Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Incidentes, tensión y bloques enfrentados en los primeros pasos de una campaña muy dura y bronca

  • Los mítines de Rivera y Abascal en el País Vasco acaban con cargas policiales
  • Los candidatos elevan el tono con ataques a los rivales y a posibles socios. Elecciones generales 2019

Por
La Ertzaintza ha tenido que cargar contra algunos de los manifestantes contra Ciudadanos.
La Ertzaintza ha tenido que cargar contra algunos de los manifestantes contra Ciudadanos. EFE

La campaña ha arrancado fuerte, muy fuerte. El primer fin de semana ha sido más que intenso con todos los candidatos a las elecciones generales 2019 echados a la carretera y dando mítines, algunos con doblete al día, en medio de recibimientos caldeados y muy tensos en la calle.

Los cabezas de cartel recorren España y algunos se están encontrando con acogidas poco cariñosas. El de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado este domingo su mitin en Rentería (Gipuzkoa) entre gritos de "fascista" e "hijo de puta", pitos, caceroladas y rodeado de balcones repletos de lazos amarillos y símbolos independentistas. La Ertzainta ha tenido que cargar ya finalizado el mitin contra los que protestaban por la presencia de Cs. 

Rivera defiende la "libertad" entre insultos, gritos y símbolos independentistas en Rentería

Muy tenso fue también el recibimiento al candidato de Vox, Santiago Abascal, en Bilbao, este sábado con cinco detenidos, siete contusionados, daños materiales y cargas policiales tras el lanzamiento de piedras, botellas y bengalas por parte de concentrados convocados por Ernai, la organización juvenil de la izquierda abertzale.

Tensión en Alsasua durante la celebración de un acto de la plataforma España Ciudadana

El jueves, en el mismo día del arranque de la campaña, la número dos de Barcelona por el PP, Cayetana Álvarez de Toledo, sufrió el acoso de un grupo de jóvenes a su entrada a la Universidad de Barcelona que protestaban por su presencia. 

Banderas y símbolos usados como arma arrojadiza

Cada mitin está cargado de banderas, las que se ondean en los actos y de las que se habla. Durante el fin de semana se han visto banderas españolas, muchas; pero también esteladas, ikurriñas y banderas navarras en los mítines del País Vasco, epicentro este domingo de la campaña con actos de Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal.

El mitin de Unidas Podemos, en Eibar (Gipuzkoa), ha estado inundado de banderas republicanas, con motivo del aniversario de la proclamación de la II República, modelo de Estado que ha defendido el líder de Podemos junto con el de IU, Alberto Garzón. Precisamente, Iglesias ondeó este sábado la bandera tricolor canaria, un emblema que fue símbolo de las aspiraciones independentistas de las islas, lo que le ha costado críticas. 

Iglesias ondea la bandera independentista canaria en un mitin patriótico

Y siguiendo con las imágenes simbólicas, Casado dio un mitin este sábado junto a su número dos, Adolfo Suárez Illana, junto a la estatua del expresidente Suárez en Ávila, una de las figuras que más reivindica el 'popular'.  

Duros reproches a rivales y posibles aliados futuros

En los primeros mítines de esta campaña recién iniciada los candidatos están cargando duramente contra rivales naturales pero también contra posibles aliados futuros.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no pierden ocasión para lanzar feroces críticas contra lo que definen como el "trío de Colón", los "tres temores", el "trifachito", la "derecha de las tres siglas" y "los tres pianistas de José María Aznar". Este domingo Iglesias ha añadido una nueva fórmula a las múltiples ideadas por la izquierda para citar al bloque formado por PP, Cs y Vox: "Híbrido extraño entre Don Pelayo y Margaret Thatcher". 

El candidato socialista ha llegado a citar a Blas Piñar, de Fuerza Nueva, para comparar este partido con Vox, además de insistir en que "la ultraderecha marca el paso de la derecha", en la que incluye a Cs y a su líder, al que acusa de "chaquetero". Tanto Sánchez como Iglesias reprochan a estos partidos apropiarse de la bandera española con un "patriotismo falso". 

Entre Sánchez e Iglesias de momento, no hay ataques muy duros, aunque Iglesias ha insistido este domingo en preguntar al presidente si va a pactar con Cs- en lo que sería, a su juicio, un gobierno "de derechas". Sánchez, de momento, no menciona a Unidas Podemos ni a su líder en los mítines, aunque insiste en la necesidad de aglutinar en torno al PSOE el voto contra PP, Cs y Vox.

En el bloque de la derecha, por su parte, la temperatura va subiendo. La batalla también ha comenzado por ese lado con un aumento de los dardos entre Rivera y Casado, que en precampaña se ofrecieron cargos y ahora pelean por ver quien lidera para repetir en España el modelo andaluz. Eso sí, las críticas más potentes van, por parte de ambos, a Sánchez: "Enemigo de la patria", "peligro para España" y "el zorro cuidando de las gallinas" son algunos de los 'piropos' dedicados al socialista.

El candidato de Vox casi ataca con la misma virulencia a PSOE que al PP de Casado, al que define como "traidor a la patria" y acusa de "arrodillarse ante Otegi".

Cerrado el primer fin de semana de campaña, los candidatos, sin descanso, afrontan una Semana Santa en la que no pararán, aunque sí reducirán los actos y mítines sobre todo en los días festivos. 

Noticias

anterior siguiente