Enlaces accesibilidad

Raulo Cáceres lleva al cómic a los zombis de 'Guerra Mundial Z'

  • El dibujante ilustra ‘La marcha zombi’, del escritor Max Brooks
  • El cómic narra la guerra de los zombis contra los vampiros
  • “Dibujar zombis es terapéutico”, asegura Raulo

Por
Portada del primer número de 'Extincion Parade: War'
Portada del primer número de 'Extincion Parade: War' Panini

El escritor Max Brooks se ha hecho famoso en todo el mundo gracias a sus libros protagonizados por zombis como Zombi - Guía de supervivencia (Berenice) y, sobre todo, Guerra Mundial Z (Almuzara), que fue adaptado al cine por Brad Pitt (como productor y protagonista) y que en 2017 tendrá una segunda parte. Ahora el escritor está adaptando algunos de sus relatos al cómic y para ello ha elegido al gran dibujante español Raulo Cáceres (Córdoba, 1976), todo un experto en el género de terror con títulos como La condesa Elizabeth Bathory, Cuentos Mórbidos o Crossed.

El primer tomo La marcha zombi (Panini) acaba de pulicarse en España. “Básicamente –nos cuenta Raulo- la historia se encuadra en La Guerra Mundual Z, pero Brooks añade un ingrediente nuevo: Los vampiros. A lo largo de la historia de la humanidad se han ido produciendo brotes de epidemias zombi que los vampiros han visto desde la distancia y la indiferencia, absortos en una existencia hedonista, hasta el momento actual, en el que el problema ha empezado a afectarles también a ellos, pues como se suele decir, “cuando se acaben las moscas, también morirá la araña.”

Raulo nos cuenta cómo llegó a este proyecto tan especial: “Llevo trabajando con la editorial americana Avatar Press desde 2007 en diferentes series y en 2013 mi editor me propuso dibujar un guión de Max Brooks basado en uno de sus relatos: The extinction parade”.

Portada del quinto número de 'Extincion Parade' (La marcha zombi)
Portada del quinto número de 'Extincion Parade' (La marcha z

Portada del quinto número de 'Extincion Parade' (La marcha zombi)

“Trabajar con Brooks es un honor”

Un sueño hecho realidad para Raulo, que se confiesa admirador del escritor: “Hacía tiempo que había leído sus obras de temática zombi (Guerra Mundial Z, Zombi, guía de supervivencia, y La marcha zombi) ya que soy muy aficionado al género y considero a Brooks uno de sus autores más importantes. Siempre me ha gustado el enfoque realista y periodístico que da a sus narraciones”.

“Cualquiera que pretenda abordar la literatura zombi tiene que pasar por Brooks –continúa el dibujante-. Dibujar su historia fue todo un honor para mí, como fan suyo que soy. Sus guiones son muy detallistas y suele ser muy específico con los aspectos técnicos, incluyendo referencias sobre armas, vestuario, uniformes, etc. Como no llevo muy bien el inglés, nos escribimos con el editor como intermediario”.

Portada del primer número de 'Extincion Parade: War'
Portada del primer número de 'Extincion Parade: War'

Portada del primer número de 'Extincion Parade: War'

“Son los zombies de la novela, no los de la película”

La película de Brad Pitt recibió algunas críticas porque más que zombies eran infectados. Pero ¿Cómo son los muertos vivientes de este cómic? “Son los mismos zombis de la novela, no los hormigoides veloces de la película -asegura Raulo-. Son cadáveres lentos y torpes, afectados por un virus que retarda la putrefacción ya que impide la aparición de flora bacteriana”.

“El resultado -comenta el dibujante- es un cuerpo oscurecido, casi momificado, con una pasta negra por sangre, que se mueve hasta que el tejido se destruye por desgaste. Persiguen como misiles teledirigidos a toda criatura viviente, pero ignoran a los vampiros, porque también están muertos. Este punto resulta muy interesante, porque ahí es donde Brooks vuelve a innovar. ¿Cómo planteas una batalla entre dos seres, cuando uno de ellos ni siquiera percibe ni es consciente del otro?”.

En cuanto a si se ha inspirado en otras películas o novelas de zombis, Raulo asegura que: “La obra de Brooks es tan rica y sugerente que no haría falta más. Su Guía de supervivencia es una auténtica cantera de ideas y de conceptos que muchos están utilizando actualmente en otras series de cómic y de televisión, como The Walking Dead y Z Nation. Por otro lado, mi inspiración también viene del cómic de terror americano tradicional, las revistas clásicas como Creepy y la escuela de EC Comics”.

Portada del cuarto número de 'Extincion Parade: War'
Portada del cuarto número de 'Extincion Parade: War'

Portada del cuarto número de 'Extincion Parade: War' Avatar

¿Vampiros o actores de Hollywood?

Ya sabemos cómo son los zombis de Brooks pero… ¿Cómo son los vampiros a los que se enfrentan. “Son bellos, jóvenes, ricos y psicópatas –asegura Raulo-. A mí estos vampiros me parecen una metáfora del hombre moderno capitalista, adicto, hedonista, dependiente e inconsciente. Brooks los retrata como esos actores millonarios que tienen asistentes que se ocupan de todos los asuntos mundanos y sin los que son incapaces de sobrevivir. Cuando todo se derrumba por la marea zombi, el vampiro sale de su mundo de placer y tiene que adaptarse a la nueva situación, aprender a luchar y coger el toro por los cuernos. También son personajes exóticos y sensuales, en el caso de las protagonistas, ya que se trata de vampiras malayas”.

En muchos relatos los zombis son esclavos de los vampiros, así que preguntamos a Raulo ¿Cuál es su relación en este cómic? “Como se dice en el propio relato, para los vampiros, inicialmente, los zombis son un chiste. No los toman en serio, y los ven como una plaga que aparece y desaparece a lo largo de la historia, y que los humanos siempre acaban venciendo. Pero como también ocurría en La Guerra mundial Z, el contexto actual, el mundo globalizado e hiperconectado, convierte la plaga en un problema mundial de proporciones apocalípticas”.

“Los humanos –explica Raulo- van a perder la guerra esta vez y los vampiros también acabarán extinguiéndose si no hacen algo. Los vampiros deciden salvar a su granja humana por pura supervivencia, ya que la sangre de los zombis es venenosa e incomestible para ellos. Brooks planteará batallas tan épicas como patéticas y extrañas, en las que unos pocos vampiros tienen que taponar la inmensa marea zombi repartiendo hostias. Veremos vampiros exhaustos ante el vértigo numérico, envenenados por el contacto con el virus y agotados por la escasez de víveres humanos”.

Páginas de 'La marcha zombi'
Páginas de 'La marcha zombi'

Páginas de 'La marcha zombi' Panini

“Dibujar zombis es terapéutico”

“En el libro abundan las páginas dobles con cientos de muertos vivientes deambulando como si no supieran a donde ir. Unas páginas espectaculares que Raulo define como “Muy divertidas de dibujar. En este tipo de composiciones puedo dar rienda suelta al horror vacui y desbocar el barroquismo sin freno. Además, dibujar zombis es terapéutico. Lo difícil es conseguir que se reconozca el contexto: Malasia. Hay que documentarse para retratar bien los escenarios, el vestuario y los rasgos étnicos y culturales de este bello país”.

Preguntamos a Raulo de cuantos números constará esta serie: “Aún está en construcción. Ya salieron las dos primeras partes en USA, La marcha zombi (5 capítulos) y The extinction parade: War (5 capítulos), y hace poco recibí algunos capítulos de la tercera parte que empezaremos a final de año”.

Pero mientras llegan esos guiones, Raulo no permanece de brazos cruzados: “Actualmente estoy dibujando una serie de Garth Ennis sobre paramédicos de Nueva York que atienden a monstruos y cuando la termine, retomaré The extinction parade. Simultáneamente preparo otros proyectos españoles, como ilustrar un álbum de monstruos y un juego de rol”.

Raulo Cáceres y la protada de  la edición española de 'La marcha zombi'
Raulo Cáceres y la protada de la edición española de 'La ma

Raulo Cáceres y la protada de la edición española de 'La marcha zombi' Panini

RTVE

anterior siguiente