Enlaces accesibilidad

Investidura de Pedro Sánchez

Sánchez se reunirá con sindicatos y colectivos sociales para presionar a Podemos con el gobierno a la portuguesa

  • Sánchez, que tendrá también contactos "discretos" con los líderes políticos, busca que le apoye sin entrar en el Ejecutivo
  • Podemos acusa a Pedro Sánchez de querer un "Gobierno en el que acaparo el 100% del poder, sin negociar"

Por
Sánchez prepara una ronda de contactos "discretos" con los demás líderes para los próximos días

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirá a partir de este jueves con distintos colectivos de la sociedad civil, como sindicatos, ecologistas y asociaciones feministas, para elaborar una propuesta de acuerdo programático a Unidas Podemos con el objetivo de convencerle de que facilite su investidura sin entrar en el Ejecutivo, es decir, la fórmula que se conoce como un "gobierno a la portuguesa". Así lo ha avanzado Sánchez en una carta remitida a la militancia en la que vuelve a descartar un gobierno de coalición entre el PSOE y la formación morada tras la investidura fallida de la semana pasada.

Este miércoles, se ha conocido también que Pedro Sánchez mantendrá en los próximos días contactos "discretos" con los líderes del resto de formaciones para intentar desbloquear la investidura, según ha desvelado la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. Dos vías abiertas -la de las reuniones con la sociedad civil como forma de presionar a Podemos y una nueva ronda de contactos- con un objetivo, conseguir un gobierno monocolor.

Pedro Sánchez, que insiste en que impedir la repetición de elecciones es una "prioridad absoluta" para él y en que trabajará "sin descanso" en las próximas semanas para evitarla, defiende en la carta enviada a los militantes que la fórmula de un gobierno en solitario del PSOE con el apoyo parlamentario de Unidas Podemos es la "mejor alternativa al bloqueo" de Partido Popular y Ciudadanos, que descartan abstenerse para facilitar su investidura.

"Queremos construir un gobierno. Y para ello, desde mañana mismo, comenzaré a reunirme con diferentes colectivos de la sociedad civil como asociaciones feministas, ecologistas, agentes sociales, agrupaciones del tercer sector para que puedan colaborar en la creación de un espacio común para alcanzar un Gobierno progresista", explica Sánchez en la carta. Este jueves se reunirá con asociaciones que trabajan en temas de igualdad y de digitalización y ciencia, según la agenda difundida por el PSOE.

El apoyo externo de las fuerzas progresistas garantizan el cumplimiento de un programa de gobierno

Este espacio en común será la base, sigue explicando, de una "propuesta abierta" que se presentará a Unidas Podemos para alcanzar un acuerdo programático que "se materialice luego siguiendo el modelo de experiencias próximas en la distancia, como la de Portugal, o en el tiempo, como la de Dinamarca". Un modelo en el que la formación morada garantizaría la "estabilidad política" y el "cumplimiento de un programa de gobierno consensuado desde la izquierda".

En la misiva, Sánchez culpa en exclusiva a Unidas Podemos de que no llegaran a buen puerto las negociaciones de la semana pasada al rechazar la vicepresidencia y los tres ministerios que les ofrecieron "sin tener en cuenta" que la oferta no tenía "precedentes en la historia reciente de España". Tan importante como tener gobierno, insiste Sánchez, era que este fuera "eficaz, operativo y solvente" y no una "coalición de gobiernos".

En un tuit en el que ha difundido la carta, Sánchez insiste en que no va "a tirar la toalla" para lograr ese "gobierno progresista".

Podemos acusa a Sánchez de querer el 100% del Gobierno "sin negociar"

El secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, ha cargado contra el líder socialista tras conocer el contenido de la carta que ha enviado a los militantes. "Para entender mejor los titulares: "Gobierno a la portuguesa" significa "Gobierno en el que acaparo el 100% del poder, sin negociar, porque sí, aunque esté lejos de la mayoría absoluta y con la ventaja de tener las manos libres para pactar con la derecha cuando me dé la gana"".

Desde la dirección de Podemos se sigue insistiendo de este modo en el gobierno de coalición, aunque Izquierda Unida se ha pronunciado a favor de la vía portuguesa si no se logra entrar en el Gobierno. Una postura que también sostiene la corriente anticapitalista.

Este mismo martes, el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, aseguró que aseguró que Sánchez no tiene proyecto de país y le acusó de ser reacio a subir el salario mínimo. La ministra de Hacienda en funciones ha respondido este jueves que son declaraciones "ofensivas" y "desafortunadas" y entiende que estos comentarios no invitan al diálogo ni a sentarse en la mesa: "Quiero pensar que son fruto de un enfado o de su visión".

Contactos "discretos" con el resto de líderes políticos

Por su parte, la ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado este miércoles que Sánchez mantendrá contactos "discretos" con los líderes del resto de formaciones en los próximos días para desbloquear su investidura ya que no volverá a presentarse si no cuenta con los apoyos garantizados de antemano.

"Los estará llamando o los llamará, los contactos serán discretos que no tengan una publicidad que impida poder profundizar en las cuestiones", ha asegurado Montero, reiterando que el presidente "no tira la toalla" y lo "último" en lo que piensa el PSOE es en la repetición electoral.

Sin agua en la piscina no merece la pena pasar por una nueva sesión de investidura

Por ahora, Ciudadanos ya ha avanzado que tampoco participará en esta nueva ronda de contactos y ha vuelto a criticar que esa función le corresponde al rey: "Creo que quizá alguien le tiene que explicar al señor Sánchez que él no es el que tiene que hacer la ronda de contactos, la hace el jefe del Estado", ha declarado la nueva líder de Cs en Cataluña, Lorena Roldán.

Sobre la posibilidad de otra investidura, Montero ha señalado que ahora toca dilucidar si el Rey encarga otra investidura sin que haya apoyos a Sánchez. "En la ronda los partidos tendrán que expresar si su posición ha variado y el Rey dirá si se hace el encargo a Sánchez", ha admitido, recalcando que por el momento no ha habido cambio de los partidos.

Pero los socialistas descartan la posibilidad de que Sánchez se presente a una investidura sin los apoyos. "Si no hay agua en la piscina no creo que merezca la pena pasar de nuevo por una sesión de investidura", ha manifestado en Antena 3 la ministra portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, quien ha recalcado que es su "opinión personal".

Noticias

anterior siguiente