Enlaces accesibilidad

Elecciones en Grecia

Grecia dice adiós a Tsipras y da la mayoría absoluta a los conservadores de Nueva Democracia

  • Tsipras ha reconocido su derrota en las elecciones y ha felicitado al vencedor, Kyriakos Mitsotakis
  • Nueva Democracia obtiene 158 escaños, mayoría absoluta, mientras que Syriza se queda en 86 escaños

Por
Mitsotakis será el próximo primer ministro de Grecia

El partido conservador Nueva Democracia ha ganado las elecciones anticipadas de este domingo en Grecia, y el líder de la formación, Kyriakos Mitsotakis, tomará posesión este mismo lunes.

El primer ministro, Alexis Tsipras, ha reconocido su derrota en las elecciones y ha felicitado al vencedor, y ambos han acordado en una conversación telefónica que el traspaso de poderes se efectuará este lunes, inmediatamente después de que Mitsotakis jure el cargo ante el presidente del país, Prokopis Pavlópulos, ceremonia que está prevista para las 13.00 hora local.

La llamada telefónica se ha producido cuando tan solo había finalizado el recuento del 30% de los votos, que sin embargo da un resultado claro en lo que respecta a los dos principales partidos, Nueva Democracia y el izquierdista Syriza.

Nueva Democracia ha conseguido algo más del 39% de los sufragios mientras que Syriza ha superado el 31%.

Los 158 escaños alcanzados por Nueva Democracia en la Cámara sobre un total de 300 suponen su mejor resultado de los últimos doce años. Syriza se ha quedado ocho puntos por detrás, pero obtendrá tan solo 86 escaños, una distancia que surge del bonus de 50 escaños que la ley electoral griega otorga al partido ganador -en teoría por última vez en estas elecciones-.

La participación, con un 57%, ha sido una de las más bajas de la historia de la democracia griega, aunque ha superado ligeramente la de las elecciones de septiembre de 2015, tras el referéndum y la fractura de Syriza.

Varufakis vuelve al Parlamento

En tercer lugar se ha situado el partido de centro Kinal, sucesor del histórico Pasok, con el 8,1% y 22 escaños, seguido de los comunistas del KKE, con el 5,3% y 15 escaños.

La sorpresa del día la ha protagonizado el partido neonazi Amanecer Dorado, que se ha desplomado y se ha quedado fuera del Parlamento por la pérdida de más de la mitad de su electorado. No obstante, la ultraderecha en Grecia no ha reculado, sino que se ha fragmentado con la aparición del nuevo partido, Solución Griega.

Esta formación ultraderechista, fundada por Kyriakos Velópulos en 2016 y llamada Elinikí Lysi en griego, ha irrumpido en la escena política con un 3,76% y 10 diputados, mientras que Amanecer Dorado ha quedado fuera con un 2,98%, inferior a la barrera mínima del 3%.

Por otra parte, el exministro de Finanzas griego Yanis Varufakis y su partido MeRA25 han conseguido 9 escaños. "Una vez más los griegos derrocan a un Gobierno que se atrevió a imponer programas de rescate", ha dicho Varufakis tras conocer los resultados.

MeRA25 ha entrado al Parlamento al superar ligeramente el mínimo necesario del 3%. En las elecciones al Parlamento Europeo, el pasado 26 de mayo,  se quedó a pocos votos de obtener un escaño en la Eurocámara.

Mitsotakis promete crecimiento y empleo para Grecia

Kyriakos Mitsotakis ha asegurado que a partir de este domingo "comienza una nueva pero bonita lucha" y ha prometido que trabajará por traer crecimiento y empleo al país.

"Pedí un mandato fuerte y me lo han dado con generosidad. No defraudaré sus esperanzas", ha dicho Mitsotakis, cuyo partido, Nueva Democracia ha logrado la mayoría absoluta en los comicios.

Mitsotakis ha prometido que el Gobierno se regirá por los principios de la transparencia y la meritocracia y ha anunciado que el Parlamento trabajará todo el verano, "porque el futuro no puede esperar".

Tsipras defiende el legado de su Gobierno

Por su parte, el líder de Syriza, Alexis Tsipras, ha aceptado serenamente la derrota de su partido y ha defendido el legado de su Gobierno, que deja un país en crecimiento económico y con las cuentas saneadas, y ha dicho que se va "con la cabeza alta".

El hasta ahora primer ministro ha comparecido ante los medios con algo más del 50% de voto escrutado, cuando ya no suscitaba dudas la victoria de Nueva Democracia.

"Nos vamos con la cabeza alta. Hace cuatro años nos encargamos de un país al borde de la quiebra. Hoy dejamos un país libre (de rescates), en crecimiento y con reservas en sus cajas, con el interés de la deuda al mínimo histórico", ha dicho Tsipras, quien ha añadido que el resultado es "el coste político" de las difíciles decisiones que han tenido que tomar, pero que "no constituye una derrota estratégica". "Trabajaremos para que sea temporal", ha asegurado.

El líder de Syriza ha manifestado que espera que la victoria de Nueva Democracia no conduzca a un "revanchismo" que afecte a los derechos sociales y que, como principal fuerza de la oposición, lucharán para que esto no ocurra.

Noticias

anterior siguiente