Enlaces accesibilidad

Presupuestos

ERC y el PDeCAT mantienen su veto a los presupuestos: "Tenemos el derecho a plantear la autodeterminación"

  • Desde ERC, Joan Tardà, insiste en que "Cataluña tiene derecho a decidir su futuro"
  • El PDeCAT llama al Gobierno a volver a negociar, "hablar de todo" y dice que hay tiempo para retirar la enmienda

Por
ERC y el PDeCAT mantienen su veto a los presupuestos: "Tenemos el derecho a plantear la autodeterminación"

Esquerra Republicana de Catalunya y el PDeCAT han ratificado este martes en el debate de presupuestos que mantendrán el veto a la cuentas del Gobierno de Pedro Sánchez ante la negativa de este a incorporar el derecho de autodeterminación al diálogo político sobre Cataluña, si bien han dejado un resquicio abierto a modificar su postura si el Ejecutivo se aviene a "hablar de todo", un extremo que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya había descartado por la mañana.

El portavoz de ERC, Joan Tardá, ha explicitado la posición de los dos partidos soberanistas al señalar que es "tan legítimo poner encima de la mesa la autodeterminación como la autonomía. Tenemos el derecho a plantear la autodeterminación", ha reclamado, mientras que el portavoz del PDeCAT, Ferran Bel, ha insistido en entablar un "diálogo franco, sin limitaciones", sin mencionar explícitamente la autodeterminación.

En cualquier caso, Montero ha vuelto a dejar claro que ese asunto "nunca estará en el orden del día", lo que parece alejar la posibilidad de una tramitación de las cuentas, a pesar de que Bel haya insistido que "aún hay tiempo" para retirar su enmienda a la totalidad. La ministra, sin embargo, ha recalcado que "no puede haber democracia fuera de la ley", que hay oportunidad para "seguir avanzando y conseguir mayores cuotas de autogobierno", pero que no se pueden poner al mismo nivel autodeterminación y autonomía: "La segunda es un derecho, la primera no".

En un debate presupuestario marcado por la crisis catalana y por la coincidencia con el inicio de juicio del 'procés', los dos portavoces catalanes han denunciado lo que han calificado como "el juicio de la vergüenza", una "causa general" contra el independentismo, y han lamentado que en pleno siglo XXI haya "presos políticos", al aludir a los políticos catalanes encausados en el Tribunal Supremo.

Tardà apela a la mayoría de la moción de censura

En su intervención, Tardà ha criticado que el Gobierno les tilde de "chantajistas", al recordar que su partido ha votado a favor de todos los decretos de ley presentados por el Gobierno socialista, salvo el de la vivienda. Montero, en cambio, el ha replicado que su negativa a tramitar las cuentas "no se va a entender en Cataluña" cuando hay "1.400 millones de euros más del sistema de financiación", llegando a hablar incluso de un "un error histórico" y repitiendo el calificativo de "chantaje".

Desde ERC han recordado que apoyaron la moción de censura "a cambio de nada", pero que querían un escenario de diálogo "sin trampas". Así, Tardà ha defendido que hay una mayoría social en Cataluña a favor del "derecho a decidir" y ha insistido en buscar una solución "democrática al conflicto".

El portavoz republicano, que ha acabado su discurso con un "viva el republicanismo catalán, viva el republicanismo español y viva la democracia", ha advertido en su réplica de que "es evidente que no seremos capaces de construir una solución si no integra a la Cataluña real" y le ha reprochado al Gobierno lo que considera falta de valentía política: "Teníamos en la mano un espacio de diálogo y no han sido capaces de aguantar el chaparrón de la derecha".

Montero, por su parte, le ha contestado que al final "va a unir sus votos con las derechas", al bloque "que pide el 155 sine die", en el rechazo a los presupuestos y que, con esa decisión, no va a permitir que haya "mayores recursos para Cataluña" y "medidas sociales para intentar revertir los recortes del Partido Popular".

Rufián asegura que ERC mantiene su enmienda a los Presupuestos porque no se dan "sus condiciones"

El PDeCAT apunta a Sánchez

Desde el PDeCAT, Ferran Bel ha insistido en llamar al Gobierno a volver a negociar, asegurando que "aún hay tiempo para retirar" la enmienda a la totalidad. En este sentido, ha insistidoInsiste en que hay "un problema político" en Cataluña y que el diálogo franco es "poder hablar de todo", incluido "cambiar la ley".

En este sentido, Bel ha señalado que el responsable de que los presupuestos sean devueltos, y de una eventual convocatoria de elecciones generales, es el propio Pedro Sánchez. De hecho, ha comentado que el Ejecutivo podría seguir gobernando con presupuestos prorrogados y a base de decretos de ley, mientras Montero negaba con la cabeza desde la bancada del Gobierno.

También ha querido sacudirse la responsabilidad de que los beneficios esgrimidos por la titular de Hacienda no acaben de llegar a Cataluña: "En realidad, no cumplen la disposición adicional [del Estatut que garantiza un mínimo de inversiones], faltan 300 millones de euros", ha argumentado.

En este sentido, ha subrayado que el presupuesto que proponen los socialistas "no es óptimo, inmejorable para los catalanes. Mejora al anterior, pero no es el presupuesto que queremos", ha espetado, en un último intento de trasladar la responsabilidad de la ruptura de las negociaciones al Gobierno.

Noticias

anterior siguiente