Enlaces accesibilidad

Lola Herrera: "Ahora es una Carmen más de vuelta de todo, trato al muerto de otra manera"

  • La actriz protagoniza Cinco horas con Mario 36 años después de su estreno
  • Esta versión teatral de la obra de Delibes se puede ver en el Teatro Reina Victoria

Por
Las mañanas de RNE - Lola Herrera vuelve a interpretar 'Cinco horas con Mario'

Este año se conmemora el 50 aniversario de la publicación de Cinco horas con Mario de Miguel Delibes, una de las grandes novelas de la literatura española.

En 1979 Lola Herrera dio vida en el teatro a su protagonista, Carmen Sotillo, y ahora, más de 36 años después, vuelve a meterse en la piel de este personaje que tanto ha marcado su carrera teatral. "Es una Carmen más de vuelta de todo, trato al muerto de otra manera", ha asegurado la actriz en Las mañans de RNE.

Herrea vuelve a estar dirigida por Josefina Molina y José Sámano repite como productor. "Somos el mismo equipo siempre y hemos movido todo para dejarlo más o menos en su sitio". "Los ensayos han sido maravillosos, nunca hubiera imaginado que me lo fuera a pasar tan bien, porque hay mucho humor y esa socarronería castellana".

Asegura que tuvieron que convencerla porque en su pensamiento no estaba para nada volver a representar esta obra. "Yo tenía mucho pudor a hacer desde mi edad a Menchu, pero esto es como una licencia de derechos adquiridos", ha bromeado, "me lo han tenido que hacer comprender".

Le costó saltar la barrera pero ahora asegura estar encantada. "Pasearte con Menchu es morirte de la risa, con sus pellizquitos, todavía hay cosas que me producen entre ternura, angustia y lo que le pasa a ella, la frustración total, no le ha salido nada bien, sus quejas tienen su razón de ser".

Más de 36 años después

La obra se sitúa en marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Cuando las visitas se marchan ella sola vela durante la última noche el cuerpo de su esposo e inicia con él un monólogo en el que dejar sus personalidades y los conflictos del matrimonio.

"En apariencia han cambiado mucho las cosas desde entonces, en el fondo no se yo, aunque bueno en el caso de la mujer hemos dado saltos de gigantes que nos hacía falta porque no teníamos nigún derecho de nada", ha asegurado la actriz. "Por eso me preocupa que las jóvenes de ahora, como se lo han encontrado hecho, no le den la importancia que tiene y lo puedan perder".

En cuanto al recuerdo del texto, afirma que el primero que aprendió lo tiene perfectamente grabado "en el disco duro". El problema son las pequeñas frases que cambian "cuando se repone, se quita una frase y se pone otra, y esos son mis problemas", ha confesado.

Cinco horas con Mario se puede ver en el Teatro Reina Victoria de Madrid, hasta el 26 de junio, después de haber prorrogado por dos semanas más.

Radio

anterior siguiente