Enlaces accesibilidad

Investidura en Madrid

Ayuso es investida con los votos de Cs y Vox para convertir Madrid en el "contrapeso" del Gobierno socialista

  • La candidata popular afirma que asumirá "en su totalidad" las demandas de Vox, apoyo esencial del gobierno de coalición
  • Rechaza las acusaciones de corrupción: "Nunca me han llamado de los tribunales a declarar por absolutamente nada"

Por
Ayuso es investida presidenta de la Comunidad de Madrid con los votos de Cs y Vox

La popular Isabel Díaz Ayuso se ha convertido este miércoles en presidenta de la Comunidad de Madrid gracias a los votos de PP, Ciudadanos y Vox en la investidura, en la que ha revindicado los pactos entre las tres formaciones como vía para erigir un gobierno regional que sirva como "contrapeso de los desmanes del Gobierno de España si sigue en manos del PSOE" y ha garantizado que, para sostener el que es el primer ejecutivo de coalición de la región, asumirá "en su totalidad" las demandas de Vox, esencial para la estabilidad del mismo aunque se sitúe en la oposición.

[Así hemos contado minuto a minuto la investidura de Isabel Díaz Ayuso]

"Es un reto apasionante tener el privilegio y el honor de presidir el primer gobierno en coalición de la historia de la Comunidad de Madrid", ha celebrado Ayuso durante el debate, muy áspero y que ha evidenciado la fractura de la cámara madrileña en dos bloques enfrentados: por un lado, los tres partidos que sostienen al nuevo ejecutivo y, por otro, la oposición de izquierdas, con PSOE, Más Madrid, Podemos e Izquierda Unida, que han reclamado a la todavía candidata popular que aclarara las sospechas de corrupción por las informaciones que la vinculan con un préstamo de la empresa pública Avalmadrid a una compañía de su padre y su supuesta relación con el conseguidor de la trama Púnica.

Nunca me ha llamado de los tribunales a declarar por absolutamente nada

Ayuso ha dejado claro desde el principio que consideraba esas informaciones fruto de una "campaña machista y deleznable" contra ella, pero ha evitado responder directamente a las preguntas de la oposición hasta último turno de palabra, sin posibilidad de réplica, cuando ha subrayado que no hay ninguna investigación sobre ella: "Nunca me ha llamado de los tribunales a declarar por absolutamente nada", ha recalcado, al tiempo que denunciaba lo que considera una persecución personal no solo contra su persona, sino también contra su familia. 

Ayuso: "Mi difunto padre era un hombre honrado y estaría orgulloso de mí"

"Se ha traspasado una línea conmigo que no había sucedido nunca. No se puede meter a la familia por medio y mucho menos a una persona que no está en vida para defenderse", ha espetado a la cámara regional, visiblemente molesta y emocionada. Así, ha asegurado que se han difundido "falsedades y medias verdades" para perjudicarle, obviando detalles como que "mi padre estaba enfermo y mi madre jubilada, o que nunca tuve vinculación laboral con mi familia".

"Lo que han hecho con mi familia no tiene nombre", ha reiterado, una situación de la que ha culpado a la oposición de izquierda, mientras aseguraba que "yo no escarbaré nunca en la vida de su familia ni de sus difuntos". Incluso, se ha dicho convencida de que habrá otras acusaciones: "Van a intentar dañar mi imagen, a ver si de esa manera mis socios me retiran su confianza".

Compromiso con Ciudadanos

En este sentido, al margen de sus invectivas contra la oposición, Ayuso ha dedicado buena parte de sus réplicas a resaltar los vínculos creados con Ciudadanos y con Vox, como garantía de estabilidad del futuro gobierno, que se espera que empiece a funcionar a partir de la semana que viene, cuando quede definitivamente configurado el ejecutivo madrileño.

Del "traidor" a "esto no es Kentucky": los rifirrafes de la investidura de Isabel Díaz Ayuso

Así, la nueva presidenta ha destacado la asunción de "carteras y propuestas de manera cruzada" con Ciudadanos, lo que, a su juicio, supone "un gran ejercicio de responsabilidad" al que espera dar continuidad durante la legislatura: "Espero que en está cámara, Ciudadanos, Partido Popular y Vox estemos de acuerdo en muchas ocasiones". Además, ha prometido gobernar "con moderación y sensatez" para servir de "contrapeso a los desmanes del Gobierno de España si sigue estando en manos del PSOE, y no digamos de sus socios de viaje".

Un objetivo que también ha enarbolado el portavoz de Ciudadanos y futuro vicepresidente, Ignacio Aguado, quien ha reprochado a los socialistas la "lamentable" investidura fallida de Pedro Sánchez y sus pactos con nacionalistas en Navarra o en la diputación de Barcelona. "Tenemos la capacidad de servir de contrapeso en la Comunidad de Madrid, que debe erigirse en un referente, un gobierno que garantice estabilidad, frente al cortoplacismo de Sánchez", ha argumentado. Para subrayar esa estabilidad, que en última instancia está en manos de Vox, Aguado ha indicado que las demandas de la formación de ultraderecha son "perfectamente asumibles" para la coalición de gobierno.

La formación de ultraderecha, sin embargo, ha querido resaltar su carácter independiente. Su portavoz, Rocío Monasterio, ha reclamado respeto en su intervención y ha recalcado que Vox "no renuncia a ninguno de sus contenidos programáticos", además de advertir que el apoyo en la investidura no implica que ese respaldo esté garantizado de aquí en adelante: "Nuestro compromiso con el PP y Ciudadanos acaba después de esta votación", ha advertido.

Monasterio: "Vox no va a renunciar a su programa"

Quiero decirles, tanto a Ciudadanos como a Vox, que tanto un proyecto como el otro se van a cumplir

Ayuso, a este respecto, ha reiterado que los tres son partidos muy distintos, pero con puntos en común. "Hay muchísimas cosas que nos separan, pero también muchísimas que nos unen, que es lo importante en el día de hoy", le ha respondido a Monasterio. "Quiero decirles, tanto a Ciudadanos como a Vox, que tanto un proyecto como el otro se van a cumplir. El proyecto de Vox voy a asumirlo en su totalidad, porque esa es mi palabra, le pido los votos de manera humilde y sincera; y lo mismo haré con el acuerdo de 155 medidas que hemos trabajado con Ciudadanos", se ha comprometido.

Agrio debate con la oposición

Muy distinto ha sido el tono de cara a la oposición, a la que Ayuso ha atacado con una notable dureza. Especialmente agrio ha sido su encontronazo con el portavoz de Más Madrid, Íñigo Errejón, al que no solo ha tildado de "machista", sino que le ha considerado "el personaje más traidor de la política española", empleando gran parte de su turno de réplica en repasar la trayectoria del fundador de Podemos: "Ustedes están manchados de dictadura y han basado su trayectoria política en ello".

Errejón le ha reprochado que se centrara en aspectos personales y no en el debate de ideas, así como que evitara responder sobre las sospechas de corrupción: "Pronuncie, qué se yo, 2.000 veces Venezuela, pero luego dedique un minuto a aclarar las informaciones que se han publicado", le ha retado. Pero Ayuso ha vuelto a responder desabridamente, al considerar que el portavoz de Más Madrid la despreciaba: "No tengo ningún respeto a sus ideas, ni a sus formas ni a su ideología. No me va a decir cómo llevar el debate".

Errejón pide a Díaz Ayuso que aclare su relación con la trama Púnica y con Avalmadrid

De la misma forma, también ha cargado contra la portavoz de Podemos, Isa Serra, a quien ha afeado una acusación por desórdenes públicos cuando participaba una protesta contra un desahucio. "Usted ha decidido sumarse a la ola reaccionaria con Vox", le ha dicho Serra, que ha tildado a Ayuso de "hija política de Aguirre", mientras la nueva presidenta se revolvía cargando contra "la izquierda resentida y dolida porque, de nuevo, no va a gobernar en la comunidad de Madrid".

Más calmado ha sido el intercambio con el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, a quien Ayuso ha reconocido su valía personal, pero le ha reprochado con insistencia la "superioridad moral" de la izquierda, al tiempo que criticaba el proyecto socialista: "Todo lo que dicen no solo es falso, sino que además intentan vender una realidad que es incompleta. Allá donde gobiernan son un desastre", ha resumido.

Resulta grave que hoy se consolide la política de bloques, y su tendencia al bloqueo y a la confrontación

Gabilondo, por su parte, ha intentado centrar su discurso en las propuestas de la candidata e incluso ha lamentado el tono de la sesión: "Hay un momento de pasar bochorno. ¿Podemos hacer política sin interpelar personalmente?", ha rogado. "Resulta grave que hoy se consolide la política de bloques, y su tendencia al bloqueo y a la confrontación", ha señalado, antes de pedir a la nueva presidenta que busque consensos y que no convierta la Comunidad de Madrid "en un bastión contra el gobierno de España, cuando no coincide con su bloque político".

Gabilondo critica la corrupción del PP de Madrid y Ayuso pide "no volver al pasado"

Noticias

anterior siguiente