Enlaces accesibilidad

Venezuela

Leopoldo López se refugia con su familia en la embajada de España en Caracas

  • Fuentes diplomáticas han indicado a TVE que no ha solicitado asilo ni refugio, sino que se encuentra "acogido"
  • Su abogado cree que no tendría dificultades en obtener asilo, pero "no es su voluntad en este momento"

Por
Leopoldo López se refugia en la embajada española mientras Guaidó llama a la "mayor marcha de la historia"

El opositor venezolano Leopoldo López, liberado este martes de su arresto domiciliario, se encuentra junto a su familia en la embajada de España en Caracas, según ha confirmado el Ministerio de Exteriores, aunque fuentes diplomáticas han precisado a TVE que, por el momento, no ha pedido asilo ni refugio, sino que se encuentra "acogido".

López se dirigió a la legación española tras pasar por la embajada de Chile, de donde prefirió marcharse porque ya acoge a otros dos opositores venezolanos, y después de participar en la sublevación que impulsó su compañero de partido y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, que fue quien le pudo en libertad.

Que esté en la residencia es coherente con nuestra posición política hasta el momento

Las fuentes diplomáticas españolas consultadas por TVE señalan que, por el momento, "no es posible" estimar cuánto tiempo puede permanecer en la embajada española. "Que esté en la residencia es coherente con nuestra posición política hasta el momento. Nadie comprendería que las puertas de la embajada de España estuvieran cerradas para Leopoldo López", han indicado.

El Gobierno español ha reconocido, al igual que otro medio centenar de países, a Guaidó como presidente interino encargado de convocar unas elecciones para lograr una transición política en Venezuela, pero mantiene las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Maduro, quien mantiene en su poder los resortes institucionales del país.

Guaidó libera a Leopoldo López y llama a un "alzamiento" contra Maduro

Participación en las protestas

López, que llevaba dos años en arresto domiciliario en cumplimiento de la pena de casi 14 años de cárcel que se le impuso en 2014 por su participación en las protestas contra el Gobierno chavista, es una de las figuras más representativas de la oposición venezolana, como líder del partido Voluntad Popular, al que pertenece el propio Guaidó.

Este martes, fue liberado de ese arresto domiciliario después de que los funcionarios de que los agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) que le custodiaban le permitieran abandonar su casa en Caracas por "orden" de Guaidó, quien dijo haberles ofrecido "amnistía y garantía de indultos".

Después, López y Guaidó encabezaron a un grupo de soldados que se apostó cerca de una base aérea en el este de Caracas y, desde allí, ambos llamaron a tomar las calles para derribar el Gobierno de Maduro de forma pacífica. "Este es el momento de todos los venezolanos, con uniforme y sin uniforme, todos a la calle", señalaba López en un vídeo difundido en redes sociales, en el que pedía explícitamente a "policías, militares, jueces, fiscales, funcionarios públicos, al pueblo venezolano" que salieran a las calles "en Venezuela y en el mundo".

Su llamamiento suscitó unas multitudinarias protestas en la capital venezolana, pero también provocó que el Gobierno chavista movilizará a sus simpatizantes y a las fuerzas de seguridad, para frenar lo que han calificado de "intento de golpe de Estado". Las movilizaciones derivaron, al final de la jornada, en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, con el resultado de un muerto y más de 60 heridos, según una ONG.

Leopoldo López llama a "salir a la calle" a todos los venezolanos

Paso por la embajada de Chile

Después de participar en las protestas, acudiendo a una concentración opositora en el barrio de Altamira, López acudió junto a su mujer, Lilian Tintori, y su hija, de 15 meses de edad, a la embajada de Chile, que les ofreció acogerles el tiempo que estimaran conveniente.

Sin embargo, según explicó el ministro chileno de Exteriores, Roberto Ampuero, unas horas después López y Tintori optaron por trasladarse a la embajada española, en una "decisión personal" que respondía a que la legación chilena en Caracas ya acoge a otras dos personas desde 2017: el diputado opositor Freddy Guevara y Roberto Enríquez, presidente del Partido Social Cristiano.

Ampuero también subrayaba, a través de un mensaje en Twitter, que tanto López como Tintori tienen "ascendencia española". De hecho, los padres de Leopoldo López residen en España, donde el Gobierno les concedió la nacionalidad española en 2015.

En cualquier caso, el representante de Juan Guaidó en España, Antonio Ecarri, ha asegurado a RNE este miércoles que la intención del líder opositor no es abandonar Venezuela: "Depende de las decisiones que tomen Leopoldo y su familia, pero la idea fundamental de Leopoldo es permanecer en Caracas".

Su abogado señala que pedir asilo "no es su voluntad en este momento"

En esta misma línea se ha expresado su abogado en Madrid, Javier Cremades, quien ha señalado que Leopoldo López se encuentra en la residencia del embajador de España en Caracas en calidad de "huésped" o "invitado", sin que haya pedido asilo: "No lo ha pedido pero podría pedirlo. Ahora mismo eso no ha sucedido, aunque jurídicamente lo puede pedir".

El presidente del despacho Cremades & Calvo Sotelo ha estimado, en declaraciones a Efe, que en circunstancias tan excepcionales como la suya, y tratándose del que ha considerado como "el preso político más importante del mundo en este momento", a su juicio "no habría ninguna dificultad si él lo quisiera hacer", aunque ha puntualizado que "no es su voluntad en este momento".

Según el letrado, López está en la residencia del embajador "como un huésped, como un invitado, a salvo de las fuerzas de represión del régimen de Nicolás Maduro y bajo la protección que otorga la inmunidad de la legación diplomática". Allí, "tiene libertad para comunicarse con el exterior, o para enviar mensajes, cosa que no podía hacer cuando estaba en arresto domiciliario", ha precisado.

El abogado, que conoce la residencia, ha dicho que es un lugar en el que, "tiene posibilidad de reunirse con personas o recibir a medios si quisiera", "tiene medios materiales" y "el Gobierno español le mantiene una hospitalidad para que tenga también una acción política". Sobre su futuro más inmediato, el abogado no se ha pronunciado, argumentando que "estamos en unas circunstancias tan singulares que hay que ir casi minuto a minuto, día a día".

Noticias

anterior siguiente