Enlaces accesibilidad

Fernando Colomo: "'Isla bonita' es una comedia aunque yo quería hacer un drama"

  • El director es el protagonista de esta película entre autobiografía y ficción
  • Sin guión, con personajes reales y rodada en castellano, español y menorquín

Por
Las mañanas de RNE - Fernando Colomo: "'Isla bonita es una comedia aunque yo quería hacer un drama"

Menorca se ha convertido en un personaje más de Isla bonita, el vigésimo largometraje de Fernando Colomo.

El director y guionista vuelve a ponerse detrás y delante de la cámara en esta película, rodada en la isla balear. Una cinta "artesanal" sin maquillaje, sin peluquería, sin vestuario "esta austeridad no ha sido por un problema de presupuesto, he hecho la película con todos los medios que he querido, he usado hasta un dron", ha asegurado el realizador madrileño en Las Mañanas de RNE, "pero quería que hubiese lo mínimo para que los actores se implicaran en todo".

Isla bonita, a medio camino entre la autobiografía y la ficción, tampoco tenía guión, sí tenía una estructura pero no estaban escritos los diálogos y "en algunos momentos era todo un juego y era como dirigir la película desde dentro". Además, está protagonizada por personajes reales y algún que otro actor profesional "es un experimento que a mí me ha gustado hacer".

RTVE.es os ofrece, en primicia, el Making of de 'Isla bonita', la nueva película de Fernando Colomo

Fer (Fernando Colomo), es un veterano y enamoradizo realizador publicitario, venido a menos, que es invitado por su amigo Miguel Ángel (Miguel Ángel Furones) a su retiro dorado en la isla de Menorca. La joven esposa de éste (Lilian Caro) también ha invitado a su madre y sobrinos. Miguel Ángel no tiene más remedio que colocar a su amigo en casa de Nuria (Nuria Román), una atractiva escultora antisistema, que vive en permanente conflicto con su hija adolescente, Olivia (Olivia Delcán).

Rodada en inglés, castellano y menorquín, Isla bonita es un bonito homenaje a Menorca y una comedia llena de malentendidos aunque "yo quería hacer un drama", ha confesado el cineasta.

En este trabajo, que cuenta con una inversión de apenas 70.000 euros, Colomo confiesa que ha vivido uno de sus momentos más difíciles como actor durante el rodaje de una escena en la que tiene que asomarse al abismo "fue muy impresionante y eso que estaba atado con una cuerda".

La cinta se preestrena este jueves en Menorca y a partir del viernes 6 de nobviembre se podrá ver en todas las salas de cine españolas.