Enlaces accesibilidad

Gota fría

El paisaje que dejan las riadas: "La situación es catastrófica, no he visto nada igual en mi vida"

Por
Gota fría: Riadas e inundaciones en el sur de la Comunidad Valenciana

"La situación es catastrófica, un desastreNo había visto nada en mi vida igual y he vivido muchas riadas. Llueve y caen 100 litros, a la hora vuelve a llover y vuelven a caer otros 100 litros". Son palabras del presidente de Asaja Alicante, Eladio Aniorte, que relata como la gota fría ha dañado más de miles de hectáreas de viña y numerosas infraestructuras agrarias en la Vall d'Albaida, La Costera y comarcas de Alicante. Los cultivos de hortalizas se dan por perdidos en las áreas inundadas de la Vega Baja.

Es solo una de las consecuencias de la DANA o gota fría, que lleva azotando dos días el sureste español causando estragos en Almería, la Región de Murcia y el sur de la Comunidad Valenciana, donde se ha ido extendiendo de sur a norte. Tras los dos fallecidos del jueves en la provincia de Albaceteel temporal ha dejado otros tres muertos, uno en Almería, otro en Baza (Granada) y un tercero en Redován (Alicante); ha provocado la evacuación de más de 3.500 personas y ha hecho que se desborde el cauce del río Segura.

Los destrozos de la gota fría, en imágenes

La DANA o gota fría está afectando con fuerza a todo el sureste peninsular y provocando enormes daños en Almería, Murcia y la Comunidad Valenciana.

anterior siguiente
43 Fotos 1 / 43 ver a toda pantalla
  • DANA: los destrozos de las lluvias torrenciales

    Dos ocupantes de un vehículo son rescatados con una pala mecánica, mientras la carretera permanece inundada por el efecto de las riadas, este viernes, en la ciudad alicantina de Orihuela. 

  • DANA: los destrozos de las lluvias torrenciales

     Un policía ayuda a una vecina de Almoradí este viernes tras la rotura del muro del cauce del río Segura por la crecida del río que ha provocado el desbordamiento a la entrada de la población. 

Orihuela, asediada por el agua

La gota fría ha dejado en algunas zonas más de 500 litros por metro cuadarado. Los distintos ayuntamientos de la Vega Baja alicantina han evacuado a aquellos vecinos que viven en viviendas de planta baja ante un posible desbordamiento del embalse murciano de Santomera, lo que podría hacer "crecer considerablemente" el nivel del agua en esta comarca.

Gota fría en Orihuela: el río Segura se desborda

Además, las intensas lluvias que afectan a la mitad sur de la Comunidad Valenciana han dejado sin suministro eléctrico a unos 5.000 usuarios en la Vega Baja, aproximadamente el 90% de ellos en la localidad de Orihuela. Los esfuerzos por achicar agua en viviendas, bajos y negocios inundados eran inútiles porque el agua no dejaba de bajar, con más fuerza cuanto mayor era la pendiente.

Antonio Luna, propietario de un bar en Orihuela, ha tenido que salir de su negocio siguiendo la recomendación del Ayuntamiento y el resto de autoridades. “Nos han recomendado que salgamos de todos los locales comerciales que están en un bajo y nos pongamos en alto, por precaución, por la subida que habrá por la tarde”, ha explicado en declaraciones a TVE.

En esta población de unos 76.000 habitantes se han repetido situaciones como la de un vecino del barrio de Mariano Cases, que grababa el interior de su casa, inundado, y explicaba que los servicios de emergencia aún no habían podido ir a su casa, destrozada por la inundación, donde una familiar suya vive en silla de ruedas y no podía desplazarse.

Los vecinos de Orihuela no recuerdan una riada igual desde los años 80. "He visto varias riadas, pero con esta cantidad de agua no", reconocía un hombre a las cámaras de TVE mientras contemplaba cómo bajaba el río Segura.

"Lo peor está por venir"

Uno de los vecinos desalojados de los alrededores de Orihuela por los embolsamientos de agua de lluvia, Juan Reig, ha relatado que "lo peor está por venir" con la crecida del río Segura. Reig tiene su vivienda en el camino viejo de Callosa, en la pedanía oriolana de Media Legua, a unos 500 metros del cauce del Segura y, en declaraciones a los periodistas, ha explicado que teme los efectos del desbordamiento del río.

A Reig le evacuaron los bomberos cuando su vivienda parecía "una isla" porque estaba completamente rodeada de agua, sin que llegara a entrar dentro porque el inmueble está ligeramente elevado. No es la primera vez que este vecino oriolano ha tenido que ser desalojado por la gota fría, ya que le sucedió lo mismo con las lluvias torrenciales de 2016.

El presagio de que lo peor no ha pasado lo comparte Pedro Sánchez Col, un vecino de la localidad de Benejúzar, a 10 kilómetros de Orihuela, que explica en declaraciones a Efe que las autoridades no les permiten salir del pueblo.

La noche en vela y sin saber cómo estarán las casas al regresar

"Toda la noche en vela, escuchando el cielo" es la frase más repetida entre los centenares de damnificados por la gota fría en la Región de Murcia, que provocó el desbordamiento del río Segura en varios puntos y múltiples desalojos.

Los vecinos de la pedanía lorquina de Campillo han vivido con angustia la madrugada por temor a que la gota fría tuviera los mismos efectos que en 2012, que causó cinco muertos y arrasó 300 casas, por lo que algunos abandonaron sus hogares antes del inicio de las tormentas, y otros se atrincheraron en las buhardillas y plantas altas con víveres, agua y los teléfonos móviles.

Gota fría en Murcia: los efectos de la inundación y la crecida del río Segura

En el municipio de Molina de Segura, una de las zonas más castigadas por el temporal y donde más de un centenar de personas han tenido que ser desalojadas de sus viviendas, María Dolores, que vive en una pequeña pedanía, cuenta como, tras ir a recoger a su hija al colegio, le fue imposible volver a su casa por la crecida del río. "Nos tuvimos que ir todos a casa de mi madre a dormir, que vive en el casco urbano de Molina", ha dicho. "Ahora, miedo me da volver a mi casa. No sé lo que me voy a encontrar cuando llegue", ha afirmado.

La preocupación no acabará cuando cesen las lluvias. Marisa, que vive en plena huerta, entre Beniel y la pedanía de Alquerías, recuerda que después el terreno tardará tiempo en secarse: "En 2016 ya hubo una riada y, por el trazado de las vías del tren, se forman grandes embalses de agua que tardan días en drenar", lamenta.

La lluvia también ha caído con gran virulencia en Almería y afectó esta madrugada en la Comarca de Níjar y, en especial, en enclaves del parque natural Cabo de Gata. "Hay carreteras cortadas porque, literamente, no existe carretera, se la ha llevado el agua", ha descrito el presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García. En el parque natural, 70 personas fueron evacuadas de un cámping: "Estaba todo inundado, el agua llegaba hasta las ventanillas de los coches y del bungalow", decía una de las campistas a TVE, después de haber pasado la noche y recordar el susto vivido.

La gota fría deja graves inundaciones en Murcia

Varios conductores en distintos puntos han pasado momentos de angustia, atrapados en sus vehículos o en túneles inundados. En las poblaciones y áreas cercanas al río Segura, el agua ha inundado las calles y ha creado torrentes desde la noche pasada hasta esta mañana, en la que los pueblos y ciudades se han visto anegados.

Noticias

anterior siguiente