Enlaces accesibilidad

Elecciones en Italia

El Movimiento Cinco Estrellas y La Liga ultiman un acuerdo de gobierno entre la inquietud de los mercados europeos

  • Ambos partidos esperan tener cerrado el programa conjunto este miércoles
  • El próximo lunes presentarán su proyecto al presidente de la República
  • La filtración de un borrador con medidas como la salida del euro inquieta a la UE
  • La Bolsa de Milán se ha dejado un 2,32% y el bono italiano sube un 2,096%

Por
Los líderes del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, y de La Liga, Matteo Salvini
Los líderes del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, y de La Liga, Matteo Salvini. EFE

El Movimiento Cinco Estrellas y La Liga ultiman este miércoles un acuerdo de gobierno en Italia, tras más de dos meses de bloqueo político, entre la inquietud de los mercados europeos tras filtrarse un borrador del pacto en el que se incluían medidas como un mecanismo para salir del euro, la renegociación de los tratados europeos y la condonación de 250.000 millones de deuda en manos del Banco Central Europeo.

Aunque ambos partidos han asegurado a través de un comunicado que ese documento era solo un primer esbozo y que ya ha sido "ampliamente modificado", el temor se ha instalado en la Unión Europea ante el que, de concretarse, sería el primer gobierno abiertamente euroescéptico en uno de los grandes países del club comunitario.

En cualquier caso, las negociaciones, que arrancaron hace una semana bajo la amenaza de un gobierno técnico que sacara al país del estancamiento en el que se halla sumido tras las elecciones del pasado 4 de marzo, no han concluido todavía y deben superar escollos significativos, como la elección del futuro primer ministro.

El líder de La Liga, Matteo Salvini, ha señalado en un vídeo colgado en sus redes sociales que "sería de locos abandonar en el momento de la verdad", y ha recalcado que no le intimidan ni las reacciones negativas de los mercados ni lo que considera ataques de los medios de comunicación: "Cuanto más nos insultan, más nos amenazan, más nos chantajean, más deseo embarcarme en este reto", ha asegurado.

Salvini ha avanzado el programa de lo que denominan "contrato para un gobierno de cambio" estaría concluido a finales de la jornada del miércoles, de forma que ambos partidos tienen previsto informar al presidente de la República, Sergio Mattarella, sobre sus avances para lograr gobernar el próximo lunes.

Los resultados de las elecciones abocan a Italia a la ingobernabilidad

Sin nombre para el primer ministro

Por el momento, no hay pistas sobre quien será el primer ministro de ese posible gabinete: tanto Salvini como el líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, habían reclamado para sí el cargo tras las elecciones, pero ahora han pactado que ninguno de ellos dirija el Ejecutivo. Así, tienen pendiente consensuar un nombre admisible para ambos.

La filtración de ese controvertido borrador inicial también ha agudizado las dificultades para cerrar el acuerdo, ante la avalancha de reacciones que ha suscitado entre políticos, expertos y periodistas, que critican sobre todo su "ingenuidad".

Entre las numerosas medidas incluidas en el documento de 39 páginas figuran la introducción en los tratados europeos de mecanismos "técnicos de naturaleza económica y jurídica que permitan a los Estados miembros salir de la Unión Monetaria, y recuperar así su soberanía monetaria".

En otro punto, se evoca la posibilidad de exigir al Banco Central Europeo que condone unos 250.000 millones de euros de deuda italiana adquiridos por la autoridad monetaria en su programa de compra de títulos soberanos.

La propuesta ha elevado los tipos de interés de la deuda italiana y el coste de los seguros contra impago, incluso cuando el responsable económico de La Liga, Claudio Borghi, ha asegurado que el documento filtrado recogía "solo algunas notas" y ha aclarado que esa petición nunca ha estado en el programa de gobierno, sino que se pretende que los bonos en manos del Banco Central Europeo no se tengan en cuenta a la hora de calcular el endeudamiento del país a afectos del Pacto de Estabilidad.

La victoria del M5S y el auge de la Liga abocan a Italia a la ingobernabilidad

Los mercados castigan a Italia y al euro

Los mercados financieros, sin embargo, no han apreciado el matiz: la Bolsa de Milán se ha desplomado durante la jornada y su principal índice, el FTSE MIB, ha cerrado con una caída del 2,32 %, mientras el bono italiano a diez años subía hasta el 2,096 %. Las turbulencias han alcanzado al euro, que se ha dejado otro 0,48 % frente al dólar y se cambiaba al cierre de la sesión a 1,178 dólares.

En última instancia, la inquietud de los mercados revela el temor a que ese posible gobierno de corte euroescéptico no cumpla con los compromisos adquiridos, así como a que se dispare el gasto público ante las dificultades, reflejadas en el documento filtrado, de encontrar recursos que financien las promesas de ambos partidos durante la campaña electoral.

La Liga, por ejemplo, ha propuesto un tipo fiscal único del 15 %, que reduciría los ingresos en 80.000 millones de euros al año, según las estimaciones, mientras el Movimiento Cinco Estrellas pretende introducir ayudas sociales por valor de 17.000 millones. Además, ambos partidos han abogado por retirar la controvertida reforma de las pensiones, lo que supondría 15.000 millones de euros más de gasto este año, cuando Italia ya acumula una deuda que supera el 130 % de su PIB, una tasa solo inferior en la Unión Europea a la de Grecia.

Salvini ha restado importancia a la posibilidad de ampliar el déficit público, mientras que Di Maio ha declarado que "la receta para reducir la deuda pública es inversiones y políticas expansivas", lo que no ha logrado convencer a las autoridades europeas, instaladas en el control del déficit y la deuda tras años de austeridad.

Con la Unión Europea habrá el máximo diálogo, pero no seremos subalternos de ningún eurócrata

"Puedo entender que el acuerdo pueda asustar a un cierto 'grupo de poder' europeo", ha admitido Di Maio, quien ha dejado las cosas claras a Bruselas: "Con la Unión Europea habrá el máximo diálogo, pero no seremos subalternos de ningún eurócrata".

Noticias

anterior siguiente