Enlaces accesibilidad

Austria

La dimisión del vicecanciller austríaco por un supuesto caso de corrupción provoca una crisis de Gobierno

  • Tras la difusión de un vídeo en el que supuestamente el líder ultranacionalista Strache ofrecía adjudicaciones a una oligarca rusa
  • El canciller ha propuesto al presidente de la República "convocar elecciones anticipadas lo más pronto posible"

Por
Dimite el vicecanciller austríaco y líder ultranacionalista Strache por un supuesto caso de corrupción

El vicecanciller de Austria y líder de los ultranacionalistas, Heinz-Christian Strache, ha dimitido este sábado tras la difusión de un vídeo en el que se muestra dispuesto a aceptar ayudas financieras rusas a cambio de contratos público estatales lo que ha provocado una crisis de Gobierno.

"Hoy he tenido una reunión con el canciller federal (Sebastian Kurz) y le he ofrecido mi dimisión, que él ha aceptado", ha dicho Strache en rueda de prensa en Viena. El jefe del ultraderechista Partido Liberal (FPÖ) ha admitido haber cometido un "error" y ha dicho que abandonaba el cargo para evitar la caída del Gobierno formado por su formación y el Partido Popular (ÖVP) de Kurz.

No obstante, el canciller ha anunciado que Austria celebrará elecciones anticipadas este año tras romperse la coalición de Gobierno. "He propuesto al presidente de la república convocar elecciones anticipadas lo más pronto posible", ha dicho Sebastian Kurz en rueda de prensa.

El canciller, si bien ha agradecido a todos los ministros, incluidos los del FPÖ, el trabajo realizado en el último año y medio, ha admitido que "no siempre le fue fácil" la cooperación.

Ha dicho que para lograr el éxito de su programa, ha tenido que "aguantar mucho en los últimos dos años, desde el 'poema de las ratas' (en alusión al escándalo causado por un texto escrito por un funcionario del FPÖ que comparaba a las ratas con los inmigrantes) a la cercanía (de los ultranacionalistas) a grupos de extrema derecha, hasta casos aislados, uno detrás de otro".

"Aunque no siempre lo haya dicho públicamente, se han dado situaciones que me han resultado muy difícil de tragar. Pero por la continuación del trabajo no he acabado con la coalición a la primera", ha insistido. "Pero tras el vídeo de ayer tengo que decir: basta ya", ha manifestado el joven canciller, de 32 años de edad.

"Lo que se dice allí sobre mí, desde insultos, acusaciones y calumnias, es algo secundario. Lo problemático y grave son las ideas de abuso de poder, del manejo del dinero público, y por supuesto la forma de entender los medios de comunicación en nuestro país", ha dicho.

Strache ofreció contratos públicos a una magnate rusa

En el vídeo grabado en julio de 2017 y publicado el viernes por dos medios alemanes, se ve a Strache como promete en una mansión en Ibiza a una supuesta magnate rusa contratos públicos y ayudarle para comprar el Kronenzeitung, el diario más influyente del país a cambio de donaciones millonarias para su partido.

Pocos meses después, en octubre del mismo año, el FPÖ obtuvo el 26 % de los votos en las elecciones legislativas y en diciembre subió al poder en alianza con los populares de Kurz.

Strache atribuyó la filmación y difusión de las imágenes a "una campaña de desinformación sucia", por la que cayó en una trampa cuando fue invitado a una cena en una villa que había sido previamente preparada con escuchas y vídeos.

Si bien reconoció que se comportó "como un adolescente", con la "lengua floja" por el alcohol y cometió así un "error" y una "idiotez", aseguró que no ha hecho nada ilegal y que dará los pasos necesario para llevar ante la justicia a quienes grabaron su encuentro privado.

De momento, no se ha informado sobre quién sustituirá a Strache en la vicecancillería ya que se espera que Kurz comparezca ante la prensa esta misma tarde.

Miles de austríacos piden elecciones anticipadas 

Unas 15.000 personas, según la Policía, y el doble según los organizadores, se han concentrado en Viena ante la sede del Gobierno austríaco para exigir elecciones anticipadas. Los manifestantes, convocados de forma espontánea por diversos grupos a través de las redes sociales, han gritado "Nuevas elecciones" y "dimisión" y han enarbolado banderas rojas, arcoirirs y de la Unión Europea a la espera de que el canciller federal, Sebastian Kurz, comparezca ante la prensa.

"Strache ha dimitido pero este gobierno no puede seguir. Se ha mostrado la verdadera cara del FPÖ. Un partido corrupto y racista no puede gobernar Austria", ha dicho a Efe Thomas, de 20 años.

Por su parte, Florian de 25 años, defiende que "se han traspasado todas las líneas rojas". "Tiene que haber nuevas elecciones porque el FPÖ no está capacitado para gobernar. Y Kurz debe asumir la responsabilidad por este experimento (de aliarse con los ultraderechistas y euroescépticos) y por pactar con corruptos", ha declarado a Efe.

Otros de los congregados en la calle han celebrado la disimión de Strache: "Su marcha es una victoria para la democracia. Esto demuestra lo que algunos ya sabíamos, que es un partido corrupto que gobierna para su propio beneficio. Esta es la verdadera cara del FPÖ", dice Johannes a Efe.

Noticias

anterior siguiente