El portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, en 'Los desayunos de TVE'

Altafaj confirma en TVE que el rescate supondrá "condiciones muy rigurosas que se ceñirán a todo el sector financiero"

  • Insiste en que estas ayudas “son préstamos y deberán devolverse” y cree que un tipo de interés del 3% o el 4% “está dentro de lo razonable”
  • La ayuda computa como deuda, pero “en principio no debería afectar al déficit” porque “España hace las reformas exigidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento”
  • “No hay condiciones adicionales de más austeridad y más reformas”, pero impuestos indirectos “como el IVA” “habría que reconsiderarlo”
  • Habrá visitas de funcionarios de la Comisión, el BCE y el FMI: “Es normal que quienes otorgan la ayuda, quieran pruebas de su buena utilización"
PRENSA RTVE 

El portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea ha señalado que el acuerdo del Eurogrupo “no es un rescate de banqueros ni accionistas”, sino “de un sector que debe servir de motor a la recuperación”. Amadeu Altafaj ha intervenido en el programa informativo de La 1 'Los desayunos de TVE', que dirige y presenta Ana Pastor.

Altafaj considera que “es una buena noticia para España, para la Unión Europea y para el euro”, aunque las condiciones que trae aparejada la ayuda “serán muy rigurosas” y “se ceñirán a todo el sector financiero, no solo a los bancos afectados”. En este sentido cree que un tipo de interés del 3% o 4% “está dentro de lo razonable en este tipo de operaciones, y lejos de las condiciones de mercado que conseguiría España si acude con sus propios recursos”. Altafaj ha evitado concretar los plazos de vencimiento del préstamo, aunque espera que se concreten “en las próximas semanas”.

El portavoz económico de la Comisión ha subrayado que “son préstamos y deberán devolverse”. Asimismo, ha confirmado que “las ayudas se canalizarán a través del FROB, pero el que responde ante los socios europeos es el Estado español”.

Deuda o déficit

Preguntado acerca de cómo computan los intereses del préstamo a España, Amadeu Altafaj ha respondido que “en principio no debería afectar al déficit”. Ha recordado que “España hace las reformas exigidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento”, que eran “una de las condiciones para recibir esta ayuda”. No obstante, ha matizado que cuando se cierren todos los plazos y condiciones “Eurostat establecerá cómo afecta al déficit”.

Sobre la cantidad acordada, 100.000 millones de euros, Altafaj cree que se trata de “un techo muy prudente” al que “no deberíamos llegar”, pero que se ha establecido así “para disipar cualquier duda incluso en los escenarios más adversos”.

“Nadie da nada gratis”

Sobre las recientes declaraciones del vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia, que acaba de decir que “nadie da nada gratis” en referencia a la ayuda a España, Amadeu Altafaj ha matizado que “no hay más que las condiciones que se aplicarán al sector financiero español”. El portavoz ha insistido en que España ya está cumpliendo las obligaciones del Pacto de Estabilidad europeo (“poner en orden las cuentas públicas y reducir el déficit”): “A esto se refería Almunia”, ha aclarado. “Pero no hay condiciones adicionales en términos de más austeridad y más reformas económicas”.

También ha explicado que “las recomendaciones de Bruselas no han cambiado” en materia de impuestos. Es partidario de “no lastrar más el trabajo y el capital”, pero cree que impuestos indirectos, “como el IVA” o algunas tasas “sí habría que reconsiderarlo”.

Por último, Amadeu Altafaj se ha referido a la conocida “troika” que forman el Banco Central Europeo, la Comisión y el Fondo Monetario Internacional  y que controlará esta ayuda y la reestructuración financiera. Ha asegurado que “están del lado de España” y ha confirmado que “habrá visitas de funcionarios” porque “es normal que quienes otorgan la ayuda, quieran pruebas de su buena utilización".

Espacio reservado para promoción
cid:40055