Enlaces accesibilidad

La coalición que lidera Arabia Saudí reconoce que el bombardeo que mató a 40 niños en Yemen fue "injustificado"

  • La coalición se compromete a que los responsables de la masacre rindan cuentas ante la justicia

Por
Niños yemeníes heridos en el ataque en Sadaa son atendidos por servicios sanitarios
Niños yemeníes heridos en el ataque en Sadaa son atendidos por servicios sanitarios AFP AFP

La coalición árabe que lidera Arabia Saudí y que lucha contra los rebeldes hutíes en Yemen ha admitido que el bombardeo que efectuó el pasado mes de agosto contra un autobús escolar que mató a 51 personas, entre ellas 40 niños, fue "injustificado", por lo que ha ofrecido sus condolencias a las familias de las víctimas.

En un comunicado difundido este sábado, y recogido por Reuters, la coalición se ha comprometido a que los responsables de la masacre rindan cuentas y han señalado que revisarán sus reglas en combate para evitar que se repitan actos como ese.

Poco antes, el asesor jurídico del comité de evaluación de incidentes de la alianza militar, Mansur Ahmed al Mansur, había señalado en rueda de prensa que se estaba realizando una investigación para que los responsables de la masacre rindan cuentas ante la justicia.

Además, Al Mansur había reconocido que la operación fue un fracaso de ejecución y ha reconocido que "hubo un claro retraso a la hora de preparar el avión de combate, y se perdió la oportunidad de atacar lo que iba a ser un objetivo militar a campo abierto para evitar daños colaterales", según recoge Europa Press.

La coalición reconoce "errores" en el ataque

Al Mansur ha asegurado este sábado que el autobús transportaba, según la información de la coalición, a "líderes hutíes" y que algunos rebeldes perecieron. "Pero el ataque también causó daños colaterales", ha reconocido refiriéndose a las muertes de los niños.

Uno de los "errores" que se cometió, según el portavoz de la coalición, fue que "se había dado una orden de no atacar el autobús que estaba en el medio de los civiles, pero esta orden llegó tarde", recoge AFP.

Otro "error", según el funcionario saudí, es que "el objetivo no era un peligro inmediato y que apuntar al autobús en un área residencial no estaba justificado en ese momento". "Las fuerzas de la coalición deben castigar a los responsables de estos errores", ha aseverado Al Mansur.

El ataque aéreo tuvo lugar el 9 de agosto en la provincia de Sadá, bajo control de los hutíes y generó la condena casi unánime de la comunidad internacional, incluyendo a Naciones Unidas y organismos humanitarios como Cruz Roja.

Noticias

anterior siguiente