Enlaces accesibilidad

Investidura

El bloqueo político fuerza a España a repetir las elecciones el 10 de noviembre

  • El rey no propone candidato tras finalizar su ronda de contactos con los líderes políticos 
  • Sánchez afirma que lo ha "intentado todo" y Rivera considera que "hay tiempo" si Sánchez rectifica

Por
Felipe VI y Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante el encuentro que ha mantenido este martes con el rey Felipe VI. REUTERS SP/APR

Constatado el bloqueo político este martes, los españoles están abocados a votar de nuevo en unas elecciones generales el próximo 10 de noviembre, por cuarta vez en cuatro años, en la que será la segunda repetición electoral de la democracia. 

Tras una intensa jornada política y finalizada la ronda de contactos, el rey Felipe VI no ha propuesto candidato para la investidura. Y pese a que aún hay tiempo 'legal' para evitar que se disuelvan las cortes el próximo lunes, Pedro Sánchez no va a intentar convencer a los demás líderes para que le apoyen.

Con un discurso en clave preelectoral, el presidente del Gobierno en funciones ha culpado tras su encuentro con el monarca a Podemos especialmente y a PP y Cs del bloqueo. Mientras, Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Podemos) le insisten en que aún hay tiempo y le instan a tratar de buscar los apoyos.

"Su majestad el Rey, tras recibir la información que le han trasladado los representantes designados por los grupos políticos (...) ha constatado que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza", ha expuesto Zarzuela en un comunicado y así lo han anunciado también la presidenta del Parlamento, la socialista Meritxell Batet, en una rueda de prensa.

[Sigue en directo minuto a minuto la última hora de las negociaciones para el desbloqueo político]

En base a lo previsto en el artículo 99 de la Constitución, el próximo lunes se convocarán automáticamente las elecciones si antes no ha habido movimientos entre los partidos, algo que ha descartado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

La oposición mantiene el bloqueo durante la ronda de consultas al rey

Sánchez descarta intentarlo de nuevo: "Nos lo han hecho imposible"

"Es importante que no se creen falsas expectativas entre la ciudadanía con una investidura abocada al fracaso", ha expuesto Sánchez en una rueda de prensa tras su reunión con el monarca, en la que ha insistido en que no es candidato y "no hay bases suficientes" para que lo sea. 

"Lo he intentado por todos los medios, pero nos lo han hecho imposible", ha proseguido Sánchez, quien ha culpado a Unidas Podemos de haber bloqueado la investidura "dos veces en 2016 y dos veces en 2019" y a PP y Ciudadanos por su "contradicción" al señalar al PSOE como "aliado de los independentistas y tratar de empujarle" a formar gobierno con ellos. A todos, les ha dicho que "lo van a tener que explicar en las próximas semanas, especialmente Unidas Podemos".

Sin hacer autocrítica durante su discurso, Sánchez ha descartado intentar recabar los apoyos para ser investido antes del lunes. Lo hace pese a que aún hay tiempo legal para recabar la confianza de una mayoría simple del Congreso y para que el Jefe del Estado convoque una nueva ronda de contactos 'in extremis' que derive en un nuevo pleno de investidura. 

De darse este caso, la primera votación debería producirse el sábado como muy tarde para que una hipotética segunda votación pudiera realizarse el lunes 23 de septiembre. De lo contrario, ese mismo día se disolverán las cortes y se convocarán comicios el 10 de noviembre, las cuartas elecciones generales en cuatro años.

¿Cambiaría el escenario político tras las elecciones del 10 de noviembre?

Rivera e Iglesias le instan a mover ficha: "Aún hay tiempo"

La de este martes ha sido una intensa pero ineficaz jornada de contactos políticos para desbloquear la investidura. Por la mañana, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, enviaba una carta a Pedro Sánchez pidiéndole una reunión 'cara a cara' con el objetivo de que Sánchez acepte lo que ha llamado una "solución de Estado".

La 'vía Ciudadanos' para desbloquear la investidura sonaba ya el lunes por la mañana después de que Rivera ofreciera a Sánchez su abstención a cambio de firmar tres compromisos sobre Cataluña, Navarra y la fiscalidad. En resumen, le pide estudiar una eventual aplicación del artículo 155 y comprometerse a no indultar a los "golpistas" del 'procés', reformular el gobierno de la comunidad foral para una coalición entre Navarra Suma (PP+Cs) y el PSOE, y prometer que no subirá los impuestos a las "clases medias y trabajadoras".

En su oferta, Rivera ha involucrado a PP para una "abstención conjunta", aunque el líder popular, Pablo Casado, ha trasladado al rey su negativa a facilitar una investidura del líder socialista. Casado ha acusado a Sánchez de ser el "único responsable" de que haya elecciones y ha dicho que espera que la jugada "no le salga gratis".

El movimiento de Cs ha hecho saltar las alarmas en Podemos, el "socio preferente" al que tantas veces ha hecho referencia el líder socialista. "Nos llama la atención la tendencia natural del PSOE a ponerse de acuerdo con Ciudadanos antes que con nosotros", ha expuesto Iglesias.

El líder morado, que ha hablado con Sánchez durante una ronda de contactos telefónicos que el socialista ha mantenido sin éxito con los diferentes agentes políticos, ha mantenido su abstención a una hipotética investidura si Sánchez no negocia la entrada de Podemos en el Gobierno. También ha advertido de que estudiaría cambiar el sentido de su voto en caso de que Sánchez y Rivera llegasen a un acuerdo.

Pero sobre las 14:00 de la tarde los socialistas han despejado las dudas. Sánchez ha respondido a la carta de Rivera con otra misiva que arrancaba con un "Querido Albert" escrito a mano tras tachar "Estimado Rivera" del encabezado. En ella, Sánchez afirma que cumple ya con todos los requisitos y advierte al líder de Cs que "no debería haber problemas" para su abstención.

Con sus discrepancias sobre lo que es o no "constitucionalismo", el presidente del partido naranja ha tildado su respuesta como una "tomadura de pelo". Durante su entrevista con el monarca, Rivera ha mantenido su 'no' a la investidura, pero ha asegurado que aún "hay tiempo" para que Sánchez rectifique y acepte lo que ha calificado como una "solución de Estado".

El PSOE tilda la oferta de Rivera de "golpe de efecto"

Sin embargo, los socialistas se han tomado el giro de Rivera como un "golpe de efecto". En una rueda de prensa desde el Congreso, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, ha considerado que la oferta de Ciudadanos no plantea "nada serio" y ha reiterado que su partido su partido "ha demostrado que defiende la Constitución, la unidad territorial del Estado y las clases medias y trabajadoras".

La cerrazón a negociar con Podemos ni con Ciudadanos también le ha valido a Pedro Sánchez las críticas de algunos líderes. Casado, Rivera, Iglesias y el líder de Vox, Santiago Abascal, le han acusado de no querer formar gobierno para poder ir a nuevas elecciones y sacar más rédito electoral.

Abascal ha sido otro de los líderes que ha trasladado al monarca su negativa a facilitar un gobierno de Sánchez. En el mismo sentido lo ha hecho la portavoz parlamentaria de JxCat, Laura Borrás.

Sánchez sólo cuenta con una fuerza parlamentaria de 123 diputados. Para ser investido presidente, necesitaría en el peor de los escenarios una mayoría simple en una segunda votación. Sin embargo, solo cuenta con el voto afirmativo del único diputado del PRC en el Congreso, José María Manzón: 124 diputados frente a los 147 que conforma el bloque en contra de PP, Cs y Vox. 

De convocarse elecciones el próximo lunes, la campaña electoral de noviembre duraría siete días -del 1 al 8 de noviembre-, una semana menos de lo habitual. Así se deriva de la reforma electoral de 2016 tras la que fue la primera repetición electoral de la historia de la democracia. De confirmarse todos los pronósticos, la del 10 de noviembre será la segunda.

Noticias

anterior siguiente