Enlaces accesibilidad

Festival de Málaga

'Los días que vendrán': la crónica de un embarazo real que conquista Málaga

  • El director Carlos Marques-Marcet presenta su tercer largometraje en el certamen malagueño
  • Una disección del embarazo real de la pareja de actores protagonistas trasladado a la ficción

Por
Presentación de "Els dies que vindran (Los días que vendrán)" en el Festival de Málaga
El director Carlos Marques-Marcet (c) posa con los actores, David Verdaguer y María Rodríguez en Málaga EFE

Cuando el director Carlos Marques-Marcet rodaba Tierra firme, una película sobre la decisión de tener hijos, David Verdaguer, uno de sus protagonistas e íntimo amigo comunicó el embarazo de su pareja, la actriz María Rodríguez Soto.

La vida y el cine se dieron la mano en una casualidad que los tres no quisieron desaprovechar. Así arrancó el embrión de Los días que vendrán: la disección mes a mes de la gestación real de los actores y tercer largometraje de Marcet, participado por RTVE.

Verdaguer y Rodríguez se transmutaron en la pareja de ficción compuesta por Vir, impulsiva y resuelta, y Lluís, tímido y responsable, que se embarazan por sorpresa tras un año de relación.

Los intérpretes cuentan cómo levantaron desde cero unos personajes “completamente opuestos a ellos”. Un necesario trabajo de “alejamiento y creación” en un juego de espejos.

“Yo al principio me asusté pero María lo tuvo claro desde el principio. Nos sentimos cómodos y cuando ensayamos con Carlos, él aprovechaba lo que nos pasaba a nosotros pero lo trasladaba a los personajes y generaba un conflicto”, explica David Verdaguer (Verano 1993), actor fetiche del realizador catalán.

María Rodríguez traslada el punto de vista a la exploración de cómo vive cada miembro de la pareja el cambio. “Son realidades muy diferentes porque como mujer notas cómo tu cuerpo se va transformando. Las hormonas te hacen estar de una manera o de otra y el hombre está ahí viéndolas venir. Hasta que no tiene al peque en brazos no se da cuenta de todo el proceso que ha pasado ella. Esa falta de empatía por un lado y por el otro también la queríamos mostrar”.

Cada uno de los miembros de la pareja vive de forma diferente el embarazo TVE

La cinta se ha presentado en el ecuador del Festival de Málaga donde ha dejado buenas sensaciones que resuenan a premios. Marcet ya triunfó en el certamen con su aclamada ópera prima 10.000 kilómetros (2014) sobre los escollos de una relación a distancia.

El director señala que Los días que vendrán es el cierre natural de su trilogía sobre la “experiencia del otro y la búsqueda de la felicidad”.

“Creo que de alguna forma está película es la que va un poco más adentro. También es la más universal y menos sujeta al tiempo que vivimos. Es un proceso que todo el mundo va a experimentar o ha vivido mientras estemos los humanos. No todos vamos a ser padres pero todos hemos sido hijos”, reflexiona Carlos Marques-Marcet.

Un ejercicio "mágico" de improvisación

En este foco sobre la intimidad, el realizador optó por rodar largas improvisaciones que luego depuraba hasta convertirse en escenas naturalistas ”a medio camino entre el documental y el teatro”.

Generaron “miles de descartes” en la construcción de un proceso de vida, pero también emergieron “momentos mágicos” como la toma improvisada en la que escogen el nombre del bebé a través de un juego.

Una sensación de privacidad reforzada por un rodaje casero con planos muy cortos sobre los rostros de los actores, que interpretaron rodeados de amigos en un camino por etapas.

“Hicimos como seis o cinco minirodajes mientras estaban embarazados. Más o menos una vez al mes”, relata el director que añade que sumaron más de 50 horas de grabación, “casi una superproducción para mí”, dice entre risas.

Los actores encarnan a Vir y Lluís una pareja que se embaraza por sorpresa

Las dudas y las discusiones se mezclan en la aterradora y fascinante experiencia del embarazo. La metamorfosis nace desde el primer segundo con roles de género que se creían superados o las repercusiones en la vida profesional, explica el equipo.

“A mi personaje le echan del trabajo por el embarazo. Y es ver cómo te pones delante de esa situación. Me han despedido, estoy de cinco meses y no me van a coger en ningún sitio. También te planteas si estoy renunciando a mí misma para ser madre. Eso es algo que a mí María también me pasó cuando me quedé embarazada, se me cayó un trabajo y piensas ahora qué”, se sincera la actriz.

Cómo aprender a ser más de dos es un misterio y cómo sobrevivir al impacto en la pareja, otro. “Debería haber una segunda parte porque impacta más cuando pasa un tiempo. Tú crees que el marrón es durante los nueve meses pero es lo que viene luego cuando tienes a la hija”, comenta David Verdaguer mientras coge en brazos a su pequeña de dos años, la verdadera protagonista de esta historia.

Noticias

anterior siguiente