Enlaces accesibilidad

Isaac Revah, un judío que sobrevivió al Holocausto gracias a su pasaporte español

  • El anciano de 92 años cuenta su historia en Las mañanas de RNE
  • El 27 de enero se celebra el Día de la Memoria del Holocausto

Por
Las mañanas de RNE - Isaac Revah, un judío que sobrevivió al holocausto gracias a su pasaporte español

El 27 de enero se conmemora en Europa el Día de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad. Esa fecha se eligió en recuerdo de la liberación del campo de concentración de Auschwitz que tuvo lugar el 27 de enero de 1945.

En Las mañanas de RNE han conversado con Isaac Revah, judío sefardí que pudo huir del holocausto alemán junto a su familia gracias a su pasaporte español. Ahora tiene 92 años, entonces tenía 9 y pudo haber sido un niño más que engrosara la cantidad de un millón y medio de menores asesinados durante el Holocausto en la Alemania nazi de la Segunda Guerra Mundial.

"Yo no entendía las razones de nuestra presencia en Bergen-Belsen, no entendía la crueldad, todo me parecía incomprensible: las llamadas a las 6 de la mañana que se perpetuaban en el frío con -20 grados, los barracones super poblados donde dormía con mi padre, no entendía por qué no teníamos suficiente comida para comer o por qué no nos daban más que un vaso de agua con pedazos de legumbre", ha asegurado.

En Salónica, conocida como "la Jerusalén de los Balcanes" porque más de la mitad de su población eran judíos sefarditas descendientes de los judíos expulsados de España por los Reyes Católicos, nació y creció Isaac hasta que fue enviado junto con su familia al campo de concentración de Bergen-Belsen. Allí, y por tener pasaporte español, se les colocó en lo que se denominaba parte neutral. "Vivíamos con una crueldad menor comparada a los otros deportados, nunca me separaron de mi padre, ni a mi hermana de mi madre. Yo no sufrí como los enviados a Auschwitz, esa es la realidad, pero también sufrimos condiciones inhumanas".

En 1943, gracias a Sebastián Romero Radigales, cónsul español en Grecia de esa época, Isaac Revah y su familia pudieron salir de allí. Romero Radigales logró la repatriación de 367 judíos sefardíes retenidos en el campo de Bergen-Belsen que después de múltiples penalidades llegaron a España en febrero de 1944 con visados de tránsito, que no de residencia, puesto que el régimen franquista no los admitía. Más tarde hallaron refugio en el Protectorado de Marruecos y en América.