Enlaces accesibilidad

Atentados Sri Lanka

Sri Lanka atribuye a terroristas suicidas islamistas con apoyo internacional la cadena de atentados que deja ya 293 muertos

  • Hay 24 detenidos. El gobierno atribuye los atentados al movimiento islamista Thowheeth Jama'ath Nacional (NTJ)
  • Siete terroristas suicidas estarían detrás de las explosiones que dejan 293 fallecidos y más de 500 heridos

Por
293 muertos y una nueva explosión en Sri Lanka

El gobierno de Sri Lanka, presidido por Maithripala Sirisena, ha atribuido los atentados que golpearon este domingo la isla al grupo islamista local Thowheeth Jama'ath Nacional (NTJ). Hay 24 detenidos y la policía investiga también las posibles conexiones internacionales de los terroristas.

El país continúa en alerta y la policía interroga a los 24 detenidos, pertenecientes todos a la misma organizacion y nacidos en Sri Lanka. En la mañana del lunes se ha producido la explosión de una furgoneta aparcada cerca de la iglesia de San Antonio, cuando los artificieros intentaban desactivar el explosivo.

Además, los forenses de la investigación han confirmado la presencia de siete terroristas suicidas en los seis escenarios de las primeras explosiones, que se habrían inmolado en los atentados.

Los ataques en tres iglesias durante las celebraciones de la festividad cristiana, cuatro hoteles y un complejo residencial han causado ya 293 muertos y más de 500 heridos.

Alerta terrorista hace días

La policía había alertado hacía 10 días de que el movimiento Thowheeth Jama'ath Nacional planeaba ataques contra iglesias y contra la embajada india en Colombo, según ha reconocido el primer ministro ceilandés, Ranil Wickremesinghe, y ha confirmado otro miembro del gobierno en Twitter.

Las autoridades han anunciado también una investigación sobre por qué no se dio importancia a esta amenaza, aunque los atentados no han sido reivindicados por ninguna organización.

Además, la policía ha encontrado 82 detonadores de bombas en una estación de autobuses de Colombo.

Sri Lanka vivió un Domingo de Resurrección sangriento cuando se produjeron seis explosiones de forma simultánea hacia las 08.45 hora local (03:45 horas de España) en tres hoteles de lujo en Colombo y también en una iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y la tercera en la oriental ciudad de Batticaloa.

Horas después, una séptima detonación tuvo lugar en un pequeño hotel situado a unos cien metros del zoo de Dehiwala, a unos diez kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.

Además, artificieros del Ejército de Sri Lanka detonaron también el domingo de manera controlada un explosivo localizado en las proximidades del principal aeropuerto internacional del país.

Reunión del Consejo de Seguridad

El presidente del país, Maithripala Sirisena, que estaba en el extranjero cuando ocurrieron los ataques, ha convocado una reunión del consejo de seguridad nacional a primera hora de este lunes.

La Policía anunciaba además que se cancelaban todos los permisos de la Policía y que se han extremado las medidas de seguridad en los hospitales. Además se decretó el toque de queda permanente y se bloqueó la comunicación en redes sociales, restricciones que se han levantado esta mañana, según informa la corresponsal de RTVE Mavi Doñate.

Todas las escuelas del país permanecerán cerradas al menos dos días.

Más de 30 extranjeros entre los fallecidos

Al menos 32 extranjeros se encuentran entre los fallecidos en los atentados de este domingo y 30 más están hospitalizados. Entre ellos, han fallecido tres de los cuatro hijos del empresario Anders Holch Povlsen, el hombre más rico de Dinamarca y accionista del portal de moda ASOS y marcas como Vero Moda y Jack & Jones. 

Las autoridades españolas no tienen constancia de que haya víctimas de nuestro país entre los fallecidos, ni hay denuncias de desaparecidos.

Australia ha confirmado la muerte de al menos dos de sus nacionales, residentes en Sri Lanka. India de cinco de sus ciudadanos, China de dos, según van confirmando los diferentes gobiernos. Hay al menos una víctima de Portugal, dos de Turquía, tres del Reino Unido, y dos ciudadanos con doble nacionalidad estadounidense-británica.

La embajada de Estados Unidos en Colombo ha advertido de que "grupos terroristas continúan tramando posibles ataques en Sri Lanka. Los terroristas podrían atacar con poca o ninguna advertencia (...) áreas públicas", ha indicado el Departamento de Estado.

Entre los posibles objetivos de estos ataques, la embajada estadounidense señala espacios turísticos, centros de transporte, mercados, centros comerciales, instalaciones del gobierno, hoteles, clubes, restaurantes, lugares de culto, parques, eventos deportivos y culturales importantes, instituciones educativas, y aeropuertos.

Conflicto religioso

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4%, mientras que los budistas son el 70,2%, los hinduistas el 12,6% y los musulmanes el 9,7%, según datos del censo de 2011. 

Sin embargo, atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que dejó, según datos de la ONU, más de 40.000 civiles muertos.

En 2018 se registraron al menos 86 casos de discriminación, amenazas y violencia contra los cristianos de Sri Lanka, según la Alianza Evangélica Cristiana del país (NCEASL), que representa a más de 200 iglesias y otras organizaciones cristianas.

Este año, la misma organización registró 26 incidentes de este tipo, incluido uno en el que supuestamente monjes budistas intentaron interrumpir una misa dominical.

En su informe de 2018 sobre los derechos humanos de Sri Lanka, el Departamento de Estado norteamericano constató que algunos grupos cristianos e iglesias informaron que habían recibido presiones para poner fin a las congregaciones, que en algunos casos las autoridades llegaron a describir como "reuniones no autorizadas".

El mismo informe apuntó que los monjes budistas intentan, de manera habitual, cerrar los lugares de culto cristianos y musulmanes.

Noticias

anterior siguiente