿Qué tal? -Muy bien, muy bien.

-¿Qué pasa?

¡Cuánto tiempo! -Pues sí.

¿Qué vamos a hacer por aquí?

-Escalar un poquito, ¿verdad?

-Hemos pensado en hacer esa de ahí para empezar.

(Música)

Estás concentrado en lo que haces,

que no te cabe en la cabeza nada más.

No te acuerdas ni del problema de ayer ni antes de ayer

ni de lo que justo te acaba de pasar.

Te esfuerzas, pasas tú tu miedo, por supuesto, estás en altura,

te ves colgando de rocas en lugares tremendos

yes que todo eso te deja un poso muy especial.

(Música)

¡Dale!

¡Tira! ¡Venga!

¡El talón!

Siempre dicen que,

en los momentos de riesgo que compartes con otras personas,

también te hacen más humilde a esas personas.

Porque habéis vivido una situación un poco más arriba de lo normal.

¡Venga, va! ¡A saco!

-Con tesón y currándotelo mucho, entrenando,

creo que cualquier chica puede hacer el mismo grado.

Bueno, de hecho lo hacen,

que los chicos.

La escalada, lo que tiene un poco diferente

es que combinas los viajes y un poco la forma de vida

que tiene con el deporte.

-Nos caracteriza el amor a la montaña,

la necesidad de estar...

De sentirse libre y en contacto con la naturaleza.

Pues gracias a la escalada te das cuenta

de que el medio en el que estás es frágil, que causamos un impacto.

Entonces intentas que ese impacto sea el menor posible.

-He practicado más deportes,

pero yo empecé a escalar

y dejé todo lo demás.

La escalada es muy absorbente

para bien.

Y la verdad es que me da...

A mí me da todo lo que necesito como deporte, como forma de vida,

como actividad que me da muchísimas satisfacciones.

-Yo creo que el estilo de vida, lo que nos gusta,

que es escalar en roca, no va a cambiar mucho

lo de los Juegos Olímpicos.

-Hay deportes que ya no practica tanta gente

y luego hay deportes como la escalada, surf, karate,

skate, ¿pues que por qué no van a tener...?

Creo que los Juegos Olímpicos tienen que actualizar,

tienen que ser una representación

del deporte en la sociedad de ese momento.

¿Cómo era Zarauz cuando empezaste a surfear?

-No, yo el recuerdo que tengo cuando empecé a surfear,

no había muchos niños y niñas de mi edad, bueno, niñas,

muy poco, la verdad es que el surf femenino en esa época

era mucho más pequeño de lo que es ahora.

Y yo me fijaba mucho en la generación de tus padres.

-Que empezaron a surfear. -Claro.

-Hemos abierto muchas puertas en las Olimpiadas.

-Sí.

Yo no estoy acostumbrado a, de repente,

formar parte de una Selección, un equipo,

lo nuestro siempre ha sido superindividual

y ahora para vuestra generación viene un cambio...

Hace pocos años ni me imaginaría que llegaría a ser olímpico

un día y ahora lo es

y, bueno, después de muchos años de carrera que llevo en el surf,

de repente se nos mete este sueño en la cabeza

que te refresca un montón.

(Música)

Y ahora en la Selección, que hay mucho nivel,

sí que hay mucha competición y yo creo

que todos queremos ser los mejores.

Entonces intentamos dar lo mejor de nosotros,

pero a la vez disfrutar.

(Música)

A todos los surfistas nos ha cambiado el chip

de los Juegos Olímpicos,

ha hecho que el surf haya evolucionado un montón

en estos últimos cuatro años,

ha hecho que niñas de 12 años surfeen mejor que los niños,

que antes no era así.

-Cuando me imagino los deportes olímpicos siempre son en canchas

o en sitios igual un poco más cerrados.

Así que me parece que ha sido un acierto para reclutar

nuevos públicos,

gente joven.

El Comité Olímpico Internacional

lo que está buscando es atraer

a los jóvenes a los Juegos Olímpicos.

No da puntada sin hilo

y analiza las audiencias.

Y mira, igual que miramos todos,

todos los días,

las audiencias y el rango de edad.

Y se da cuenta de que los jóvenes no ven mucho los Juegos Olímpicos.

Por eso está metiendo las incorporaciones

de estos deportes callejeros, habituales en las calles,

pero no en el, digamos, tradicional plantel de deportes olímpicos.

(Música)

"Introducir nuevas disciplinas no ha sido hasta hace unos años

frecuente en el Comité Olímpico Internacional.

Para llevar la marca olímpica,

un deporte tiene que ser popular,

se debe practicar por hombres en 75 países

y por mujeres en un mínimo de 40.

Además, antes de ser olímpicos,

los deportes tienen que adoptar el Código Mundial Antidopaje

y contar con el respaldo de una federación internacional."

(Música)

Cuando eres chaval y quieres patinar,

pues te esfuerzas un poco más

en los estudios para no tener problemas con la familia

y que te dejen ir a patinar, lo vean mal o bien,

hacen lo que quieren.

No hay una regla, no hay un equipo.

-En el skate no compites contra nadie.

-Yo creo que la mayor competición tiene que ser contra ti mismo.

-Para mí es una forma de vida en general, o sea,

ha girado en torno a mí desde que tengo 12 años

más o menos,

me ha hecho conocer a los amigos que tengo

cómo visto, la música que escucho...

Yo me quedé ciego con 18 años, hace cinco años ya.

El patín a todos los efectos nos aporta mucho,

pero a mí sí que me ayuda un poco a salir del pozo ese

de quedarte ciego y no saber qué hacer con tu vida

o dejar de ser feliz.

Me siento integrado también,

porque cuando patino no me siento diferente,

me siento un skater más.

Patino a mi manera

y me adapté yo al deporte no el deporte a mí.

-En casi todos los países de Europa...

-Todos.

-Se trabajan los espacios de patín

como plazas de toda la vida,

que incluyen un espacio en el que se pueda patinar

y aquí todavía se sigue como viendo mal

o desplazando los espacios para patinar a la periferia,

nos ven tirando a mal,

como que te siguen viendo como un gamberro o un quinqui

o algo así. -Claro.

-Al final, hay de todo.

-A mí lo que más me sorprende es la cantidad de gente

que se refiere a ti como con mala educación, ¿sabes?

O sea, como que yo estoy patinando en un bordillo en una plaza

que no usa nadie y me viene alguien a insultar.

A mí eso es lo que más me llama...

Y es algo que ocurre todos los días.

-Con el tema de las Olimpiadas puedo decir:

"Señora o señor, mi deporte es olímpico", no sé qué.

-Eso a la policía le da igual, porque la policía, por ejemplo,

cuando estamos patinando sin mascarilla,

viene y nos dice: "Ponte la mascarilla".

O: "No se puede patinar. -Yo estoy haciendo deporte".

Y me dice: "No, eso no es un deporte".

Le digo: "Es olímpico y llámalo como quieras".

O sea, que aunque sea olímpico, no hay como esa aceptación todavía.

-Ojalá me equivoque y repercuta para bien,

pero yo creo que va a ser algo como un poco sin más,

que se va a hacer el espectáculo y dentro de cuatro años, veremos.

-Yo lo veo un poco como una "competi" más,

una competición más con un poco más de repercusión quizás,

pero poco más allá, no sé.

-Yo personalmente estoy en contra.

El skate es algo de la calle.

No es una cosa de ir uniformado

en un polideportivo con árbitros, es algo de la calle y ya está.

-A mí me cuesta trabajo

ver la parte olímpica de estos deportistas modernos,

que no digo que no la tenga.

Porque yo no sé si uno

cuando arranca a hacer skate en la calle,

como sí tienen en atletismo o en baloncesto o en natación,

tiene la ilusión de llegar a ser olímpico.

(Música)

"De los cuatro nuevos deportes presentes por primera vez

en la historia de los Juegos, el karate es el más clásico.

Incluso muchos pensaban que ya era olímpico,

como otras artes marciales.

Lo llevaba intentando desde la década de los 70,

pero no lo ha conseguido hasta ahora,

que los Juegos se celebran en el país donde nació este deporte.

El Karate competirá en dos categorías: Kumite,

que es el combate;

y Kata."

(Música)

Tengo muchas ganas, conforme se va acercando el momento,

tengo más ganas todavía, porque a mí me gusta la presión,

me gusta estar ahí.

¿Va a haber público japonés solo?

Va a ser una presión añadida, pero me gusta también.

Me levanto cada día pensando

que estoy viviendo una época única en mi vida.

Cada día, hasta que lleguen esos Juegos Olímpicos,

son Juegos Olímpicos.

Ganas también de que llegue ese momento

y al mismo tiempo de que no llegue para que no se acabe nunca.

(Música)

La traducción podría ser como "formas", ¿no?

Pero comúnmente se le conoce como un combate imaginario,

porque los katas tienen sus nombres.

(GRITA)

Son una serie de técnicas que ya están preestablecidas,

que también tienen un significado real contra un contrincante,

pero que en el tatami las hacemos solos.

Y el árbitro tiene que valorar la fuerza, la velocidad,

la potencia, el equilibrio...

(GRITA)

Yo de pequeño era un trasto y mi mamá me apuntó en karate

porque dijo: "El niño tiene que tranquilizarse un poquito,

que llegue cansado a casa".

El karate es un arte marcial y como bien dice la palabra "arte",

hay que demostrarlo.

Y no es solo un show de pegar unas patadas al aire,

como cree la gente, sino que todo tiene sentido.

(GRITA)

Lo que intentamos hacer es que sea algo como natural,

que no se vea un robot.

Tienes que darle tu punto personal para que se vea esa diferencia.

Habla de armonía, de naturalidad,

tienes que ser algo que tú expongas

y no seas una máquina realizándolo,

sino que el juez vea que sale de dentro.

Un deporte de venir de un...

De lo que llamamos "no olímpico", a ser de disciplina olímpica,

aquí en España hay mucha diferencia en cuanto a nivel mediático,

a nivel económico, a poder dedicarte "full time" a entrenar,

que es que tu trabajo,

ahora mismo yo soy karateka "full time".

Creo que es real, que podemos estar en una final olímpica

y luchar por ese oro.

Soñaba hace mucho tiempo,

pero una vez que ya entramos a ser disciplina olímpica,

sí que dije:

"Este sueño puede ser realidad y en mis manos está".

-No pienso en los Juegos Olímpicos como la medalla de oro.

Pienso en los Juegos Olímpicos como que Sandra

sea capaz de sacar su mejor karate.

Que el karate que haga Sandra en el tatami

consiga emocionar a la gente,

consiga incluso emocionar a los árbitros,

que son personas que ya han visto mucho karate,

pero que vean algo especial ese día

y que ese algo especial valga esa medalla.

Mi padre... Muy bien ellos.

Pensaron en unas actividades extraescolares para mi hermano

y para mí, mi hermano es dos años mayor que yo,

le apuntaron a karate y dijeron: "La niña a baile".

Yo solo quería estar con mi hermano y yo decía:

¿Por qué le han apuntado y a mí no?",

sin saber lo que era el karate, era más...

pues la envidia de decir: "Por qué a mi hermano a esto

y a mí no, pues yo también quiero ir a karate".

Yo entré en el equipo nacional con 33 años,

pero empiezo a competir a nivel nacional con siete años.

Echa cuentas.

Tela de años que son, perdiendo.

¿Cuántas veces he tenido que perder para conseguir ganar?

(Música)

Queda poquito y hay que limar detalles muy pequeños,

pero siempre hay algo que mejorar.

El karate no son las cinco, seis o siete horas que entrenamos,

el karate...

Eres karateca las 24 horas del día.

-Que alguna vez en la vida

tienen que pasar todos los deportes por el programa olímpico para sentir

lo que se siente en unos Juegos Olímpicos,

que no se siente en un campeonato del mundo.

Es otra cosa.

Unos Juegos Olímpicos es incomparable.

-¿Empezamos con la roca?

Se ve difícil, pero bueno,

a ver si pasamos.

Ahí va Iker, primer largo de roca.

Último largo duro, ¿no?

-Eso esperamos. -Y ya lo demás, sencillo.

-Sí.

¿Quiénes sois?

Bueno, somos...

Iker y Eneko,

escaladores y alpinistas del País Vasco, de Vitoria.

-Llevamos toda nuestra vida dedicada a la montaña,

porque nuestros padres eran montañeros.

-Son los que nos inculcaron esta pasión por la montaña.

Al principio llevábamos la mochila de ellos,

nos llevan a los primeros 3.000, bueno, los hacíamos en la mochila.

Cargaban nuestros padres con nosotros

y siempre estábamos en el monte.

(Música)

La montaña, realmente en líneas generales,

tal como la entendemos nosotros, al menos, no es un deporte,

es mucho más que un deporte.

Suena a una frase un poco que tira de tópico, pero es la realidad.

O sea, toda nuestra vida gira en torno a la montaña,

las amistades giran en torno a la montaña.

El fin de semana agarramos la furgoneta

y nos vamos todo el fin de semana.

Las vacaciones son para ir a la montaña.

Son las 7:00 de la mañana.

Estoy aquí en un patio impresionante,

que ahora lo voy a enseñar, que vais a alucinar.

Hemos hecho muchas escaladas también, como decimos, "non stop".

Sin parar,

que igual es lo más duro, coger todo el material,

todo lo opuesto, y te vas para arriba.

Puedes ser 24 o 48 horas o lo que sea. No duermes.

Puedes dormir sentado.

-El trabajo en equipo ha sido la esencia

de nuestra historia.

-Uno tiene unas facilidades para hacer una cosa,

el otro las tiene para otra

y lo que hemos hecho es unir las virtudes de cada uno

y potenciar todo en un equipo.

Entonces, por eso hemos conseguido llegar a donde hemos llegado.

(Música)

Hemos notado mucho el aumento de aficionados a la escalada

desde que se ha hecho olímpico.

En estos años,

lo que he ido viviendo es que han crecido los rocódromos,

han crecido los profesionales en el sector y, sobre todo,

que hoy en día tenemos aficionados en cualquier rango de edad.

Y eso es una gozada.

-Me ayuda a avanzar en la vida y a tener nuevas inquietudes

y decidir conseguirla.

-Además, te ayuda a dominar el estrés,

ese estrés que tienes en el día a día,

aquí lo experimentas, entonces la tolerancia al estrés es mayor.

-Venga, que ya está llegando.

A nosotros nos unió la escalada, sinceramente.

-Nos conocimos escalando.

Y Valentina nació escalando, diez días antes de nacer,

estaba escalando su madre también.

-En la escalada en rocódromo

lo primero que tienes es accesibilidad.

Desde cerca de tu casa, cerca de tu municipio,

vas a tener un rocódromo y en seguida

vas a poder ponerte a escalar sin tener

que tener unos preparatorios fuera de lo normal, ¿no?

-Lo terminas convirtiendo un poco en estilo de vida, o sea,

ya es de esperar a que llegue el fin de semana

o terminar de trabajar,

para venir corriendo por acá y encontrarte con la gente

y empezar a hacer deporte por una forma diferente.

-Sube la izquierda.

El pie. Venga, arriba, arriba.

-Yo empecé porque me invitó mi hermano por mi cumpleaños,

nunca había hecho rocódromo ni escalada

y la verdad es que ahora es nuestra forma de vernos,

con esto de la pandemia nos vemos mucho y al final, bueno,

es el plan de los viernes, es venir aquí y estar juntos,

pasar un rato agradable.

-Todo el mundo está concentrado y es un poco un juego.

Acabas conociendo gente: "Te has caído de la última.

¿Cómo lo haces? Mira, pon la mano así...".

Y es ahí donde surge la interacción,

que luego puedas salir a la naturaleza o no,

yo creo que hoy estamos conociendo un montón de gente

que no saldrá nunca,

pero es un ejercicio buenísimo, te desestresa,

te desconecta y al final estás solo aquí

y a los colores las presas.

-A nivel social es muy social el rocódromo.

Bueno, nos atrevemos a decir más,

probablemente sea el gimnasio del futuro.

Está habiendo un cambio brutal de la gente que iba a hacer fitness,

que está pasando a los rocódromos porque es muy divertido.

Cuando entras en las Olimpiadas,

ahí entra en juego absolutamente todo,

o sea, nos vendrán cosas buenas,

tendremos grupos de tecnificación más importantes,

mejores entrenadores, mejores instalaciones,

pero también entrarán otros valores negativos,

mucha más competitividad,

probablemente, ojalá no, pero ya estará ahí,

probablemente, el tema del doping en el tema de: "Hay que ganar".

La mentalidad es totalmente diferente.

Iker y yo, a pesar de que estamos diciendo esto,

hemos colaborado con las primeras competiciones

que se hicieron.

Si ahora tenemos las Olimpiadas, apoyaremos a nuestros deportistas.

Tenemos a Alberto Ginés,

es un orgullo tener a un chico metido a la primera...

Las primeras Olimpiadas en las que participa la escalada.

(Música)

Esta es la modalidad de dificultad que consiste en superar una prueba,

una ruta de un grado muy alto.

Aquí interviene mucho mucho la capacidad mental

y la recuperación física.

Esta es la modalidad de búlder, y en comparación con las otras,

en esta modalidad no tienes ningún tipo de seguridad

más que la tuya misma.

Aquí se demuestra quién es el más fuerte y ágil.

Es la modalidad que consiste en marcar en el mejor tiempo

en tocar un pulsador, el que llega más rápido gana.

Es la modalidad ahora mismo más rápida de las Olimpiadas.

Yo creo que ahora mismo la parte difícil

de la escalada es combinar las tres y ser el más completo.

-Han hecho un formato que sea espectáculo.

Al final, el espectáculo mueve gente, la gente mueve dinero,

o sea, esto es lo que hay, es lo que se está buscando.

-La tercera moneda de velocidad ha estado un poco desterrada,

no se la ha dado nunca importancia

hasta que han llegado las Olimpiadas

y todo el mundo se ha puesto a entrenar como loco

la velocidad, que realmente no es lo importante,

lo ha comenzado Eneko,

sin entra el skate, el surf, escalada,

son deportes que a la gente joven engancha más desde el principio.

Más adrenalínico, que tiene más tirón.

-Muy diferente. -Fue la primera.

Tengo por ahí una de las tuyas también cuando empezaste todo.

-Son muy diferentes tu primera a mi primera,

la forma cambia mucho.

¿Te acuerdas, por ejemplo, de esta?

Cuando empezaste a competir.

-Sí, fue mi primera tabla para competir.

Me acuerdo de que hice un par de campeonatos con esta en Arena.

-Tú con esta evolucionaste mucho.

-Sí, empecé a surfear mucho mejor.

¿Con cuántos años tuve esta, más o menos?

-Con... -11.

-Ocho...

-Sí... -Nueve o por ahí.

-Ocho o nueve.

Cuando eras chiquitina siempre querías, bueno,

desde siempre has sido muy acuática, siempre querías ir al agua.

-Tuvimos días muy mágicos, las veces que entrábamos los cuatro,

en la playa... -En plan familiar.

-Ahora imposible. -Ahora imposible.

-No, no estamos los cuatro juntos nunca ya.

-Es parte de nuestra vida.

Es un hobby, nos divertimos mucho. Es parte del plan diario.

Es: si no hay surf,

bueno, buscamos una alternativa y así.

Y lo tuyo ya es...

-Sí, también. Mi vida. -Sí...

-Pero desde pequeña,

con los viajes que hacíamos siempre ha sido un estilo de vida

para mí también.

Cuando ya empecé a competir con siete u ocho años,

me encantaba poder estar ahí e intentar ganar el campeonato,

que por el micrófono dijeran mi nombre.

Al principio, sobre todo, es un poco duro.

Empiezas de cero y tienes que ganarte todo.

Los primeros viajes yo me los pagué con los ahorros

que hice durante diez años,

que decidí que quería ser surfista

y les dije a mis padres: "Voy a ahorrar hasta los 18".

Tampoco tenemos tantas ayudas como la gente se cree.

Tampoco tenemos tanto dinero.

Se ha notado mucho desde que se ha hecho olímpico,

que ha habido muchas más ayudas ahora,

sobre todo, en los últimos dos años.

(Música)

Yo creo que casi todos los surfistas estamos medio enfermos por surfear,

estamos todos los días mirando las olas que va a haber

e intentando buscar las mejores condiciones.

Y si tenemos un compromiso,

intentar escaquearnos de él para poder ir a surfear.

-Aunque sea un deporte olímpico

y sea muy bueno para los deportistas

porque da muchas más oportunidades,

más ayudas para poder seguir con las carreras adelante,

se puede vivir el surf de la manera que tú quieras.

En la primera división de surf solo entran los 32 mejores surfistas

del mundo.

Yo he podido estar ahí unos tres años en este circuito e imagínate,

son 32 surfistas de todo el mundo.

Yo cuando empecé a surfear era el rarito de clase.

Cuando mis amigos...

Cuando yo estaba en la ESO, EGB,

mis amigos se iban a hacer sus planes,

pues yo iba al agua en invierno, hace frío y siempre eres el rarito.

No había neoprenos de mi talla,

siempre usaba neoprenos de tallas mayores.

(Música)

El mar para mí es como mi hogar.

Tengo muy buena relación,

pero es verdad que siempre es el que manda.

A mí me gustan las olas potentes.

Prefiero surcar olas que empujen,

que tengan fuerza, antes que las pequeñitas,

que igual son un poco más complicadas para mí.

El tubo es como la maniobra reina del surf, y la sensación de un tubo

es muy difícil explicarlo en palabras.

Se para el tiempo.

Cuando estás dentro del tubo, solo estás pensando en eso.

Ahí no hay otros problemas,

otras cosas que te vienen a la cabeza.

Siempre estás jugando en querer buscar la salida

y estar más tiempo dentro de ese tubo.

Puedes llegar a viajar al otro lado del mundo por dos tubos.

Desde que era superpequeño,

los surfistas de generaciones anteriores

siempre contaban historias de Mundaka,

de lo grande que estaba, los tubos grandes que había,

las tablas que rompía....

Al final, después de escuchar tanto,

sabía que, si quería ser un buen surfista, tenía que surfear bien

en Mundaka

y las cosas que he aprendido las he llevado por todo el mundo

en diferentes competiciones

y la verdad es que cuando ha habido olas que se han parecido

a la de Mundaka, me ha ido bastante bien.

-Hoy no tenemos nada aquí atrás, está plato,

pero puede haber cuatro o cinco metros de olas aquí.

Es un cambio radical.

Mundaka, a nivel mundial,

cuando hay olas buenas,

son las mejores olas que uno puede surfear.

Estamos hablando comparativamente con olas

como Hawái o las olas famosas de Australia.

La adrenalina que te da de coger una ola

y además una ola como Mundaka,

es que no hay comparación.

-Y hacerte un tubo de esos gordos ahí

de dos metros... -Ahí está.

Entrar y salir...

Y, silencioso,

que en estos momentos cuando te metes el tubo

es como un mundo completamente...

No existe alrededor y estás ahí metido y sales y ya...

-Tú estás ahí dentro y piensas que es el triple de tiempo.

-Es verdad, cuando estás dentro, se te hace muchísimo más largo,

vas ahí, estás un poco como que no lo controlas

del todo y...

-Estás ahí enganchado perfectamente, sales, y vuelves a repetir.

Yo soy australiano

y cuando voy a visitar a mi familia en Australia,

en casas de amigos,

vas hablando y dicen: "Oye a ti te conozco de Mundaka".

Mundaka es una cosa que ha creado un mundo

muy especial en el mundo del surf.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

-El museo de esta tienda dedicada al sur

lo tenemos en el techo, ¿no? -Sí. Totalmente.

Tenemos arriba la de los años 60,

pesaban entre 15 y 25 kilos

y luego incluso de la época de los 70,

que se empieza a hacer tablas de dos quillas,

y luego en los años 80 de tres quillas.

Esa fue la evolución del sur.

Nos ha cambiado la vida total, ya podemos correr más rápido,

colocarnos más rápido y terminar la ola.

(Música)

Aquí en 1980 era una gozada.

Yo me quedo aquí desde el 82, así que no,

conocí a quien hoy en día es mi mujer desde hace 36 años.

Cuando hay olas,

yo estoy como un niño en una tienda de juguetes.

Me pongo nervioso.

Poner en la tabla la parafina...

Vienes corriendo, es que te sube la adrenalina.

(Música)

El monopatín surge en Estados Unidos

por la gente que hacía surf,

que cuando no había olas intentan hacer algo similar en asfalto.

Con 17 yo hacía el pino,

me bajaba a hacer el pino con un amigo mío

en Alfonso XII hasta el Museo del Prado,

pasando botes que poníamos, botes de bebidas.

Los deportes extremos, fuertes,

dependen mucho de tu condición física.

Yo con 68 sigo patinando, pero no hago lo que hacía con 17.

Hablar del skate, para una persona que no ha montado en skate,

es muy difícil.

Pero el que monta es como si te meten un bichito

y te enganchas.

Y me vuelve loco. Es que es mi vida.

"Se define como un tendero del skate

y pionero en este tipo de tiendas en España.

Una carrera que comenzó hace ya 50 años.

En 1973 viajó a San Francisco para hacer un curso de inglés

y allí descubrió los nuevos modelos de monopatines.

Invirtió el dinero que tenía para comer en comprarse dos

y, poco después, al volver a España, lo convirtió en su modo de vida."

Estos son los primeros.

Este fue el primero con el que competí en París

en slalom.

Me lo compré en Berkeley. Es fibra de vidrio.

Todo esto es más o menos de finales de los 70.

-Correcto.

Y luego ya cambia.

¿Ves la tendencia de las anchuras?

Cambiamos a... -Todo lo que son ya 80.

-Y, bueno, ese es un poco los principios del skate, ¿no?

-Pues vamos a dirigirnos ahora a los 90,

a enseñar un poco las tablas de skate "Old School",

que además es lo que se va a usar en los Juegos Olímpicos.

Con esas tablas son con las que van a competir

los "raiders" que van a ir para allá.

-Los Juegos Olímpicos van a hacer mucho por el skate

porque hay mucha gente que lo tenía como muy despreciado, o sea,

como un juego de niños, ¿sabes?

Y eso va a establecer en ciertas gentes

que el skate no es solamente un juguete, es un deporte.

(Música)

¿Pros?

Obviamente para la industria va a ser bueno porque va a aportar

más dinero a nuestro pequeño mundo

y la manera que tiene la sociedad de vernos,

cambie gracias a esto.

Personalmente yo lo veo diferente.

(Música)

Creo que es una forma de expresarse,

creo que es un poco más tirando hacia el arte,

que cada persona lo expresa de una manera diferente

y la manera de calificarlo creo que es totalmente personal,

porque igual ha hecho algo muy difícil,

pero de la manera que lo ha hecho, a mí no me ha transmitido nada.

La competitividad creo que es esencial en el patín,

pero con uno mismo, no con el resto de las personas,

cada persona en el patín tiene algo que ofrecer

y cada persona es diferente y tiene un estilo y es valiosa.

Con las redes sociales, un niño, por ejemplo,

tiene la oportunidad

que antes era más difícil a llevar a cabo,

ahora tienes un teléfono móvil

y le dices a un amigo que te grabe

y eso lo vas a tener en las redes en un clic.

Y eso es muy positivo también

para los chavales nuevos que se den a conocer

y la manera guay de que la gente que no conocen les vea patinar

y les abra puertas en cuanto a tema sponsors

o lo que quieran llegar a hacer.

Eso es parte de la industria del skateboarding.

(Música)

Para mí es el mejor trabajo del mundo,

pero hago lo que me gusta y me están remunerado.

Las marcas se interesan en ti cuando estás patinando bien

y obviamente eres promoción para ellos,

eres la imagen que ellos quieren dar.

Es un contrato que tú firmas durante X años,

como cualquier deportista.

Depende de tu rendimiento y tus resultados,

pues seguirás teniendo más contratos

o no seguirás teniendo más contratos.

Lo que más me gusta es saltarme bancos o saltarme cosas altas,

que es algo que creo que se me da bien.

Y, aparte, patinar bordillos, eso es lo que más me gusta.

Donde tú dices que ves unas escaleras, yo las veo...

Las veo para saltar y al final yendo por la ciudad

en cualquier lado vas a encontrar sitios para patinar

y depende la creatividad que tú llegues a tener.

Es creatividad pura el patín.

Que la gente nos vea como como lo que somos,

gente que se lo pasa bien en la calle,

gente que está disfrutando al igual

que lo puede hacer una persona

que está en un polideportivo jugando al pádel.

Pues lo mismo.

No es lo mismo, obviamente, pero la sensación es la misma.

Al final es pasarlo bien, disfrutar,

estar al aire libre y no hacer daño a nadie.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

El Kata comienza después del saludo

con un Kamae típico del estilo Uechi,

que está formado por tres animales: tigre, dragón y grulla.

Todos los Katas comienzan con defensa,

de ahí la no violencia del karate, siempre te defiendes,

nunca agredes.

Kotsukake es la capacidad que tiene el cuerpo al encajarse,

al encajar las articulaciones,

de absorber o recibir impactos

y que estos no dañen los órganos internos del cuerpo.

El maestro Matsumura, que es uno de mis referentes,

decía: "El verdadero combate es aquel que se gana

sin tener que pelear".

Llevo 43 años practicando karate

y creo que tengo, si no la misma ilusión, un poco más,

un poco más de ilusión por aprender más.

¿Qué me aporta a mí el karate? Felicidad.

Felicidad.

El karate nace en Okinawa,

parece ser, con un arte autóctono de autodefensa que está en esa isla,

y con una influencia bastante grande de China.

Durante un período muy grande de tiempo,

estaban prohibidas las armas,

completamente prohibidas, bajo pena de muerte.

Al final,

de alguna manera u otra surge esta forma de autodefensa.

No tengo armas, pero aquí están mis armas: las manos vacías.

Ese es un poco el origen del karate.

Un sistema de autodefensa sin armas.

"Aunque surge en el siglo XVI, en la isla japonesa de Okinawa,

el karate no se extiende por el mundo

hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

En España estuvo prohibido hasta poco antes de los años 70

porque se le consideraba un arte marcial violento.

Pero con la llegada de varios maestros karatekas japoneses

en esa década,

se consolida y en 1980 Madrid es la sede

de los Campeonatos del Mundo de Karate."

Para mí ese es un camino de vida

que se transforma también en mi vida cotidiana.

Tienes más aguante,

tienes más resistencia ante agresiones

que pueden ser verbales,

Ese caerse siete veces y levantarse ocho,

ese esfuerzo continuado, aunque no salga, eso es karate.

Y eso es lo que me puedo llevar a la vida real.

Cuando uno está acostumbrado a entrenar de esa manera,

a no tener miedo,

no solo en un conflicto, sino a nada,

pues hace que lo podamos aprovechar sin darnos cuenta.

Yo personalmente no estoy nada en contra del karate deportivo.

Durante mi juventud estuve compitiendo mucho tiempo.

Ahora es verdad que se ha especializado mucho más.

El karate clásico quiere perpetuar los Katas

de la mejor manera posible, sin cambios,

entendiendo lo que los maestros que los crearon

querían decirnos con esos Katas.

El karate deportivo, el karate deportivo es muy visual,

es muy potente, muy sacrificado y ahora, por ejemplo,

en lo deportivo se hace todo igual, rápido, fuerte, rápido, fuerte...

¿Qué perdemos?

Perdemos la esencia del bagaje técnico

que nos sirve para aplicar las técnicas correctamente.

(Música)

A mí lo que me da lástima es nuestra salida, porque de hecho,

no sé, no sabemos por qué.

Nosotros sí que estamos un poco fastidiados porque creo

que es una disciplina que deberíamos estar hace muchísimo tiempo

y entramos y nos vamos.

-Yo es algo que no entiendo, sin saber si funciona o no funciona,

que los quiten del panorama olímpico.

Es que no lo entiendo.

Deja que haya una edición, mira a las audiencias,

mira la expectación, mira si ha funcionado,

mira si ha sido atractivo para la gente

y luego decide si los quita.

-Injusto, porque bueno,

pues todo lo que se supone que está escrito

y que transmite los valores olímpicos, el karate lo cumple.

Y, de repente, estamos fuera por no sabemos qué.

Entonces, ¿cómo se vuelve a entrar, si no sabes porque estás fuera?

No sé, mucha impotencia, mucha Injusticia.

(Música)

Crónicas - Destino Tokio

09 jun 2021

Programas completos (251)
Clips

Los últimos 941 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios