Enlaces accesibilidad

Constitución de las Cortes

Junqueras aprovecha el estreno de los presos en el Congreso para dirigirse a Sánchez: "Tenemos que hablar"

Por
"Presos políticos", "por España" y "por los derechos sociales": las promesas y juramentos que hicieron retumbar el Congreso

Los cinco líderes independentistas en prisión preventiva -el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el expresidente de la ANC Jordi Sànchez y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva- han cambiado este martes el banquillo de los acusados del juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo por sus escaños en el Congreso de los Diputados -los cuatro primeros- y en el Senado el último de ellos, bajo la amenaza de su suspensión como parlamentarios. Una medida que contemplan los reglamentos de sendas cámaras para aquellos parlamentarios en prisión preventiva y que Partido Popular y Ciudadanos han pedido aplicar inmediatamente.

Más allá de la fotografía de los políticos presos sentados en los escaños centrales del hemiciclo, que sus compañeros de partido les habían reservado, la jornada deja la imagen de Junqueras saludando al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hasta en dos ocasiones en el Congreso. Una primera muy breve, cuando el diputado de ERC regresaba a su sitio tras la votación en urna para elegir a la presidenta de la Cámara, y una segunda en la que el exvicepresidente catalán le ha dicho "tenemos que hablar" y el líder socialista le ha respondido "lo vemos", según fuentes del partido republicano citadas por TVE.  

Así fue una jornada de constitución del Congreso con imágenes nunca vistas

Pero la mayor bronca en el Congreso se ha producido por las fórmulas que han elegido los cuatro diputados independentistas -y otros miembros de sus partidos- para acatar la Constitución en catalán por "imperativo legal" y como "presos políticos" en medio de los golpes y abucheos de Vox y de algunos diputados del PP y Ciudadanos, que han hecho prácticamente inaudible lo que estaban diciendo. Abucheos que también se han producido cuando diputados vascos han usado el euskera.

Oriol Junqueras, elegido diputado por ERC, ha prometido la Constitución "por el compromiso republicano y como preso político, por imperativo legal"; mientras que Sànchez, Turull y Rull -de Junts per Catalunya- lo han hecho "por imperativo legal y por la lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña". En el Senado, el diputado por ERC Raül Romeva ha prometido como "preso político y por imperativo legal" hasta la "proclamación de la república catalana y siempre comprometido con la libertad, la igualdad y la fraternidad".

Romeva promete "por imperativo legal"

Ante estas fórmulas, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha intentado sin éxito interrumpir los acatamientos, pero la recién elegida presidenta del Congreso, Meritxell Batet, no le ha dejado intervenir hasta que no han acabado todos los diputados. Entonces, el líder de la formación naranja ha señalado que en España "no hay presos políticos" y ha pedido a Batet que defiende a "todos los españoles".

La presidenta de la Cámara Baja ha respondido que, independientemente de las diferentes fórmulas usadas, "no se ha mermado la esencia del acatamiento, que es el compromiso de respeto con la Constitución" y ha recordado que hay jurisprudencia del Tribunal Constitucional que avala que los diputados no se ciñan solo al 'juro' o 'prometo'.   

En una comparecencia posterior ante los medios, el presidente del PP, Pablo Casado, ha calificado de "escarnio público" y "vergüenza" lo ocurrido este martes en el Congreso, ha pedido a la presidenta del Congreso que analice uno por uno los juramentos para determinar si realmente se ha acatado la Constitución y ha anunciado que su grupo registrará una iniciativa para que la fórmula para prometer o jurar la Constitución no se pueda variar

El diputado de ERC Gabriel Rufián, por su parte, ha considerado "terrible" para la democracia que los diputados de Vox hayan golpeado sus escaños para no dejar oír la fórmula que elegían los diputados independentistas: "Hoy el fascismo ha puesto el listón muy alto".

Aplausos en la entrada de los presos en el hemiciclo

Tras el pleno, los cuatro diputados en prisión preventiva han permanecido con sus compañeros de partido dentro del hemiciclo mientras salían el resto de parlamentarios. Después han sido acompañados por policías nacionales de paisano fuera del mismo para regresar de nuevo a la prisión de Soto del Real. Antes de ser conducidos de nuevo a prisión han podido despedirse de sus mujeres, que han asistido de público, en una sala de la Cámara Baja, informa TVE.

El Gobierno en funciones da por hecho su suspensión

En cualquier caso, el paso por el Congreso y el Senado de los cinco parlamentarios independentistas -que se enfrentan a hasta 25 años de cárcel por presunta rebelión- se prevé breve después de que el Tribunal Supremo lo haya dejado en manos de las Cortes. En el caso de la Cámara Baja será la Mesa la que tenga que tomar esta decisión respecto a Junqueras, de ERC, y Sànchez, Turull y Rull, de Junts per Catalunya, mientras que el pleno de la Cámara Alta será el que vote si suspende a Romeva, senador por la formación republicana. Si los cuatro diputados son suspendidos y no renuncian a sus actas, la mayoría absoluta del Congreso quedaría en 174 diputados en lugar de 176, lo que facilitaría la reelección de Sánchez. 

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha dado por hecho la suspensión de los cinco líderes independentistas presos y, en ese sentido, ha recordado que el reglamento del Congreso dice "con toda claridad" que la prisión preventiva es una causa de suspensión de las funciones parlamentarias. En este sentido, ha señalado que no es una decisión en la que el Ejecutivo tenga que hacer nada.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reiterado en una entrevista en RNE que la primera medida que tomará su grupo parlamentario será pedir su suspensión para no permitir que "cinco presos que han dado un golpe al Estado vengan a instrumentalizar las instituciones parlamentarias", mientras que el líder de la formación naranja, Albert Rivera, ha calificado de "sentido común" que se les suspenda y cree que es "indigno" que los que han intentado dar un "golpe de Estado" cobren un sueldo de todos los españoles.

Discrepancias sobre la suspensión de los presos

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado que a su juicio los cinco presos preventivos "deberían poder representar a los ciudadanos que les han votado", pero en una entrevista en la Cadena Ser esta mañana ha dejado claro que su formación no se opondrá a sus suspensión porque no puede pedir a los miembros de la Mesa que no cumplan la ley.

Sobre la posible suspensión de funciones, el diputado de ERC Gabriel Rufián ha asegurado que les parecería "dramático" que el Congreso y el Senado tomaran esta decisión, pero se ha mostrado convencido de que ocurrirá porque "el 155 nunca falla" y, sobre un hipotético apoyo a la investidura de Sánchez ha asegurado que no contribuirán a que "el fascismo gobierne" en España forzando la repetición de elecciones, pero ha reiterado que no darán un "cheque en blanco" al presidente en funciones.

Noticias

anterior siguiente