Enlaces accesibilidad

'Brexit'

Johnson accede a dar más tiempo para tramitar el 'Brexit' si el Parlamento permite adelantar las elecciones a diciembre

  • El primer ministro británico propone convocar elecciones generales anticipadas el próximo 12 de diciembre
  • El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, prefiere esperar a conocer la prórroga que concede Bruselas

Por
El primer ministro británico, Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson. EFE

Tiempo a cambio de elecciones: el primer ministro británico, Boris Johnson, ha ofrecido este jueves para desencallar el Brexit dar una semana más a los diputados para que estudien y tramiten el acuerdo al que llegó con la Unión Europea para una salida ordenada, lo que equivaldría a aceptar otra prórroga e incumplir así su principal promesa, aunque como contrapartida exige que los comunes accedan a convocar unas elecciones generales anticipadas el próximo 12 de diciembre.

Así lo ha señalado en una entrevista concedida a la BBC, en la que ha reconocido que, ante el bloqueo que ha sufrido en Westminster cualquier propuesta para una salida ordenada, "el camino para lograr el Brexit es, creo, ser razonable con el Parlamento". Y ha detallado su oferta: "Si ellos, genuinamente, quieren más tiempo para estudiar este excelente acuerdo, pueden tenerlo, pero tienen que aceptar unas elecciones generales el 12 de diciembre. Ese es el camino hacia adelante", ha subrayado.

Johnson logró la semana pasada lo que parecía imposible, un nuevo acuerdo con los Veintisiete para una salida ordenada de Reino Unido de la Unión Europea, y, aunque la Cámara de los Comunes aprobó su tramitación, una instancia legislativa a la que ni siquiera Theresa May había llegado, rechazó hacerlo por la vía de urgencia, lo que abocó al primer ministro a solicitar una prórroga a Bruselas, algo que había prometido en reiteradas ocasiones que nunca haría.

De hecho, la carta en la que solicitó la extensión no estaba firmada por el primer ministro, que ha dejado claro que no responde a una decisión propia, sino a la voluntad del Parlamento. En cualquier caso, este miércoles, pese a que su Ejecutivo seguía defendiendo que la pretensión era salir el 31 de octubre, Johnson parecía resignarse a aceptar una prórroga, al admitir ante los diputados que la resolución está ahora en manos de los Veintisiete, que se han mostrado proclives a conceder el aplazamiento.

Un anzuelo para Jeremy Corbyn

Dado que no puede evitar la prórroga, a menos que empuje al país al abismo de un Brexit sin acuerdo, Johnson trata con su propuesta de conseguir unas nuevas elecciones que, según sus cálculos, le permitan construir una mayoría parlamentaria que ahora no tiene: tras las últimas deserciones entre los conservadores, ni siquiera cuenta con la exigua mayoría que May conformó en alianza con los unionistas norirlandeses.

El adelanto electoral, sin embargo, también requiere la aprobación del Parlamento, por una mayoría de dos tercios, y la oposición se ha opuesto hasta ahora a permitirlo hasta que el primer ministro no garantizara que no habría un Brexit duro. Incluso el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que durante los últimos años ha clamado por ir a las urnas, ha resistido a la tentación.

El Parlamento rechaza los plazos de Johnson para tramitar la ley del 'Brexit'

De hecho, Johnson le ha lanzado el anzuelo al líder de la oposición nada más anunciar su oferta, en forma de carta en la que detalla los plazos propuestos, partiendo del supuesto de que "es probable que la Unión Europea ofrezca una prórroga hasta el 31 de enero", si bien admite que podría se rmás corta e incluso que él preferiría que solo llegara hasta el 15 o el 30 de noviembre. Así, Johnson señala que el Parlamento se disolvería el miércoles 6 de noviembre, lo que supone apenas una semana más para tramitar la legislación del Brexit.

"Si usted se compromete a apoyar unas elecciones la próxima semana (en el caso de que la Unión Europea ofrezca una prórroga hasta el 31 de enero y el Gobierno acepte, tal como está obligado a hacer por el Parlamento), entonces pondremos a su disposición todo el tiempo disponible desde ahora y hasta el 6 de noviembre para discutir y votar el Acuerdo de Retirada, incluyendo viernes y fines de semana, desde primera hora y hasta la última", reza la misiva, colgada por el propio Johnson en Twitter.

Un nuevo parlamento para deshacer el bloqueo

Este parlamento ha rechazado adoptar decisiones. No puede rechazar dejar a los votantes que lo sustituyan por un nuevo parlamento que pueda tomar decisiones

Johnson señala que ese calendario permitiría "llevar a cabo el Brexit antes del 12 de diciembre, si los diputados lo aprueban", aunque argumenta que, si no ratifican para entonces el acuerdo -"como me temo", deja caer-, "la cuestión tendrá que rtesolverse en un nuevo Parlamento", lo que igualmente justificaría, desde su punto de vista, apoyar el adelanto electoral. "Este parlamento ha rechazado adoptar decisiones. No puede rechazar dejar a los votantes que lo sustituyan por un nuevo parlamento que pueda tomar decisiones", insiste.

E incluso, en una carta que está dirigida a su rival, se permite abrir la campaña electoral: "Si gano una mayoría en esas elecciones, entonces ratificaremos el gran acuerdo nuevo que he negociado, haremos el Brexit en enero y el país avanzará", asegura, para después presuponer los pasos de Corbyn: "Si usted gana una mayoría, asumo que implementará su política, es decir, pedirá una nueva prórroga más allá del 31 de enero que le de tiempo para renegociar un nuevo acuerdo y celebrar un referéndum, en el que hará o no campaña por su propio acuerdo".

A la espera de la reacción de la oposición, el portavoz del Gobierno ante el Parlamento, Jacob Rees-Moog, que es quien propone la agenda legislativa a la Cámara de los Comunes, ya ha anunciado que la moción para el adelanto electoral se votará el próximo lunes: "Los diputados tendrán la oportunidad de debatir y aprobar una moción relativa a unas elecciones legislativas adelantadas", ha declarado en el Parlamento.

En cualquier caso, Corbyn no parece dispuesto, por ahora, a entrar en el juego de Johnson: "El principio es: sacar el no acuerdo de la mesa. La Unión Europea responde mañana [por este viernes], entonces podremos decidir", ha declarado. Según la BBC, el líder laborista habría indicado a su grupo parlamentario que, a falta de conocer la prórroga, su opción el lunes sería la abstención.

Noticias

anterior siguiente