Enlaces accesibilidad

Los neandertales tenían mayor capacidad pulmonar que el 'Homo sapiens' y caminaban más erguidos

  • Un equipo de científicos ha reconstruido el tórax de un neandertal en 3D a partir de un fósil de hace 60.000 años
  • El tórax era más grande y funcionaba de forma distinta, una "diferencia sorprendente" para los investigadores

Por
Imagen de recurso de un hombre primitivo
Imagen de recurso de un hombre primitivo. THINKSTOCK

Los neandertales respiraban mejor y de forma distinta al Homo sapiens y caminaban más erguidos, según ha concluido un equipo científico que ha reconstruido en 3D el tórax de un neandertal. 

El estudio del individuo Kebara 2, un varón joven que murió hace unos 60.000 años y cuyos restos fueron descubiertos en 1983 en el yacimiento israelí de Kebara, apoya la teoría de que la capacidad pulmonar de los neandertales era mayor y su columna vertebral más estable. ​

La investigación, publicada en la revista Nature Communications, ha sido liderada por el investigador del Ikerbasque en la Universidad del País Vasco, Asier Gómez-Olivencia y la investigadora del Ono Academic College de Tel Aviv (Israel), Ella Been. Arroja nuevos datos al debate sobre la forma de su tórax aunque "todavía queda mucho por hacer", advierte el paleontólogo español.

Un tórax más ancho que el nuestro

El esqueleto conservaba todas las vértebras y costillas, la pelvis y el hueso hioides, lo que lo convirtió en el esqueleto con el tórax más completo del registro fósil neandertal. Para recrear el modelo, los investigadores escanearon una a una todas las vértebras y costillas y luego las ensamblaron en 3D, una imagen que compararon posteriormente con escáneres médicos de hombres modernos a actuales.

Concluyeron así que, aunque su columna vertebral era del mismo tamaño que la del humano moderno, esta era más estable y erguida. Otro hallazgo sorprendte fue el tamaño del tórax, que era "más ancho en la parte inferior que el de los humanos modernos".

Esta diferencia de tamaño demostró que los neandertales "respiraban de manera distinta. Tenían los mismos mecanismos que nosotros pero los usaban de maneras distintas: ellos dependían más del diafragma para respirar y menos de la caja torácica, mayor capacidad pulmonar", destaca Gómez Olviencia. Los resultados son además "coherentes con estudios previos" de otros autores de la investigación, que apuntaban a que los neandertales tenían una capacidad pulmonar un 20% superior.

"Sorprendentes diferencias" con el humano

El estudio ha revelado además "diferencias entre el tórax humano moderno y el neandertal sorprendentes", según ha destacado el investigador español a Efe. Gracias al éxito a la hora de determinar la forma del tórax, los investigadores obtuvieron "información sobre su respiración y equilibrio", necesarias para averiguar "cómo se movían en su entorno", añade Gómez-Olivencia. 

Allí reside la importancia de Kebara 2, que según el investigador, "puede desvelarnos todas las diferencias morfológicas del tórax entre los neandertales y nuestra especie, el hombre moderno". 

"Los neandertales están estrechamente relacionados con nosotros, con complejas habilidades culturales muy parecidas a las de los humanos modernos, pero su forma física es distinta a la nuestra en aspectos importantes. Entenderlas nos permitirá entender mejor nuestro propio camino evolutivo", ha explicado a Efe Patricia Kramer, antropóloga de la Universidad de Washington y coautora del trabajo.

Los neandertales habitaron Europa Occidental y Asia Central durante más de 200.000 años en periodos de glaciares e interglaciares y, durante ese tiempo, neandertales y sapiens no solo compartieron espacios comunes, sino que tal y como han demostrado diversos estudios de ADN, también llegaron a cruzarse.

El próximo reto en la investigación será determinar si el tórax neandertal era distinto según el sexo, como ocurre en el hombre moderno, y reconstruir el punto de unión entre el brazo y el tórax para ver cómo se articula mecánica y morfológicamente. 

Noticias

anterior siguiente