Enlaces accesibilidad

Caso Púnica

Así funcionaba la cláusula del 1%: tres millones de euros de la Sanidad madrileña desviados a las arcas del PP

  • La cláusula se introdujo en contratos de otras siete consejerías y sirvió para desviar unos 5 millones de euros 
  • Así consta en el auto del juez del caso Púnica, quien apunta que también se desviaron fondos desde entidades públicas

Por
 Imagen de archivo en la que aparece la expresidenta de Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre (c), durante el acto de colocación de la primera piedra del Hospital de Henares.
Imagen de archivo en la que aparece la expresidenta de Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre (c) durante el acto de colocación de la primera piedra del Hospital de Henares. EFE

El PP madrileño logró desviar alrededor de tres millones de euros de la construcción de hospitales y centros de salud a su ‘caja B’ valiéndose de la cláusula del 1%, un mecanismo aprobado por los máximos responsables del partido en la etapa investigada por el 'caso Púnica' y en el que también se apoyaron otras siete consejerías de la Comunidad de Madrid para desviar fondos públicos.

Así lo señala el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, en el auto en el que imputa a los expresidentes de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Ignacio González por presuntos delitos de malversación, cohecho, fraude, falsedad electoral y prevaricación.

Aunque son varios los métodos empleados por el PP de la Púnica para desviar dinero público a las arcas del partido, el más fructífero resultó ser el de una cláusula “nula” que se incluía en grandes contratos de obras públicas relacionados con diferentes consejerías.

El funcionamiento de la cláusula del 1%

Esta cláusula, explica el auto, obligaba a la empresa adjudicataria a abonar, en concepto de publicidad de la obra, hasta un 1% del presupuesto de cada contrato, como mecanismo "para desviar fondos públicos a favor del partido".

"La obligación de pago de dicha cantidad por el adjudicatario del contrato obligaba al mismo a incrementar en ese 1% su oferta, con el consiguiente perjuicio para las arcas públicas, que veían minorados sus fondos en ese porcentaje", detalla el juez.

El plan de los 'populares' madrileños, supervisado por la expresidenta Esperanza Aguirre, aseguró que el pago se realizase siempre a las mercantiles de Horacio Mercado, usadas como "canal por el que circularían los fondos detraídos indirectamente del presupuesto".

Esta cláusula, según el auto, pudo haberse introducido en contratos de ocho consejerías permitiendo al partido desviar alrededor de 5 millones de euros entre 2006 y 2008 y fue ideada por el exconsejero de Sanidad Manuel Lamela "en connivencia con los altos mandatarios del PP de Madrid".

"Todos ellos (Esperanza Aguirre, Ignacio González, Francisco Granados y manuel Lamela) conocían que era una cláusula nula que incrementaba el precio de cada uno de los contratos en el porcentaje del 1% del presupuesto de ejecución material, con la finalidad de pagar unas prestaciones ajenas al objeto del contrato", añade el magistrado.

El desvío de Sanidad se hizo en el marco del 'Plan de Infraestructuras Sanitarias'

En el caso concreto de Sanidad, la Consejería aprovechó para el desvío la puesta en marcha del llamado ‘Plan de Infraestructuras Sanitarias 2004-2007’ para la financiación de la construcción de nuevos hospitales y centros de salud, que “confirió la cobertura oportuna”, dice el magistrado, para introducir en los pliegos de las licitaciones de los contratos la cláusula del 1%.

El resultado se ve reflejado en dos cifras rotundas aportadas por el juez: 1.883.286 euros fueron a parar a empresas de Mercado procedentes de sociedades concesionarias de la construcción y explotación de siete hospitales de la Comunidad de Madrid y otros 1.190.481 euros fueron abonados por las constructoras de centros de salud y algunos hospitales en más de una decena de municipios de la Comunidad. 

En el auto se incluye un cuadro que muestra las cantidades abonadas por las siete empresas concesionarias de los hospitales a las empresas controladas por Mercado. Estos son los hospitales afectados:

  • Hospital del Tajo (Aranjuez), cuya concesionaria pagó a empresas de Mercado 138.017 euros
  • Hospital del Sureste (Arganda), con 152.906 euros
  • Hospital del Henares (Coslada), con 258.297 euros
  • Hospital de Puerta de Hierro (Majadahonda), con 917.164 euros
  • Hospital Infanta Cristina (Parla), con 240.972 euros
  • Hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), con 86.532 euros
  • Hospital Infanta Leonor (Vallecas), con 89.394 euros.
     

Asimismo, el juez de la Púnica desglosa una veintena de pagos efectuados a las empresas de Mercado  –haciendo uso también de la cláusula del 1%- por parte constructoras de los centros de salud como OHL (144.524 euros), Obrum (96.200) Acciona (47.876), Copasa (40.982), Ferrovial (24.926) o Dragados (4.335), entre otras.

Estos desvíos afectaron a centros sanitarios de la capital y numerosos municipios como Valdemoro, Alcalá de Henares, Velilla de San Antonio, Móstoles, El Escorial, Leganés, Alcorcón, Majadahonda, San Martín de la Vega o Mejorada del Campo. En este caso, precisa el juez, los pagos ascendieron a 1.190.481 euros.

Otras siete consejerías se apoyaron en la cláusula

Además de la cláusula del 1%, el Partido Popular de Madrid pudo desviar otras cantidades mediante métodos como el de los contratos de eventos, publicidad y comunicación de consejerías y empresas públicas autonómicas que se daban a Mercado y posteriormente a sociedades de otros empresarios.

En la etapa investigada por el caso Púnica un total de ocho consejerías se apoyaron en la cláusula “falaz” con el conocimiento de sus máximos responsables para desviar dinero.

Se aplicó, según el juez, en las consejerías de Presidencia; Sanidad, Transportes, Mujer; Economía; Consejería de Medio Ambiente; Consejería de Hacienda Consejería de Economía e Innovación Tecnológica.

Contratos de eventos, publicidad y comunicación

Otras cantidades que menciona el juez en su auto se desviaron por otros métodos, como el de los contratos de eventos, publicidad y comunicación de consejerías y empresas públicas autonómicas que se daban a Mercado y, más tarde, a sociedades de otros empresarios vinculados a los dirigentes del PP.

El juez señala, por ejemplo, el caso de 230.648 euros desviados por orden de Francisco Granados con motivo de la inauguración de la Casa de Madrid en Argentina. El exconsejero, considerado cabecilla de la trama Púnica, adjudicó a Mercado contratos menores para la organización de los eventos “bajo la cobertura de la firma de un convenio de patrocinio entre la Casa de Madrid en Argentina y la Fundación Arpegio".

Entre otros, también menciona el juez un contrato de publicidad otorgado a Mercado de 923.736 euros y adjudicado por una empresa pública adscrita a Medio Ambiente, GEDESMA, aprovechando que en 2006 y 2007 había recibido fondos de la UE.

Desvíos a través de Fundescam

También aparecen en el auto varias cantidades desviadas a través de la fundación del PP madrileño Fundescam mediante subvenciones que le concedió la Comunidad de Madrid y que también acabaron en las arcas del partido.

De esta forma, en 2007 recibió una subvención de 195.727, que se usaron en la campaña electoral autonómica y cuyo supuesto responsable fue Ignacio González.

Desde las cuentas de la fundación se sufragaron "subrepticiamente" gastos electorales "por un importe superior a los 500.000 euros", dice el juez.

González, "abusando de su cargo público" de vicepresidente autonómico, otorgó en 2008 desde la Comunidad de Madrid otra subvención a Fundescam de 200.620 euros, y en 2011 dio luz verde a una tercera subvención de 127.850 euros.

Noticias

anterior siguiente