Enlaces accesibilidad

Alemania

Angela Merkel pide una CDU "centrista y unida" en el congreso de su despedida

  • La canciller alemana ha presidido la Unión Cristianodemócrata (CDU) durante 18 años
  • Ha hecho un guiño a una de las candidatas a sucederla, la secretaria general Annegret Kramp-Karrenbauer

Por
 Angela Merkel, emocionada, abre el congreso en el que se despide de la CDU
Angela Merkel, emocionada, abre el congreso en el que se despide de la CDU REUTERS / FABRIZIO BENCHS

La canciller alemana, Angela Merkel, ha abierto el congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU), en el que se despide como líder del partido tras 18 años en su jefatura, en medio de una cerrada ovación de los 1.001 delegados puestos en pie.

La jefa de la CDU ha dirigido un primer saludo a los asistentes al congreso, que se celebra en Hamburgo, la ciudad donde nació Merkel, interrumpido por constantes aplausos de sus correligionarios.

"Este es un congreso extraordinario, del que espero que la CDU salga reforzada y cohesionada", afirmó la líder alemana, para insistir en su convicción de que el partido debe seguir siendo "una fuerza mayoritaria y centrista" y "unida".

Un guiño a Kramp-Karrenbauer

Una referencia, la de "centrista", que se interpreta como un guiño de la canciller a una de las candidatas a sucederla: Annegret Kramp-Karrenbauer, de 56 años y leal a la línea de Merkel.

Para la canciller, Alemania vive momentos de fuerte "polarización social", agravados por la irrupción de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en el panorama parlamentario alemán. Merkel hadestacado a continuación la necesidad de desmarcarse de estas vías.

"Nosotros no incitamos al odio ni aislamos a nadie", "no discriminamos a nadie", "no hacemos diferencias entre el respeto a la dignidad humana", ha proclamado para insistir en que desde la CDU "nos desmarcamos de quienes lo hacen" y "representamos los valores democráticos".

Además, Merkel ha hecho referencia directa a Annegret Kramp-Karrenbauer, recordando que el partido había logrado en su "Land", el Sarre, más del 40% de los votos.

En su discurso de apertura Merkel ha recordado su llegada hace 18 años al partido en medio de un escándalo de financiación ilegal con Helmut Kohl al frente del partido. "Superamos aquel momento", ha dicho Merkel, y ha apelado a que es el momento de "mantenerse unidos" y "liderar unidos".

Mantenerse en el centro

Merkel ha tratado hasta ahora de mantenerse neutral en cuanto a su sucesión, aunque eran sabidas sus preferencias hacia Kramp-Karrenbauer, conocida como AKK, y que muchos veían claramente como su sucesora.

Los otros dos candidatos a suceder a  representan a las corrientes derechistas: el exjefe del grupo parlamentario Friedrich Merz, de 63 años, y el ministro de Sanidad, Jens Spahn, de 38.

Varios nombres de peso del partido, como el presidente del Parlamento alemán, el Bundestag, Wolfgang Schäuble, apoyan a Merzque ha sido claro rival de la canciller dentro de la CDU, partidario de revisar la política de asilo y de contribuir más a la Unión Europea.

Merz apuesta por un giro a la derecha en la CDU para que hacer frente a Alternativa para Alemania, un partido de ultraderecha nacido en 2013 y que en las últimas elecciones consiguió 94 escaños y se convirtió en la primera fuerza de la oposición.

Un congreso "emotivo"

A los delegados de la formación compete elegir a la nueva cúpula al completo, además de la presidencia, para lo que se prevé un pulso entre el ala continuista y el giro a la derecha al que aspira parte de la CDU.

No se descarta que en el congreso surjan otras candidaturas alternativas, ya que los estatutos de la formación contemplan esa posibilidad, recordó ayer el secretario ejecutivo de la CDU, Klaus Schüler, tras la última reunión de la cúpula del partido.

"Es un congreso extraordinario, con una gran carga emocional", destacó Schüler, en alusión a que desde hace décadas no hay una elección de la jefatura con varias candidaturas y a la despedida como jefa de la formación para Merkel.

Se espera que en la tarde del viernes se debata la moción correspondiente al Pacto Mundial Migratorio de la ONU, que en caso de no poder abordarse pasaría al sábado.

Merkel anunció en octubre que dejaba el liderazgo de la CDU pero continuaba como canciller, como primer paso para abandonar la primera línea política tras una serie de fracasos electorales de su partido.

Dos candidatos para un partido en apuros

1.001 delegados y delegadas elegirán al nuevo líder de la formación en el congreso que se celebra en Hamburgo. Lo más probable es que encabece la lista de las elecciones federales de octubre de 2021.

Kramp-Karrenbauer (56 años) presidió el estado del Sarre al frente de una coalición con los Verdes y los Liberal Demócratas, lo que demuestra unas dotes de negociación que serán muy necesarias en un panorama político fragmentado, informa Reuters.

A diferencia de Merkel, Kramp-Karrenbauer es partidaria de obligar a las empresas a que sus consejos de dirección sean paritarios y a adoptar una postura más dura frente a Rusia, por ejemplo en la crisis con Ucrania.

No obstante, ha reconocido que no tiene "receta" para el futuro de la CDU.

Por el contrario, las posiciones de Merz (63 años) tienen más apoyos dentro del partido. Quiere recortes de impuestos, una UE más fuerte y una posición más firme para frenar el ascenso de la extrema derecha.

Merz parte con la ventaja de que casi un tercio de los delegados del congreso provienen de su estado natal, Renania del Norte-Westfalia.

Merkel comienza a decir adiós

Noticias

anterior siguiente