Enlaces accesibilidad

El Supremo resuelve definitivamente sobre la exhumación de Franco y el destino de sus restos en plena precampaña

  • La exhumación en sí genera pocas dudas entre los magistrados, según han apuntado fuentes jurídicas a Efe
  • El escollo será la inhumación: la familia insiste en que se le entierre en La Almudena, pero el Gobierno se opone

Enlaces relacionados

Por
El Tribunal Supremo resuelve este martes sobre la exhumación de Franco

El Tribunal Supremo aborda este martes, en plena precampaña, el recurso de los nietos del dictador Francisco Franco contra el acuerdo del Gobierno de exhumar sus restos del Valle de los Caídos para trasladarlos al cementerio de El Pardo Mingorrubio, donde está enterrada su mujer. La familia se opone a esta ubicación e insiste en que sean enterrados -si finalmente se extraen de su ubicación actual- en la cripta de la catedral de la Almudena, donde está enterrada su hija, en pleno centro de Madrid. Un emplazamiento que rechaza el Ejecutivo por el riesgo de que se convierta en un lugar de exaltación del franquismo.

El Consejo de Ministros del pasado 15 de marzo fijó para el 10 de junio la fecha de la exhumación y el traslado de los restos al cementerio de El Pardo Mingorrubio, pero el Supremo paralizó cautelarmente este acuerdo hasta su pronunciamiento sobre el fondo del asunto tras recibir cuatro recursos, entre ellos, el de la familia. Los magistrados justificaron su decisión en la necesidad de evitar el perjuicio que se causaría a los recurrentes y al propio Estado si, una vez exhumados los restos, la justicia acordara devolverlos al Valle.

Ahora, la decisión de la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo resolverá definitivamente sobre el destino de los restos del dictador. Serán seis magistrados los que decidan finalmente si se exhuma o no a Franco del Valle de los Caídos y, si así se hace, dónde debe realizarse el nuevo enterramiento.

Con su resolución, el Supremo despejará las dudas sobre una de las grandes promesas de Pedro Sánchez, que anunció la exhumación del dictador nada más llegar a la Moncloa tras la moción de censura. La decisión llegará en plena precampaña de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, que se repiten después de que los partidos no llegaran a ningún acuerdo para elegir gobierno tras los comicios de abril.

Dudas sobre el lugar de la inhumación

Fuentes jurídicas consultadas por Efe explican que el tribunal evaluará primero la exhumación, una cuestión que genera pocas dudas entre los magistrados y que previsiblemente avalará la Sala. Sin embargo, el debate sobre el destino de los restos del dictador se antoja "largo y muy complejo", según estas mismas fuentes, ya que no existen precedentes de reinhumaciones que ilustren a la Sala y porque los magistrados no se han reunido previamente para compartir ideas o plantear escenarios.

El escollo tiene que ver, apunta Europa Press, con la posible vulneración del derecho de los familiares a elegir el lugar en el que deben reposar los restos de Franco. Estrasburgo dictaminó que la familia tiene derecho a ser escuchada, pero el interrogante que se abre es si tiene también derecho a decidir por encima del Gobierno, que puede invocar razones de interés público y seguridad.

El Ejecutivo quiere que los restos se inhumen en el panteón familiar donde está enterrada la mujer del dictador, Carmen Polo, en el cementerio de El Pardo Mingorrubio y alude a motivos de seguridad para oponerse al deseo de los nietos del dictador de hacerlo en la cripta de la Almudena, donde su hija, Carmen Franco, compró en 1987 una sepultura a perpetuidad con espacio para varios cuerpos.

El Gobierno alerta de riesgo de enfrentamientos

La familia argumenta que los riesgos de profanación y actos vandálicos en el cementerio de El Pardo Mingorrubio serían mayores que en la cripta de la catedral madrileña. Aducen que en la primera ubicación solo hay "una pareja" de agentes para frenar cualquier posible ataque, mientras que en la Almudena la Policía tendría más recursos.

Sin embargo, la Abogacía del Estado reprocha a la familia que no haya tenido en cuenta el riesgo de enfrentamiento entre grupos extremistas o que haya olvidado, por ejemplo, el intento de atentado en 2013 en la Almudena por un grupo de anarquistas.

Aunque contra la decisión del Gobierno se presentaron cuatro recursos, el Supremo solo decidirá sobre el interpuesto por la familia. Los planteados en contra de la exhumación por la comunidad benedictina del Valle, la Fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos se dejarán para más adelante. Su desenlace estará marcado, no obstante, por la respuesta al recurso de los nietos del dictador.

Noticias

anterior siguiente