Enlaces accesibilidad

Jared Diamond: "La mayor amenaza a la que se enfrenta España es qué hacer con Cataluña"

  • El premio Pulitzer presenta su último libro, que analiza cómo distintos países han superado momentos delicados
  • "Es la primera vez en la historia en la que tenemos la capacidad de destruir el planeta por completo", afirma

Por
Jared Diamond: "Trump es el primer presidente malvado en la historia de Estados Unidos"

El premio Pulitzer Jared Diamond ha presentado en España su último libro, Crisis (Editorial Debate, traducido por María Serrano), en el que analiza cómo diferentes países del mundo han superado momentos críticos a lo largo de su historia. 

​Gracias a técnicas propias de la psicoterapia (como reconocer la situación de crisis, asumir responsabilidades o ejercer una autoevaluación honesta), Diamond analiza estas crisis nacionales para encontrar analogías con las personales, aunque deja claro que, por mucho que se comparen, los naufragios colectivos nunca son iguales que los de carácter individual.

Los países analizados son Finlandia, Japón, Chile, Indonesia, Alemania, Australia y Estados Unidos. Se trata de una muestra no aleatoria, escogida únicamente por la afinidad del autor con estas naciones. Todas ellas muy diferentes entre sí, que han afrontado dificultades de naturaleza también muy distinta, aunque de su experiencia se pueden obtener lecciones que pueden ayudar a gestionar estos oscuros tiempos por los que atraviesa el mundo.

"Es la primera vez en la historia en la que los humanos tenemos la capacidad de destruir el planeta por completo", afirma Diamond a RTVE.es, "en este mundo globalizado, en el que viajar y las comunicaciones son tan fáciles, por primera vez en la historia tenemos la capacidad de autodestruirnos, de destruir civilizaciones a lo largo del mundo. La cuestión es si lo veremos en los próximos treinta años".

Cuatro grandes amenazas

El antropólogo, geólogo y biólogo estadounidense identifica cuatro amenazas que, a su juicio, tendrían capacidad para borrar a la especie humana de la faz de la Tierra, o cuando menos perjudicarla gravemente. Las enumera en importancia decreciente: armas nucleares, cambio climático, agotamiento de los recursos naturales y desigualdades en el nivel de vida.

Sobre la mayor amenaza que a su juicio se cierne sobre la humanidad, la de las armas nucleares, opina que ​"es posible que en un futuro cercano suframos un colapso que afecte al mundo entero y acabe con la especie humana. La manera en la que puede suceder es por un enfrentamiento nuclear, por ejemplo entre India y Pakistán".

El cambio climático es para Diamond el segundo gran problema actual. Y en este sentido se muestra esperanzado, aunque mantiene una dosis importante de recelo. "Cada vez hay más gente, más países que se esfuerzan para resolver el problema climático, aunque por otro lado cada vez hay un mayor número de consumidores", responde cuando se le pregunta si los grandes países emisores cumplirán a tiempo con sus obligaciones climáticas consensuadas en el Acuerdo de París.

En el cambio climático, estamos en una carrera entre la esperanza y la destrucción.

"Estamos en una carrera entre la esperanza y la destrucción. No puedo predecir lo que hará la gente, pero creo que disponemos de una buena oportunidad para solucionar los problemas climáticos del mundo", agrega.

Recursos naturales y desigualdad están íntimamente relacionados para este profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, hasta el punto de que afirma sin tapujos que el mundo del siglo XXI se basa en un frágil equilibrio sostenido sobre una "cruel mentira". "Cuando los países ricos prometen a los países en desarrollo que si únicamente adoptan las instituciones correctas pueden alcanzar niveles de consumo similares a los de Japón, Estados Unidos o España es una mentira. Es imposible", manifiesta a RTVE.es. 

"El mundo no tiene suficientes recursos para sostener a la población mundial al completo con los actuales niveles de consumo del primer mundo", prosigue, y enfatiza: "pero incluso si todos los países subdesarrollados del mundo no existiesen, no habría recursos suficientes y los países ricos nos veríamos obligados a reducir nuestros niveles de consumo".

Trump y el Brexit

Aunque en su libro Crisis Jared Diamond prefiere no profundizar en asuntos y personajes de rabiosa actualidad, como Donald Trump o el Brexit,  precisamente para que el ensayo "no quede desactualizado", el autor se prodiga en comentarios negativos hacia ambos. 

"Trump es alguien extremo", opina sobre el máximo dirigente de su país. "En la historia de Estados Unidos, hemos tenido buenos presidentes y también presidentes ineficaces, pero nunca hemos tenido presidentes malvados. Trump es el primer presidente malvado en la historia de Estados Unidos".

Los partidarios del Brexit culpan a la Unión Europea de problemas que en realidad son problemas británicos.

Y preguntado sobre si el Brexit es la mayor crisis a la que se enfrenta el Reino Unido, no tarda en responder: "por supuesto que sí. ¿Y cuáles son las perspectivas de superarlo? Pues no son buenas, porque no ha habido un debate suficiente del Brexit en el Reino Unido, ni un conocimiento acerca del verdadero coste que una medida así supone".

"También hay falta de responsabilidad, ya que los partidarios del Brexit culpan a la Unión Europea de problemas que en realidad son problemas británicos, en lugar de tratar de resolverlos", continúa analizando, "y además existe un cierto irrealismo: la idea de que son una gran potencia mundial no se corresponde con la realidad actual".

"Qué hacer con Cataluña"

Diamond también tiene palabras para España, un país que apenas aparece mencionado en su nuevo libro, pero que visita regularmente "cada tres o cuatro años" y en el que mantiene "buenos amigos".

"Escucho a mis amigos españoles", dice, "y sé que la mayor amenaza del país es Cataluña, qué hacer con Cataluña". "Luego, como segundo gran problema, está la inmigración".

Lo que España necesita es enfatizar una identidad española que coexista con la identidad catalana.

Respecto al problema catalán, el ensayista estadounidense opina que "los países aprenden unos de otros, hay otros países que han afrontado problemas similares y los han solucionado. España no es el único país del mundo moderno que ha tenido que afrontar problemas de secesionismo", mientras pone como ejemplo el caso de Países Bajos y Frisia; el de Suiza con sus cuatro identidades culturales, o el de Canadá, con Quebec. "Creo que España tiene que aprender de estos modelos", valora.

"La clave del problema catalán es la superposición de identidades. Lo que España necesita es enfatizar estas identidades superpuestas", manifiesta. "España tiene una historia gloriosa. Es un país pequeño, pero su contribución a la historia mundial y a la historia del arte ha sido desproporcionada con su tamaño. Los catalanes son españoles y también son catalanes. Lo que España necesita es enfatizar una identidad española que coexista con la identidad catalana, y con la vasca, y con la castellana...".

Noticias

anterior siguiente